jueves, 27 de junio de 2013

La profesión de fotógrafo, una de las peores del mundo

La profesión de fotógrafo no estaría siendo la más candente del mundo, de acuerdo con una lista reciente publicada por CareerCast para rankear los mejores y peores trabajos del mundo. Pero al menos –aunque no debería hablar por mí misma- no son periodistas ni leñadores. Estos son dos de los peores trabajos del mundo, aún más que lavaplatos y basurero, sin desmerecer la profesión de nadie. En 2010, el fotógrafo se encontraba en la posición 126 de 200, y en esta oportunidad cae 15 posiciones.
Fotógrafo
Los leñadores y los periodistas se encuentran en la posición 199 y 200 respectivamente. La profesión de fotógrafo, por otro lado, cayó esos 15 puestos para ubicarse en la posición 172, debajo del controlador aéreo y el empleado de la construcción. Los fotoperiodistas, por otro lado, pueden celebrar aunque sea un poco. Este año saltaron a la posición 188, justo por encima de los oficiales de las correccionales, pero por debajo de los lavaplatos.
CareerCast usa una metodología particular para poder llegar a estos resultados. Los factores considerados fueron: ambiente, ingresos, y estrés. En esta oportunidad, las demandas físicas –que fueron incluidas por separado en un mismo índice que elaboraron en 2010 y donde los fotógrafos salieron un poco más arriba- están incluidas dentro del ambiente. Y hay que aclarar que son pocos los factores que son considerados para hacer este ranking, ni hablar de la transparencia.
No se están considerando muchos factores. Por ejemplo, la satisfacción de la persona que está haciendo ese trabajo. Si realmente está en las últimas posiciones de la lista de peores trabajos, entonces nos deberíamos sentir mal por tenerlo, ¿no? Y sin embargo, muchas personas año a año consideran y realmente lo hacen, se dedican a la profesión de fotógrafo. O somos todos suicidas y depresivos, o algo tiene que estar andando mal en este ranking.
Eso explica que empleos tan dispares puedan estar en mejores posiciones. Es obvio que un lavaplatos no estará tan bien pagado como un fotógrafo –ni tan apasionado por su trabajo- pero su nivel de estrés será menor, porque no tendrá tantas responsabilidades. Quizás no tienen tanto estrés, pero tampoco están tan felices o se sienten tan satisfechos. De hecho, tampoco consideran que muchas personas desean ser fotógrafos. Y una lista como esta no hará demasiado para cambiar estos deseos.
Por otro lado, nos tenemos que preguntar por qué nos ponemos a pensar seriamente en una lista como esta, en lugar de desestimarla como si realmente fuera ridícula. La realidad es que también existe un cierto bastardeo de la profesión, no solamente con los salarios pagados a los fotógrafos, sino con la impresión que tienen muchas personas de “cualquiera puede hacer este trabajo”. Lo vemos cada vez que una fotografía de mala calidad sacada por una persona inexperta aparece como si fuera profesional, y la gente se queja, pero tampoco están dispuestos a pagar lo que realmente vale el trabajo de un profesional. Como para no tener estrés.
Fuente: http://altfoto.com/2013/04/profesion-de-fotografo