miércoles, 5 de diciembre de 2012

Pete Best, el primer baterista de Los Beatles, visita Chile: "Soy mejor que Ringo"

Fue expulsado de la banda de Liverpool en 1962, antes del éxito. Y desde entonces ha tratado de entender los motivos de su despido. "¿Hablará Paul alguna vez? No lo sé", se cuestiona buscando una respuesta. Se presentará en Concepción y Santiago, los días 7 y 9 de diciembre, acompañando a Beatlemanía. 

Pete Best
Foto Archivo
Pete Best (70) estaba destinado a ser el baterista más exitoso del mundo, pero algo ocurrió. En 1962, cuando llevaba dos años tocando en Los Beatles, fue despedido en la oficina del nuevo manager, Brian Epstein. Entonces contrataron a Ringo Starr y, bueno, nació la banda más grande de todos los tiempos.
Best quedó destruido y tuvo que apreciar el éxito de sus amigos de adolescencia desde la distancia. Pero nunca abandonó el rock and roll. Así lo demostrará el 7 de diciembre en el Hotel Terrano de Concepción y el 9 en CasaPiedra (entradas en Ticketek), cuando acompañe a Beatlemanía -gracias a una gestión de Mario Olguín, líder de la banda- interpretando algunos de los temas que Los Beatles tocaban en su prehistoria como "My Bonnie", "Johnny B Good" y, los más populares, "Twist and shout" y "I saw her standing there".
"Haremos un poco de rock and roll, que es lo que tocaban Los Beatles cuando yo estaba con ellos", adelanta Best al teléfono desde Liverpool.
-Hay muchas versiones sobre su salida del grupo. ¿Con cuál se queda?
-Es verdad. Hay demasiados mitos. Es increíble. Van desde ser antisocial hasta no ser un buen baterista, pasando por estilos de pelo (se rumorea que Best se opuso a llevar la melena característica de la agrupación) a no querer ponerme traje. Para mí aún es un misterio. Se ha dicho que no era un buen baterista cuando en verdad en ese momento era uno de los mejores bateristas de Liverpool.
-Otra teoría es que Paul McCartney estaba celoso de su éxito con las mujeres.
-Sí. La gente ha dicho eso también. Pero yo siempre digo que éramos tipos guapos. Todos conseguíamos lo nuestro. A veces yo tenía más que Paul y él a veces tenía más que yo. Pero así es el rock and roll (ríe).
-¿Y qué cree que pasó entonces?
-De verdad no lo sé. Pero hay una persona que está viva y sabe la razón: ese es Paul. ¿Hablará alguna vez? No lo sé. Estoy seguro de que cuando yo ya no esté aquí habrá gente que va a seguir tratando de resolver el misterio. El enigma de Pete Best.
El baterista confiesa que, tras su despido, se hundió en una profunda depresión.
"Fue traumático porque no hubo una alerta", recuerda Best. "Un día estás con la banda y al día siguiente estás en la oficina de Epstein y ya no sigues en el grupo. Pero yo vengo de una familia fuerte. Me costó un corazón roto y problemas financieros, pero llega un punto en que debes dejar eso de lado, si no te transformas en una persona amarga. No tengo resentimientos. Estoy feliz por cómo mi vida siguió. Tengo una gran banda con la que toco en todo el mundo, un matrimonio de 50 años con una chica de Liverpool, dos bellas hijas y un nieto al que idolatro. Así que creo que lo estoy haciendo bien".
La indiferencia de Paul, John, y George
Pero lo que más le duele a Pete Best es que, después de su despido, Los Beatles no volvieron a hablar con él.
"Tocamos en los mismos lugares dos veces, pero no hubo comunicación. Nadie habló con nadie", recuerda el baterista.
-¿Y no trató de exigirles alguna respuesta?
-Sí. Lo intenté. Necesitaba hablar con ellos para entender lo que había pasado, pero ya eran íconos de la música. No podías acercarte a Los Beatles ni llamarlos. Afortunadamente, yo ya estaba con mi banda, tratando de establecerme.
