miércoles, 19 de septiembre de 2012

Una pared portátil para rebotar tu flash

El flash es una herramienta poderosa, probablemente sea una de esas que suponen redescubrir la fotografía, como cuando comienzas a utilizar una lente con gran apertura o empiezas a jugar con una reflex por primera vez. Controlar la luz es uno de los pasos claves en el camino del aprendizaje y el flash, externo, interno o de estudio es la mejor vía.
Una de las tareas más básicas a la hora de utilizar un flash es aprender a direccionar la luz, rebotandola o proyectándola con un snoot, entre otras opciones, ya que una luz fuerte, directa a un rostro no es nada especial y probablemente produzca el efecto contrario al deseado. Artilugios para hacer que la luz vaya a donde queremos hay miles, desde los más caros hasta los más sencillos y en este caso es uno bastante… peculiar, como nunca había visto antes.

BounceWall es una pared portátil, pequeña y que flota por encima tuyo como un aura de ángel descentrada. Más allá de la gracia que puede causar tener una minipared sobre tu hombro, según el Strobist, blog por excelencia acerca de los flashes, resulta ser más que útil. Al evitar disparar toda la luz sobre el sujeto, BounceWall la difumina y la dispersa, dejando que llegue al protagonista con menos fuerza y por lo tanto dándole un aspecto más natural.

Este artefacto hará su debut en el Photokina de este mes, a un precio de $99 dolares. Si ese precio es demasiado para ti, ya existe una versión por el %1 de su valor original, aunque no tan glamoroso:

Fuente: http://altfoto.com/2012/09/una-pared-portatil-para-rebotar-tu-flash