jueves, 14 de marzo de 2013

Consejos para obtener fotografías más nítidas

La nitidez en nuestras fotografías puede ser un tema complicado si recién estamos arrancando. Conseguir la toma que estamos buscando, con el ritmo y la textura que queremos, no sucederá de un día para otro. Si bien necesitamos tener el equipo correspondiente, también hay algunas cosas que podemos hacer para obtener fotografías más nítidas y más profesionales. a continuación, les contaremos sobre algunos consejos, desde la configuración de la cámara que tenemos que usar hasta los accesorios que podemos comprar para hacerlo.

Usar un trípode
El consejo más obvio a la hora de conseguir fotografías más nítidas es usar un trípode. Puede ser nuestro mejor amigo con tres patas. En primer lugar, se trata de uno de los accesorios más importantes que podemos tener como fotógrafos. Nos permite tomar fotografías en HDR, usar niveles de exposición que de otra forma no podríamos usar, y, obviamente, estabilizar las cámaras para poder obtener fotografías más nítidas.
Cuando no estamos usando un trípode, la velocidad del obturador tiene que ser lo suficientemente rápida como para no detectar ningún movimiento que está causado por nuestro cuerpo moviéndose. Hasta los latidos de nuestro corazón pueden influir. Todas las vibraciones detectadas por la cámara que provienen de nuestro cuerpo o del ambiente, se traducirán en una fotografía borrosa. Por eso, un trípode nos ayudará a estabilizar la cámara para poder capturar fotos nítidas en cualquier velocidad de obturación, y esta es la mejor opción a la que podemos recurrir si queremos tener fotografías más nítidas. Por supuesto, no siempre se puede usar.
Fotografiar en RAW
Usar este formato nos permite maximizar la cantidad de datos con los que podremos trabajar en la pos producción de la imagen. No siempre nos puede ayudar, pero ayudará a que podamos tener más opciones más adelante. Si usamos RAW, estaremos haciendo que la toma que nos tomó tanto esfuerzo conseguir no sea tirada por la borda con otro formato más comprimido como JPG. Por supuesto, si tenemos una fotografía completamente borrosa, no vamos a poder hacer nada para solucionarlo, porque el RAW no hace milagros. Pero es un formato mucho más flexible, que nos permite tener más datos con los que trabajar y hacer un proceso profesional de edición.
Modificar la exposición
Después de tomar la fotografía en RAW, vamos a tener muchos datos con los cuales trabajar. Una fotografía tiene una cantidad increíble de información que usualmente ni miramos. Esto nos permite jugar con diferentes valores en la edición. Si bien lo ideal es tener la exposición perfecta para nuestras imágenes, también hay otro método.
Una de las formas de obtener más nitidez es a través de la subexposición, más que la sobrexposición. Se puede trabajar con imágenes subexpuestas en Photoshop, pero no al revés. Por eso, es un truco rápido para tener el resultado que estamos buscando.
Velocidad del obturador
Una de las primeras cosas que tenemos que considerar a la hora de setear nuestra cámara para la foto que queremos conseguir es seleccionar la velocidad del obturador. Cuando más rápida sea la velocidad, como ya dijimos, menos impacto tendrá el movimiento de la cámara, y más nítidas serán las imágenes que obtendremos como resultado. Si estamos usando un lente de 50mm, tendremos que optar por una velocidad no más lenta de 1/60s. Con uno de 100mm de profundidad focal, estaremos hablando de 1/125s, por ejemplo.
Cuando más rápida sea la velocidad del obturador, más grande tendrá que ser la apertura del lente para compensar. Quiere decir que tendremos una profundidad de campo más pequeña, que hará que tengamos dificultades para enfocar. Si queremos usar velocidades de obturación más lentas, entonces tendremos que optar por el uso de un trípode, que fue nuestro primer consejo.
Usar un control remoto
Finalmente, para poder tener un mayor control sobre la eliminación del movimiento involuntario de nuestro cuerpo en relación con la cámara, podemos disparar usando un control remoto. Estos accesorios no son muy caros y se pueden obtener fácilmente, ya sea a través de tiendas especializadas o por internet, para conseguir los mejores precios. El simple acto de presionar el disparador en el trípode puede causar movimiento involuntario. Para tener todas las bases cubiertas, lo mejor es  usar un control remoto.
Foto por Chris Gamel
Fuente: http://altfoto.com/2013/01/fotografias-mas-nitidas