lunes, 25 de marzo de 2013

Databending: cómo alterar tus fotografías tratándolas como archivos de audio

Cada cierto tiempo se ven algunas tendencias en la fotografía —al menos en sus foros online— y una que renace seguido es el glitching. No son fotografías dignas de ganar el World Press Photo, pero son un alivio de los filtros de Instagram de los cuales ya estamos aburridos. El glitching consiste en corromper la información de la fotografía, creando problemas en su lectura y a la vez modificándola, usualmente de manera agradable e interesante. La comunidad 8-bits suele estar cerca de este movimiento, ya que muchas imágenes recuerdan a lo que sucedía cuando removías un cartucho de una NES. Philip Stearns es un buen ejemplo, cuyo trabajo reseñamos el año pasado, donde a través de soldaduras incorrectas y tarjetas de memoria corruptas, creaba una realidad vista a través de unos archivos con fallos.
Databending
Databending es una técnica similar, que sin necesariamente corromper las imágenes, modifica sus estructuras y altera sus datos. Lo curioso de este método es que se puede realizar tratando las imágenes como archivos de audio. Por ejemplo, puedes agregarle eco a una imagen y su resultado es, en cierta manera, predecible, creando versiones fantasmas y repetidas de los sujetos y objetos que aparezcan en estas. Puede sonar extraño, pero las imágenes pueden ser alteradas con unphaser, un fade o un reductor de ruido (pero de ruido de audio).
Lo he intentado con Audacity —programa libre, gratuito y genial para editar audio de múltiples pistas— y los resultados dentro de lo esperado que puede realizar el efecto son bastante azarosos. Tiene un poco de gusto a fotografiar en analógico con un rollo vencido, pero con las ventajas de la inmediatez digital. Los resultados no son espectaculares, pero son un buen punto de partida para algún tipo de arte digital o sencillamente como forma de pasar un buen rato jugando con los efectos.
Antes que nada, se deben utilizar archivos BMP. Los JPG son archivos con compresión, que utilizan algoritmos tanto para comprimirlos como para leerlos. Alterar alguno de esos resultados usualmente corrompe el archivo pero por fuera de todo limite que deje la posibilidad de interpretarlo. Hay algunos reportes por ahí que argumentan casos de éxito con archivos comprimidos, pero en mi caso no he tenido suerte. Comenzar con un BMP, forma bruta de la imagen, es mucho más sencillo.
AudacityLuego hay que abrir los archivos en Audacity, pero importándolos como "datos en bruto". Al seleccionar esta opción, aparecerá un cuadro de dialogo preguntando de que manera quieres importar el archivo. El único valor importante es la codificación. Debes elegir U-Law oA-Law y recordar tu elección. Una vez aceptado el cuadro de dialogo, se cargará un archivo de audio. ¡Esa es tu fotografía! No te recomiendo hacer clic en play porque puede que escuches algo como unos leves pulsos repetidos o un ruido blanco increíblemente alto y molesto. Ten cuidado, porque me ha pasado más de una vez apretar la barra espaciadora por accidente (lo que comienza la reproducción) haciendo que salte de mi silla mientras sonaba mi imagen.
Una vez cargado el resto depende de ti. Dentro de los tabs "Efecto" y "Generar" tienes varias opciones para elegir. Cada opción alterará el archivo y creará el databending en la imagen, modificando su estructura. Los efectos pueden ser predecibles, como ya he dicho, pero combinados y modificando sus valores pueden dar resultados muy alocados. Algo importante a tener en cuenta es no alterar el principio del "audio". Aquí es donde se aloja la información vital de la imagen —la que indica que tipo de archivo es y sus dimensiones, entre otras cosas— y no deben ser modificadas. Puedes evitar esto sencillamente seleccionando parte del audio unos segundos después del comienzo. En la imagen que encabeza este post puedes ver como el efecto comienza un poco después de la imagen y termina un poco antes. Esto se debe a que seleccioné solo el centro del audio, obviando una buena parte del principio y del fin. También puedes seleccionar pedazos más pequeños y aplicar filtros distintos para resultados más azarosos.
Cuando hayas terminado, exporta el archivo como "Otros archivos sin comprimir", haz clic en Opciones y en Codificación selecciona aquella que anotaste en el momento de la importación. Agrégale .bmp al final y listo, una imagen con databending te está esperando. A continuación podrás ver una colección de efectos que realicé con la misma imagen. El listado completo lo puedes encontraraquí.
Galería­ de imágenes
Pulsa sobre una imagen para verla más grande.
Compressor
Phaser
Original
Notch
Normalize
GVerb
Equalization (AM Radio)
Echo
Echo init
 
Fuente: http://altfoto.com/2013/03/databending-como-alterar-tus-fotografias-tratandolas-como-archivos-de-audio