lunes, 12 de agosto de 2013

Cámaras compactas con sensores APS-C

Si bien el mundo de las compactas parecería estar muriendo, son varias las que introducen algunas novedades que van más allá de la conectividad WiFi. En PopPhoto han recopilado una lista con las mejores cámaras compactas que comparten una curiosa cualidad en común: todas ellas tienensensores dignos de una DSLR, sensores de tamaño APS-C cuyos resultados muchas veces no dejan nada que desear y entregan un resultado cuasi profesional. ¿Qué motiva a los consumidores a elegir estas compactas de sensor grande? Desde Nikon hasta Sigma, pasando por Leica y Ricoh, estas son sus razones.
fujifilm-x100s-06
Una de las preguntas que hay que hacerse antes es: ¿por qué no todas las compactas pueden tener este tipo de sensor? ¿Por qué se demoró tanto en introducir este tipo de compactas de sensor grande en el mercado? La respuesta está relacionada con algunas cuestiones tecnológicas, pero también de índole económica. Estas cámaras están orientadas a un fragmento del mercado, las personas que ya poseen una cámara DSLR. Si bien pueden existir personas que no necesariamente entran en esta categoría, PopPhoto insiste en que el nicho de consumidores necesita ver una lista interesante de especificaciones antes de comprar.
Hasta hace cinco años, la tecnología no estaba lo suficientemente avanzada como para hacer cámaras con estos sensores a un precio de mercado. Un sensor grande, tanto en tamaño como en cantidad de píxeles, requiere de un gran poder de procesado, y estos circuitos pueden demandar un espacio que no es el suficiente en una compacta. Además, la memoria también es un problema. La velocidad entre toma y toma es fundamental para decidir una compra, y con un tiempo de demora debido al procesado, perderían muchos consumidores interesados. Finalmente, también se debe considerar la cuestión de la temperatura: un sensor grande libera mucho calor, y el calor es una de las causas del ruido digital. Esto puede no ser un problema para una DSLR, pero sigue siendo un tema para las compactas.
En estos últimos años, estas cuestiones se han ido mejorando. Más componentes se pueden insertar dentro de un espacio más pequeño, los chips de los sensores funcionan a una menor temperatura (aunque no la suficiente para no producir ruido), y el precio de mercado puede reducirse drásticamente. Se ha avanzado mucho, y por eso, hoy en día podemos ver estos modelos que portan un sensor APS-C en un cuerpo pequeño que se puede llevar en el bolsillo. Aunque, por cierto, toda esta tecnología sí tiene un valor. Muchas de estas cámaras comparten el mismo precio que algunos kits de DSLR.
ricoh-gr-xl
Todavía encontramos una pregunta, que es, ¿por qué los consumidores, dueños de una DSLR y entusiastas de la fotografía, desearían tener estas compactas de sensor grande? La razón de existencia de estos sensores es la calidad de imagen. Todas las cámaras reseñadas por PopPhoto comparten una buena calidad de imagen, casi la misma que podríamos esperar de una DSLR con un sensor de 16MP con un ISO hasta 1600, aproximadamente. Pero también tienen otra ventaja: estos modelos también tienen la habilidad de reducir la profundidad de campo mucho más que los sensores más chicos, o los mismos sensores en cámaras más grandes.
El deseo de tener estas compactas de sensor grande pasa por poder fotografiar la vida cotidiana sin necesidad de tener que llevar la DSLR a todas partes. Si bien el mercado de las mirrorless está haciendo furor en algunas partes del mundo, para los entusiastas de la fotografía –remarcamos nuevamente esto, dado que no estamos frente a personas que consideran una cámara como equivalente a un smartphone- es ideal poder tener una cámara que entregue imágenes de buena calidad para tenerla siempre consigo y darle un descanso al equipo más grande. Por otro lado, los fotógrafos entrevistados por PopPhoto están de acuerdo: la lente fija tampoco es un problema. Simplemente se elige una que cumpla con la mayoría de las necesidades.
Fuente: http://altfoto.com/2013/07/compactas-de-sensor-grande