martes, 23 de abril de 2013

Guía: los cinco ángulos en fotografía

El ángulo en la fotografía puede transformar por completo una composición. Hablamos brevemente de ellos en nuestro artículo sobre la composición en perspectiva, donde el ángulo que usemos es fundamental. Hoy vamos a ahondar un poco más en cada uno de los conceptos, definiendo exactamente qué es el ángulo, cuáles son las diferentes opciones que tenemos, los ángulos en fotografía, y en qué oportunidad podemos usarlos, para crear un impacto más grande.
¿Qué es el ángulo?
Cuando hablamos de ángulos en fotografía, nos estamos refiriendo a algo en particular, no al sentido más grande que puede llegar a tener la palabra.
Para poder definir al ángulo tenemos que plantear una línea imaginaria en la que se ubica nuestro punto de vista. El ángulo de la fotografía será la inclinación con respecto al suelo donde nos encontremos nosotros.
Existen diferentes ángulos en fotografía que sirven para diferentes ocasiones, que ampliaremos a continuación.
Ángulo Normal
angulo normal
Definición: El nombre de este ángulo básicamente nos indica de qué se trata. Cuando fotografiamos en ángulo normal, nos encontraremos al mismo nivel que el sujeto. Por ende, se trata de uno de los más naturales y más usados en fotografía, nos encontramos en una línea paralela al suelo, que coincide con la línea imaginaria que nos planteamos. Estamos mirando a nuestro sujeto a los “ojos”.
Cuándo usarlo: Como dijimos, el ángulo normal brinda una sensación más natural a la fotografía, pero además, brinda una cierta estabilidad de la toma, donde no hay una lucha de poder sino que hay tranquilidad, estamos al mismo nivel que el sujeto entonces no estamos “tratando” de decir nada, estamos haciendo una toma relativamente objetiva, si queremos pensarlo así.
Ángulo Picado
Picado
Definición: El ángulo picado se realiza cuando hacemos la toma desde un ángulo más elevado, desde una posición más alta que la del sujeto. Con dicha perspectiva, logramos que el sujeto u objeto aparezca más pequeño, y por ende, disminuido.
Cuándo usarlo: En este caso, como adelantamos, podemos lograr crear un efecto de disminución o de poderío, en el caso de quien está fotografiando o mirando la fotografía. Si con el normal tenemos una sensación de equilibrio, con el contrapicado estamos en un desequilibrio intencional. Es un recurso compositivo muy importante, no solamente en los retratos, sino también en la fotografía de paisajes donde podemos lograr una profundidad de campo más importante.
Ángulo Contrapicado
contrapicado
Definición: Es el ángulo “contrario” al picado, donde nos ubicamos en una posición más baja a la línea imaginaria, colocamos la cámara en un plano por debajo de nuestro sujeto. Como en el ángulo picado, nos encontramos con un efecto inverso, dado que genera que haya una sensación de grandeza no sólo de la persona sino también del paisaje.
Cuándo usarlo: Visualmente, gracias al ángulo contrapicado nos encontramos con un objeto más grande, que hace que la persona que haya tomado la foto o quien la esté mirando se sientan disminuido. También propone un desequilibrio entre las dos partes, generando una sensación de superioridad de la persona que estamos fotografiando, lo que hace que sea un ángulo ideal para fotografiar personajes importantes.
Ángulo Cenital
Angulo cenital
Definición: El ángulo cenital es una especie de ángulo picado en esteroides, donde nos ubicamos directamente en una posición vertical mirando por debajo al sujeto. Nos estaremos ubicando en un ángulo completamente perpendicular a nuestro objeto, mirándolo desde arriba. Como resultado, obtendremos una imagen sin perspectiva.
Cuándo usarlo: El ángulo cenital no es demasiado usado no solamente porque presenta una complicación adicional a la fotografía tradicional, pero es un recurso estético interesante por ejemplo en la fotografía deportiva, y también es importante para generar una especie de vértigo en la fotografía arquitectónica, donde nos ubicamos en el borde de un edificio y miramos hacia abajo.
Ángulo Nadir
nadir (2)
Definición: Este ángulo es el opuesto al cenital, y se logra poniendo la cámara para crear una línea recta con la parte inferior del sujeto a fotografiar. En el caso de una persona, se pone a sus pies mirando hacia arriba. En la base de los edificios es lo mismo.
Cuándo usarlo: este ángulo no es demasiado favorecedor para las personas, y es más usado en la fotografía arquitectónica. Sin embargo, el resultado es siempre el mismo: exacerbamos la sensación de grandeza que encontramos en el ángulo contrapicado.
¿Por qué usar diferentes ángulos?
Nada nos obliga a usar determinado ángulo en determinada situación. Pero sí nos brindan una especie de guía para poder obtener los mejores resultados. Cada uno de estos ángulos, como pudimos ver, nos brinda un efecto diferente, y si somos conscientes de su existencia entonces podemos usarlos de maneras diferentes hasta lograr lo que deseamos. Es una cuestión de practicar y experimentar hasta que nos sintamos cómodos con los diferentes ángulos, y podamos doblar las reglas para mostrar cosas nuevas.
Fotos por Hamed Masoumi, Jorge Minguet Garcia, Foto y Juli Meza
Fuente: http://altfoto.com/2013/04/angulos-en-fotografia-2