martes, 19 de febrero de 2013

Cómo limpiar tus lentes con alcohol isopropílico y un hisopo de algodón

Casi siempre nos concentramos en la limpieza del sensor, uno de los componentes fundamentales de nuestra cámara. Pero además tenemos que tener nuestros objetivos bien limpios. El polvo y la suciedad no solamente pueden depositarse en el sensor, sino que también nos pueden dar dolores de cabeza en determinadas condiciones cuando están en las lentes, que veremos más adelante. Una manera simple y barata de limpiar nuestros lentes es con alcohol isopropílico y un hisopo de algodón, lo que no nos demorará nada de tiempo.

El alcohol isopropílico tiene muchos usos. Por ejemplo, se usa en la limpieza de contactos de aparatos electrónicos, y en la de las cabezas magnéticas de cámaras de audio y video. Una de sus principales cualidades es que no deja marcas y tiene una rápida evaporación. Por este mismo motivo, mezclado con agua es uno de los productos más usados para la limpieza de objetivos fotográficos y otros tipos de ópticas.
Con el correr del tiempo, el equipo fotográfico “envejece”, y nuestros lentes no son ajenos a esto. Si tenemos un uso intensivo de nuestro equipo, entonces cada vez que cambiamos el objetivo, estamos dejando entrar partículas de polvo y suciedad. Esto, de acuerdo con The Phoblographer, puede ocasionar una lentitud en el foco automático del equipo. En este sentido, para mantener el equipo a punto con el correr del tiempo, un método efectivo es el uso del alcohol isopropílico.
Fácil de conseguir en cualquier tienda de electrónica, este producto puede ser usado mojando una punta de un hisopo para después limpiar cuidadosamente el cristal del objetivo con apenas un poco de presión. Es importante mojar solamente un poco la punta para evitar que el líquido no se filtre hacia otros componentes de la cámara, fundamentalmente el sensor.
Para poder asegurarnos completamente de la limpieza del objetivo también se sugiere limpiar delicadamente la montura y el área de contacto entre el lente y el cuerpo de la cámara. Para los que tengan un poco más de experiencia, la punta seca del hisopo se puede usar para secar el cristal una vez que terminamos con el proceso de limpiado. Pero como dijimos, este producto seca rápidamente y no debería ser un problema.
Hace un tiempo hicimos un análisis sobre el efecto de la suciedad y las rayas en las lentes. Muchas veces, las partículas de polvo no se encuentran en la parte exterior sino que están en el interior, haciendo que sea prácticamente imposible su limpieza de forma sencilla. Varias veces se ha experimentado con la suciedad en los lentes y muchos afirman que no tiene un impacto grave en el resultado final de las fotografías.
Fuente: http://altfoto.com/2013/02/como-limpiar-lentes-alcohol-isopropilico