martes, 2 de julio de 2013

Una cámara que funciona como los ojos de los insectos

La naturaleza vuelve a ser nuevamente una fuente de inspiración para la tecnología óptica. La Universidad de Illinois en los Estados Unidos anunció recientemente que está trabajando en una nueva cámara inspirada por los ojos de los insectos. La cámara está diseñada por un equipo interdisciplinario de científicos que se tomaron la tarea de imitar los sistemas ocularesencontrados en libélulas, abejas, mantis religiosas y otros insectos. Con esta tecnología, se podrán obtener grandes rangos de visión con poca aberración, y una casi infinita profundidad de campo.
Libélula
Claramente tomando los detalles brindados por la naturaleza, la cámara inspirada por los ojos de los insectos usa una formación de pequeños lentes y detectores en una disposición de hemisferio, de la misma forma que se pueden encontrar en los ojos de los artrópodos. El dispositivo combina ópticas suaves y gomosas con electrónica de alta performance y detectores. Estas ideas fueron desarrolladas en un primer momento por investigaciones de la piel y sistemas de monitoreo del cerebro, también en esa misma Universidad. Con estos datos, los científicos lograron crear la primera cámara inspirada por los ojos de los insectos.
De acuerdo con sus desarrolladores, un campo de visión completo de 180 grados sin aberraciones solamente puede ser logrado por sensores de imagen que tengan una disposición en forma de hemisferio. Esto es completamente diferente a lo que encontramos en los sensores de venta comercial. Cuando se implementa en una formación de microlentes, cada uno de los cuales está acoplado con un fotodiodo individual, este tipo de diseño hemisférico provee muchas poderosas capacidades. La naturaleza ha refinado estos conceptos durante miles de millones de años, dicen.
Los ojos de los artrópodos usan diseños compuestos, en los que formaciones de pequeños ojos actúan juntos para proveer la percepción de la imagen. Cada uno de estos ojos, conocidos comoommatidium, consiste en un lente corneal, un cono cristalino, y un órgano sensible a la luz. El sistema completo está configurado para tener propiedades excepcionales en la formación de las imágenes, que van mucho más allá de las cámaras hechas por el hombre.
La fabricación de esta cámara inspirada por los ojos de los insectos comienza, sin embargo, con la electrónica del proceso. Los detectores y lentes son ubicados en superficies planas a través de técnicas adaptadas de la industria de los semiconductores. La hoja de lentes, hecha de un material de polímero similar al que se encuentra en los lentes de contacto, y los detectores son luego unidos. La presión neumática deforma el sistema resultante en una forma hemisférica, en un proceso parecido al inflado de un globo, pero con la precisión de la ingeniería.
Cada uno de los microlentes forma una imagen de un objeto con una forma dictada por los parámetros del lente y del ángulo de visión. Un detector individual responde sólo si una porción de la imagen formada por el microlente asociado se superpone en el área activa. Los detectores estimulados de esta forma producen una imagen sampleada del objeto que se puede luego reconstruir. Durante los últimos años, el equipo de investigadores ha desarrollado materiales, principios mecánicos y procesos de fabricación que permite que diferentes clases de electrónica seanmanipuladas como una banda elástica. La tecnología del dispositivo ha sido usada en diferentes ámbitos, ¿pero qué tan viable puede ser en el mundo comercial, donde estamos acostumbrados a otro tipo de cámaras?
Foto por -Aaron-
Fuente: http://altfoto.com/2013/05/camara-inspirada-por-los-ojos-de-los-insectos