martes, 18 de junio de 2013

Soundtracks: 7 maneras de escuchar Lust for Life, entre la heroína y las ganas de vivir

Nada que ver con la película que Vincente Minelli dirigiera en 1956, Lust for Life (El loco del pelo rojo), que giraba en torno a la complicada relación entre Paul Gaughin y Vincent Van Gogh, interpretado respectivamente por Anthony Quinn y Kirk Dougkas. Hace un par de meses nos llegaban noticias sobre otro proyecto cinematográfico de idéntico título, Lust for Life, que trata igualmente sobre la relación de dos artistas, músicos en este caso, como son Iggy Pop y David Bowie. Se trata de un biopic centrado en los años que los dos artistas vivieran juntos en Berlín. A partir de un guión de Robin French, basado en los libros Starman y Open Up, escritos por Paul Trynka, Gabriel Range dirige una película cuyo título alude en realidad a una de las canciones más conocidas de la fructífera colaboración entre ambos músicos.
Pop for Bowie o Lust for Life en el cine
Las relaciones del duque blanco con el cine siempre han sido muy fluidas, tanto por sus aportaciones musicales a las bandas sonoras de tantas y tantas películas, como por haber incluso interpretado carismáticos personajes en películas que, en muchos casos, han constituido curiosos ejemplos de cine de culto. Y tampoco será la primera vez que veamos una película sobre este mismo período porque ya pudimos verles a ambos en Velvet Goldmine, ni tampoco será la última, puesto que veremos a la modelo Hannelore Knuts interpretando a Bowie en Dave, una inclasificable película que han dirigido Wim Reygaert y Stephen y David Dewale. Y mientras podemos ver una y se rueda la otra, qué mejor oportunidad para profundizar sobre un tema musical como Lust for Life, que hemos escuchado incluida en la banda sonora de muchas películas.
Lust for Life
Con música de David Bowie y letra de Iggy Pop, Lust for LIfe quizás sea el tema más popular interpretado por el segundo, incluído en su album homónimo, publicado en 1977. Con el tiempo alcanzaría el puesto número 149 de la lista de mejores canciones de todos los tiempos que publica la revista Rolling Stones. La energía que transmiten los tambores del principio de la canción constituyen uno de los principales atractivos de un tema que te arrastra y te transmite unas irrefrenables ganas de correr, saltar y ¡¡¡vivir!!! Una cualidad que ha influido e inspirado a varios músicos, escritores y muchos cineastas que han incluido el tema en las bandas sonoras de sus películas.

D.O.A.

Imposible debió ser para el cineasta de origen polaco, Lech Kowalski, no incluir este tema en su primera película, DOA, un documental sobre el origen, auge y decadencia de un movimiento tan vibrante como el punk rock. Actuaciones de bandas como The Dead Boys, The Rich Kids, X-Ray Spex, Sham 69 o Generation X, abundante material de archivo, que incuía imágenes del tour americano de los Sex Pistols que acabó siendo cancelado, y entrevistas con Sid Vicious y Nancy Spungen son algunos de los atractivos de esta película que se estrenaba en 1980. En su banda sonora adicional se incluía, no sólo Lust for Life, sino también Nightclubbing, que abría la película. El cine posterior de Kowalski daría buena cuenta de que su decisión de escoger el tema de Pop y Bowie no sólo se debía a cuestiones musicales, sino también a su propia identificación con un tema relacionado con la adicción a la heroína, que fue precisamente el tema de su siguiente película: Story of a junkie, siempre haciendo equilibrios entre la ficción y el documental.

Desperately Seeking Susan

La película con la que se daba conocer la cineasta estadounidense Susan Seidelman, no sólo incluía el famoso tema de Pop y Bowie, sino que participaba en un pequeño, aunque clave, papel una artista emergente como era en aquel entonces Madonna, que aprovechaba para hacer de su tema, Into the Groove, el auténtico eje de la banda sonora de la película. Quizás se lo perdone por haber sido la única interpretación verdaderamente válida que ha proporcionado a lo largo de su errática carrera cinematográfica. Lust for Life se identificaba plenamente con una forma de vida, la de Susan, que se dejaba llevar por sus emociones y arrastraba con su estela a Roberta Glass, interpretada por Rosanna Arquette, un ama de casa deseosa de alejarse de un marido que no entendía las necesidades de una mujer que quería vivir su vida como una aventura, y no como un mueble más del hogar familiar.

