jueves, 17 de enero de 2013

¿Qué es el bracketing?

En el día de ayer les contamos sobre la técnica HDR o imágenes de alto rango dinámico que requiere que hagamos varias tomas (como mínimo 3) con diferentes valores de tiempo de exposición. Hoy vamos a ahondar un poco más en este tipo de técnicas donde se juega con los valores de la cámara para poder obtener tomas interesantes. Llegó el turno de una técnica llamadabracketing u horquillado, que consiste precisamente en tomar varias fotografías seguidas, cambiando la apertura del diafragma o la velocidad de obturación. El resultado de este procedimiento es una serie de fotos que tendrán diferentes niveles de exposición.

El bracketing es fundamental en la fotografía HDR porque es una de las principales técnicas para hacerlo, como ayer mencionamos. Muchas cámaras cuentan con la función de bracketing de forma nativa, en este caso estaremos hablando de autobracketing, donde la cámara es programada para hacer varias tomas de acuerdo con determinados parámetros. Sin esta configuración automática, el fotógrafo tomarse el tiempo necesario y hacer cambios de posición para revisar otras alternativas estéticas.
Las nuevas cámaras digitales generalmente cuentan con un botón o una función que activa el modo de bracketing. Cuando se encuentra activada, la cámara hará las modificaciones de forma automática cambiando la configuración de la apertura del diafragma, o de la velocidad de obturación, para tener fotos más claras o más oscuras, resaltando determinadas partes del encuadre, como por ejemplo, los detalles en las sombras o en algunas partes iluminadas, quedando en algunas tomas las partes iluminadas más quemadas, y las zonas oscuras completamente ocultas. Estaremos jugando con la sobreexposición y subexposición para luego retocar en la edición.
Cuando la cámara no cuenta con una funcionalidad de este estilo, el bracketing tiene que realizarse de forma manual. Esto es en realidad también simple, aunque consume más tiempo porque seremos nosotros los que tenemos que apretar el disparador tres veces después de hacer los ajustes necesarios a los valores. Recordemos que, en este tipo de fotografías, es más que recomendable el uso de un trípode para mejorar la estabilidad de la toma.
De forma manual, se tienen que realizar las fotografías seleccionando una exposición como “base”, y luego variando los valores para tener una imagen más oscura y otra más clara. Esto se obtiene moviendo los valores de la exposición, recordemos que un valor de exposición negativo nos traerá una imagen más oscura, mientras que un valor positivo nos dará una imagen más clara. En este caso, el ISO de las tomas debe mantenerse constante, sin variaciones.
El bracketing tiene su empleo más popular en la fotografía HDR, pero no es su único uso. Viene a mano cuando el encuadre tiene muchos contrastes entre luces y sombras, por lo que es ideal para obtener una imagen con un alto rango dinámico. Como dijimos ayer, los programas que cuentan con funciones para encargarse de la edición exitosa de este tipo de imágenes son Photoshop y Photomatix, entre otros.
Foto por Beloved Muse
Fuente: http://altfoto.com/2013/01/bracketing