lunes, 20 de mayo de 2013

¿Cómo funciona la sincronización de alta velocidad en el flash?

Al tomar una fotografía, las cortinas del disparador se activan en el momento indicado a la velocidad indicada. Esto quiere decir que por un periodo determinado, el sensor se encuentra sin nada que lo bloquee, hasta que el tiempo de exposición finaliza. Al introducir el flash en la ecuación, este debe disparar en el momento exacto, ya que si lo hace durante el accionamiento de las cortinas en las fotografías se produciría una sombra. Hasta aquí no hay problemas, pero ¿qué sucede cuando la velocidad de obturación es más corta que el disparo del flash?
Agua
Al elevar la velocidad de obturación más allá de 1/200 o 1/250 sucede algo muy curioso con las cortinas del disparador. Arriba de esa velocidad, el sensor no tiene un momento donde está completamente expuesto a la luz. El tiempo de exposición es tan pequeño que antes de que la primer cortina termine de abrirse, la segunda ya está empezando a cerrarse. Es decir, la exposición es una fina línea que se desplaza a lo largo del sensor, en vez de una exposición completa. Es complejo entenderlo en palabras, por lo que el siguiente video disipará cualquier duda:
Si, antes de continuar, el espejo rebota. Yo también me sorprendí el día que lo descubrí. Pero aquí lo más curioso es que a 1/1000 el sensor no se expone por completo de una vez, sino que lo hace a través de una línea que generan ambas cortinas. En 1/200 se puede ver claramente que el sensor tiene un momento de exposición completa, pero a mayor velocidad este momento no existe. Considerando que el flash es un haz de luz corto, que tiene un tiempo de vida determinado (aunque suele haber un momento de iluminación residual, donde el filamento que produce la luz consume por completo la energía), ¿cómo puede ser posible que ilumine toda la escena y la imagen no resulte conuna sola línea iluminada? El vídeo anterior sugiere que durante el disparo, si el flash apareciese en cualquier momento, solo lograría alcanzar el sensor en una fina línea. ¿Cuál es el truco detrás de todo esto?
Uno bastante ingenioso. Al activar la función de sincronización de alta velocidad —high speed sync o HSS— el flash pierde potencia pero gana la capacidad de alcanzar todo el sensor, sin importar que tan pequeña sea la línea de luz que deja pasar el obturador. En vez de producir un único disparo de alta potencia, dispara varias veces a baja potencia. Esto permite que en todo momento del recorrido de las cortinas haya un pequeño disparo del flash, iluminando la escena y llegando al sensor.
Los modernos flashes actuales son casi propietarios únicos de esta tecnología. La comunicación electrónica y la extrema sincronización permiten que se realice semejante tarea a velocidades tan altas y tiempos tan cortos sin errores. El siguiente vídeo muestra como la luz del flash actúa en el modo de alta velocidad, demostrando como la tecnología ha avanzado lo suficiente para cargar y disparar el pulso de luz varias veces en menos de un segundo:
¿Y qué utilidad tiene esta función? Este tipo de sincronización es extremadamente útil en lugares de alta luminosidad. Imagínate que estas en una calle soleada, fotografiando un modelo y el sol es tan fuerte que crea sombras muy pronunciadas en su rostro. Agregar un flash trae el problema de que, justamente, al tener demasiada luz en el lugar estas obligado a utilizar una velocidad muy alta. Flashes viejos quedan fuera de combate pasando la velocidad 1/200. Pero un flash moderno tiene la capacidad de alcanzar velocidades altas y seguir sincronizando con las cortinas. De esta manera, este modo permite seguir utilizando fuentes de luz externa sin necesidad de disminuir la iluminación del lugar.
Foto: Andrea
Fuente: http://altfoto.com/2013/05/como-funciona-la-sincronizacion-de-alta-velocidad-en-el-flash