viernes, 28 de septiembre de 2012

Nuevo tráiler de The Hobbit: An Unexpected Journey

Peter Jackson es ya casi un habitante de la Tierra Media creada por la imaginación de J. R. R. Tolkien. Si ya dirigió las tres partes de The Lord of the Rings, ahora ha enfocado su mirada sobre The Hobbit, la novela que narra cómo obtuvo Bilbo Bolsón el anillo que tantos conflictos desencadenó posteriormente. Y, para captar una época y un universo, lo importante es la atmósfera, dilatar las secuencias y los hechos. Hay que generar la sensación de habitar, no sólo narrar. Por ello, ha dividido The Hobbit en tres fragmentos para realizar tres films, y el primero, The Hobbit: an unexpected journey (El Hobbit, un viaje inesperado), ya dispone de un nuevo tráiler en la red, aprovechando la celebración de la Semana de Tolkien, de quien se cumplen 75 años desde la publicación de su primera novela.
El film relata el viaje de un grupo de 12 enanos a La Montaña Solitaria para recuperar un tesoro robado por el dragón Smaug. Este tráiler revela nuevas imágenes no publicadas antes por el film, y respeta los espacios ya desarrollados en The Lord of the Rings: sería un error tratar de modificar el imaginario ya generado con la trilogía fílmica que él mismo realizó. De hecho, Jackson decidió repetir con el mismo equipo con el que rodó la trilogía, para lograr una coherencia del universo.
Se observa una evolución en cuanto a efectos visuales, aunque su revolución está mucho más interiorizada, en el corazón del plano: Peter Jackson ha decidido rodar al doble de la velocidad normal, es decir, a 48 fotogramas por segundo en lugar de a 24 fotogramas. Con esta propuesta, pretende lograr una mayor fluidez en el movimiento cinematográfico y reducir el salto entre fotogramas, que a veces genera un leve parpadeo en su continuidad. Además, según Peter Jackson, es más adecuado para el 3D, formato en el que presentan su film. Él mismo afirmó las restricciones de los 24 fps en faceboook.
No obstante, se produce una curiosa paradoja, y es que pese a aumentar la densidad de fotogramas, el efecto es antirrealista: el aumento de fotogramas es más adecuado para el género fantástico, como The Hobbit, porque los 48 fps producen un efecto de distanciamiento. Y esto se debe, sobre todo, a herencia cultural: asimilamos el cine con la proyección a 24 fps (del mismo modo que asociamos el cine mudo a una proyección a 16 mm), y percibimos la estética fílmica a través de tal parpadeo entre plano y plano.
Por ello, la magia del cine parece diluirse en la radical nitidez de cada plano, que estalla con su extrema fluidez y su mayor grado de detalle en el movimiento. Su efecto puede aproximarse a la imagen de las televisiones de última generación. Habrá que esperar a los cines para experimentar esta nueva sensación fílmica, que supondrá un coste extraordinario para las salas de cine, por lo que no todos proyectarán la película con tal grado de calidad.

Protagonizada por Martin Freeman, que encarna a Bilbo Bolsón, en el reparto repiten rostros de The Lord of the rings, logrando esta coherencia en el universo creado por Tolkien y materializado a imagen fílmica por Peter Jackson. Así, aparece Ian McKellen, que repite como Gandalf; Elijah Wood, que vuelve a aparecer como Frodo; Orlando Bloom, de nuevo como Legolas. Su estreno está proyectado para el 14 de diciembre en EEUU y España, por lo que la espera hacia ese viaje inesperado cada vez se hace más breve.
Pero para ver la narración completa, la espera se dilata, pues se prevé el estreno de cada una de las partes en un año diferente: este diciembre la primera parte; en diciembre del año que viene la segunda, The Hobbit: The Desolation of Smaug (El Hobbit: la desolación de Smaug); y en julio de 2014 será lanzada la tercera parte, The Hobbit: There and Back Again (El Hobbit: partida y regreso).
Fotos: Anomalous Material
Fuente: http://extracine.com/2012/09/nuevo-trailer-the-hobbit-un-unexpected-journey