Trainspotting

Convencido estoy de que este es el primer título que se le habrá venido a la mente a la mayoría al hablar de Lust for Life. Ciertamente, siempre se había dicho que la letra inicial del tema aludía a un conocido camello apodado 'Gypsy Johnny', así como tienen referencias a The ticket that exploded, la novela experimental de William S. Burroughs, por lo que resulta muy coherente que Danny Boyle, me atrevo a afirmar que conducido por Ivine Welsh, hiciera de este tema uno de los principales reclamos de la banda sonora, que también incluía otro de los temas más populares de Iggy Pop. De hecho, el artista de Michigan servía para identificar a los que seguían el espíritu de los viejos rockeros, en oposición a las nuevas generaciones que creían que Iggy Pop ya había muerto.
El éxito de la película en 1996, y el lanzamiento comercial de su banda sonora, facilitó que la canción viviera un renacer, alcanzando de nuevo las listas de las canciones más escuchadas de finales de los años noventa. Iggy Pop aprovechó para lanzar un videoclip de la canción en la que su interpretación sobre fondo blanco se mezclaba con imágenes de la película.

Basquiat

Un año después, en 1997, el propio David Bowie interpretaba a Andy Warhol en la película dirigida por Julian Schnabel, que giraba en torno a un pintor vanguardista que pasó de pintar graffitis en Brooklyn a exponer en galerías de arte. Una película que, nuevamente, está vinculada con la adicción a la heroína, a la que sucumbió el pintor ante tanta fama y reconocimiento repentina después de haber vivido casi en la indigencia. La banda sonora completa no tiene desperdicio alguno.

A Guy Thing

No creo que sea este el tipo de película donde a Iggy Pop le hubiera gustado que incluyeran su canción. Una pareja a punto de casarse, una despedida de solteros y una mentira que va cogiendo proporciones catastróficas son el argumento de esta comedia ¿romántica? dirigida por Chris Koch y protagonizada por Jason Lee, Julia Stiles y Selma Blair en 2003. Desconozco cómo se utiliza la canción, pero intuyo que pudiera proporcionar ese lado canalla que, a primera vista, tiene el protagonista masculino de la película. En cualquier caso, el propio Iggy Pop ha admitido que no le importa la inclusión de la canción en cualquier tipo de obras audiovisuales, dado que siempre proporcionan nueva vida a su canción, además de que amplían su campo de acción e influencia.

Rugrats Go Wild

Las ganas de vivir. Está claro que en la secuela de The Rugrats Movie, y después de haber vivido una etapa televisiva, la inclusión de Lust for Life en la película de animación que John Eng y Norton Virgien estrenaban en 2003, no alude a la heroína, sino a las ganas de vivir que transmite la canción. De hecho, incluso reescribieron su letra para que compaginara mejor con la acción de la película. Sin duda, esta es una manera completamente diferente de escuchar la canción.

Just Like Heaven

Errrrrrr, si me sorprendía encontrarme el tema de Iggy Pop y David Bowie en A Guy Thing, ya os podéis imaginar lo que me parece escucharlo en la banda sonora de esta película dirigida en 2005 porMark Waters. De nuevo estamos ante una "original" comedia romántica protagonizada en este caso por Reese Witherspoon y Mark Ruffalo. Cierto es que ambos son, a mi parecer, una pareja de actores extraordinaria, pero no estoy seguro de querer ver una película sobre un pavo que alquila un piso del que entra y sale una pava que asegura que es suyo… por mucho que pueda ser una comedia romántica de proporciones fantasmales.

Bonus: The Regina Monologues

La ironía es una de las señas de identidad de una serie como Los Simpson, por lo que quizás sí debe haber algo más que ganas de vivir detrás de la reacción de Bart y Lisa después de comer unos caramelos británicos que les arrastran a un estado de hiperactividad mientras se escucha Lust for Life. ¿De qué insinuarán que están hechos?
Lust for life en el cine Fuente: http://extracine.com/2013/04/lust-for-life-en-el-cine