viernes, 14 de septiembre de 2012

21:9 ¿Una relación de aspecto con futuro?

philips1
La relación de aspecto 21:9 reapareció este año en la feria IFA en Berlín con tres representantes: Un monitor de LG, un televisor de la misma marca y un notebook de Toshiba, estirados para incorporar al widescreen en su máxima expresión. También la firma estadounidense Vizio anunció un televisor en este formato para este año. Sin embargo, este mismo 2012, Philips anunció que descontinuaría la fabricación de su televisor 21:9 lanzado en 2009. ¿La razón? La baja demanda.

Entonces, ¿a dónde va el 21:9 y para qué nos sirve?

La idea de este formato es mostrar contenidos en 2560×1080 (en comparación a los 1920×1080 de un 16:9), diseñado para emitir películas grabadas en CinemaScope o formato anamórfico moderno. En simple, esta relación de aspecto es usada para grabar las películas que se muestran en el cine.
De este modo, si logras obtener una película en su formato original (como 2.35.1 o 2.40.1), podrías verla sin necesidad de barras negras en la parte superior e inferior de la pantalla con un televisor 21:9. El lado malo es que todo el resto del contenido tendrás que verlo con barras negras verticales a ambos lados de la pantalla.
Con esto último en mente, es fácil ver por qué a Philips le costó tener éxito con su televisor. Esta categoría probablemente no pasará de ofrecerse a un nicho de gente interesada en tener un cine en la casa, usando un televisor especial con contenidos especiales. El precio y limitada disponibilidad lo hacen además poco accesible.

Laptops y monitores


Esto podría funcionar de forma diferente en el caso del monitor de LG y el laptop de Toshiba. A juzgar por los comentarios, el monitor tuvo una muy buena recepción entre los lectores de FayerWayer, considerando que podría ser práctico para quienes conectan dos monitores o más a su PC para trabajar.
El monitor estila la misma resolución de 2560 x 1080 pixeles que los televisores, de modo que además de dar espacio extra para abrir muchas ventanas y programas, también permite ver películas en formato de cine. Es de 27 pulgadas, así que quizás no será tan cómodo como  los modelos de 58″ de los televisores, pero podría utilizarse de esta manera también.
Según Reg Hardware, que pudo probar el equipo, la pantalla puede dividirse en dos o incluso en cuatro partes si fuera más cómodo para trabajar. Hasta ahora no se conoce el precio ni la disponibilidad de este monitor, que sin duda ha despertado curiosidad.
Más dudas nos despierta la propuesta de Toshiba con un laptop en este formato. Tiene una pantalla de 14,4 pulgadas con una resolución de 1.792 x 768 pixeles, y aparentemente está pensado también para reproducir películas al estilo del cine. También da un espacio más amplio para trabajar de forma horizontal en la pantalla, ideal para programas que usen muchas columnas, o para ordenar ventanas una al lado de la otra.
Sin embargo, se trata de una forma nueva que no tiene fundas ni mochilas, por ejemplo, lo que podría complicar el transporte de sus 1,5 kilos de peso. El dispositivo está a la venta en Estados Unidos por USD$1.000, y sigue siendo el único de su tipo. Se ve difícil que este estilo llegue a masificarse, al contrario de lo que podría ocurrir con los monitores, donde sí podría haber mayor oferta.
Fuente: http://www.fayerwayer.com/2012/09/219-una-resolucion-con-futuro/