jueves, 21 de febrero de 2013

Japonés se come una tarjeta SD, esta sobrevive y las imágenes son recuperadas

En mayo pasado, el residente japonés Manabu Wakita estaba en Den Den Town en su tienda de anime favorita, Animate. A pesar de ser un maestro de 52 años, su presencia no era extraña allí ya que era un cliente regular. Pero ese día no tenía la intención de comprar un cómic, sino de algo un poco más pervertido: tomar fotografías debajo de la falda de una mujer.
SD
Los empleados del local notaron el comportamiento extraño, junto con esta pobre chica de unos veintitantos, e increparon a Manabu para que se detuviese y dejara de hacer lo que estaba haciendo. Atemorizado por la situación, Manabu procedió a realizar lo que todo hombre coherente que toma fotografías de faldas sin permiso hace: retiro la tarjeta SD de su pervertida cámara y se la metió en la boca. Unos movimientos de mandíbula después - más algunos crujidos por parte de su boca, según reportaron los empleados - este maestro japonés se había comido la tarjeta para esconder la evidencia de su crimen.
Luego de ser detenido, Manabu admitió estar siguiendo a la mujer, pero negó haberle tomado fotografías.
Pero su historia no termina allí, ya que los incrédulos policías japoneses continuaron investigando y, tras una larga espera, y lo que suponemos que pudo involucrar a algún yogur que ayuda a ir al baño,la tarjeta SD fue recuperada, con las imágenes incriminatorias y todo.
Dos afirmaciones salen de esta nota: en primer lugar, parece que las tarjetas SD son indestructibles. No solo aguantaron los dientes de Manabu, sino que también sus jugos gástricos y otras materias. En segundo lugar, confirmamos que el siguiente dicho es cierto: ¿Qué esta sucediendo en Japón ahora mismo? Alguna mierda extraña.
Fuente: http://altfoto.com/2013/02/japones-se-come-una-tarjeta-sd-esta-sobrevive-y-las-imagenes-son-recuperadas