El despechado músico dio vuelta la página formando la Pete Best & The All Stars, agrupación que lanzó un single llamado "I'm gonna knock on your door", que no tuvo éxito. Hasta que conoció a Kathy, una chica que trabajaba en la cadena Woolsworth, se enamoraron y formaron una familia.
"Después de varias noches inquietas tomé la decisión de terminar con el showbiz y convertirme en un tipo normal. Trabajé para el gobierno en Liverpool, en una oficina de empleos. Llegué a ser jefe. Cuando cumplí 25 años de servicio, me retiré. Y en 1988 decidí regresar al showbiz ".
"Viví la muerte de John Lennon en silencio"
Un poco de historia. Pete Best entró a Los Beatles recomendado por Paul McCartney, quien sabía que tocaba batería y tenía un gran carisma. Pero fue John Lennon su gran partner en el grupo. "Pasábamos mucho tiempo juntos. Era mi mejor amigo".
-¿Cómo recuerda el día en que murió?
-Estaba en mi casa en Liverpool. Me estaba preparando para ir a trabajar, en el baño. Las noticias estaban comenzando a llegar y mi esposa me dijo "Pete, debes escuchar esto. Mataron a John". Yo en ese tiempo ni siquiera pensaba en John Lennon. Le pregunté de qué John me hablaba. Y me dijo: "John Lennon, con el que tocabas en Los Beatles". Los medios de Liverpool y de otras partes me empezaron a llamar. Querían mi impresión sobre el asesinato. Pero no pude hacerlo. Pensé que la única manera en que podía ofrecerle mis respetos es no dando entrevistas y recordarlo a mi manera. Y eso es lo que hice. Viví su muerte en silencio. Fue un día triste, perdí a un amigo. Y el mundo perdió a un gran músico.
"Fuimos la primera banda punk"
Al margen de la controversia, Pete Best se queda con los recuerdos de los primeros años. En especial, cuando se presentaban en el Cashab -café de la madre de Best, que funciona hasta el día de hoy- o cuando decidieron emprender ese viaje iniciático que marcó a Los Beatles en plena adolescencia: se instalaron, como banda estable, en un sucio bar de Hamburgo. Pete era el Beatle preferido por el público femenino.
"Fue duro porque tocábamos seis noches a la semana, seis o siete horas al día. Fue trabajo duro. Pero todas esas horas nos hicieron una gran banda de rock and roll. Y cuando volvimos a Liverpool y sólo teníamos que tocar una hora, era muy fácil. La energía con la que enfrentábamos esa hora era asombrosa. Hamburgo fue una escuela".
En esos tiempos, había otro Beatle que se quedó en el camino: Stuart Sutcliffe, quien se enamoró de la fotógrafa Astrid Kirchherr y se quedó en Alemania, donde murió -de un derrame cerebral- en 1962.
"Era un gran tipo, el más chico de la banda, pero con el corazón más grande", recuerda Best. "La gente lo recuerda por ser un mal bajista pero yo siempre he dicho que no lo era. El rock and roll era simple en esos días. Y él tocaba lo que se necesitaba. Era un gran tipo y un buen músico también".
Todo ese período está retratado en la película "Backbeat" (1994), protagonizada por Stephen Dorff.
-¿Le gustó?
-No mucho. La promocionaban como la historia de Los Beatles en Hamburgo, pero nosotros estábamos en segundo plano. Lo que importaba era la historia de amor de Stuart con Astrid. Pero creo que la banda sonora es muy buena. Captura la crudeza y la potencia de Los Beatles en esos días. Fuimos la primera banda punk de la historia (ríe).
-Pete. ¿Es mejor baterista que Ringo Starr?
-Yo siempre lo he dicho y siempre lo diré. Llámalo orgullo de baterista o lo que sea, pero Ringo sólo lleva el compás. Yo, en cambio, soy un verdadero baterista. No hay duda: Soy mejor que Ringo.
Fuente: http://www.lasegunda.com/Noticias/CulturaEspectaculos/2012/11/800955/pete-best-el-primer-baterista-de-los-beatles-viene-a-chile-soy-mejor-que-ringo