martes, 11 de junio de 2013

Forest Whitaker tras la huella de Richard Pryor

La vida del cómico estadounidense Richard Pryor ha tratado de llevarse a la pantalla en múltiples ocasiones. No en vano, es un icono de la lucha racial de la comunidad negra de EEUU por alcanzar la igualdad, y no a través de la reivindicación directa, sino a través del humor, a veces amargo, de sus actuaciones. Martin Scorsese estuvo interesado en su vida antes de su fallecimiento en 2005. Otro que persiguió el proyecto fue Bill Condon, el director del musical Dreamgirls, protagonizado porJennifer Hudson, que parece haberle legitimado para tratar la figura de Pryor en cuanto a su aspecto de lucha racial. Condon pensó en Marlon Wayans para el papel protagonista, pero finalmente sus obligaciones con la saga de Twilight le han mantenido alejado del proyecto. Así, finalmente el testigo ha caído en manos de Forest Whitaker quien impulsará el biopic de Richard Pryor.
forest whitaker
El ganador de un Oscar por The Last King of Scotland (El último rey en Escocia), dirigido porKevin Macdonald en 2006, por su interpretación del dictador ugandés Idi Aminy, y que también desempeña el rol de director, se encargará de la producción del biopic de Richard Pryor, otra de las profesiones que desempeña en el cine a través de su compañía Significant Productions. Y colaborará con Jennifer Pryor, la viuda de Richard Pryor, para la escritura del guión, tratando así de ofrecer la imagen más fiel posible de la realidad en la pantalla.
Y es que la vida de Richard Pryor es muy cinematográfica, pues es una constante frontera entre la comedia y la tragedia. Señalado como uno de los grandes cómicos de EEUU, al que Jerry Seinfielddenominó el "Picasso de nuestra profesión", su vida ya fue esperpéntica desde su infancia: vivió en el burdel que regentaba su abuela y donde su madre ejercía la prostitución, mientras su padre se dedicaba al boxeo. Su madre lo abandonó con 10 años, y quedó a cargo de su abuela, una mujer de violenta personalidad. Así, comenzó a labrarse una vida de absoluta autonomía, ingresó en el ejército a los 18, pero finalmente decidió abandonarlo para comenzar a dedicarse a su profesión de cómico. Una profesión que inició en pequeños bares nocturnos y que le llevó a protagonizar shows televisivos e incluso algunas películas, como Silver Streak (El expreso de Chicago), junto a Gene Wilder.
richard pryor
Fue célebre por los análisis de las costumbres norteamericanas y de la situación de la comunidad negra en el país, todo ello camuflado a través del humor: en definitiva, un precursor del humor ebrio, que ironiza sobre la vida cotidiana. De hecho, a veces las fronteras entre su vida y su obra son difusas, pues su propia biografía era objeto de sarcasmo en sus shows, como ocurrió con el incidente más extravagante que protagonizó: bajo los efectos de la cocaína, decidió bañarse en ron y prenderse fuego, hecho por el cual debió ser internado en un hospital durante varias semanas. Se casó en 7 ocasiones y tuvo 6 hijas. Su último papel fue en Lost Highway (Carretera Perdida), donde asume el pequeño rol de reparador de coches llamado Arnie. Finalmente, la esclerosis múltiple que sufrió toda su vida lo llevó a la muerte a la edad de 65 años, en 2005.
Así, una vida muy cinematográfica, y para el que debe buscarse un actor con suficiente poder cómico y trágico. En el pasado, se pensó en Damon Wayans, Eddie Griffin, Eddie Murphy o en Chris Rock, mientras que Deadline apuesta por Michael B. Jordan, protagoniza de Fruitvale, el film ganador del Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance.
Fuente: http://extracine.com/2013/03/forest-whitaker-produce-un-biopic-de-richard-pryor