viernes, 9 de agosto de 2013

Cómo fotografiar líquido y qué equipo usar

Todos hemos probado alguna vez la captura de líquidos por curiosidad. Yo mismo puse la cámara en el fregadero de mi casa el primer día que la tuve y estuve haciendo fotos para comprobar con mis propios ojos eso de "congelar el agua", pero en esta ocasión no hablaremos solo de cómo fotografiar líquido, sino que os enseñaremos qué equipo usan los profesionales para realizar este tipo de tareas y cómo conseguir una fotografía perfecta.
water art
En primer lugar, recomendamos comprar el kit fotográfico StopShot de la empresa Cognisys. Tiene un precio de $400 (305€) y es por esto por lo que un equipo de esta magnitud es para un uso profesional (para quien haga microstocking, por ejemplo). Sin duda os recomiendo la entrada al sitio web porque tienen ejemplos de lo más interesantes, no solo de líquidos.
Este aparato se basa en la colocación de un pequeño surtidor de gotas de líquido que, al pasar por unsensor infrarrojo, dispara los flashes para capturar el momento exacto en el que caen al agua. La particularidad de este kit es que no realiza las clásicas fotografías de la gota de agua impactando, sino que el contenedor de líquido expulsa dos gotas para que cuando la primera caiga y rebote, y la segunda impacte contra la primera, crear distintos efectos como discos o formas parecidas a unas setas.
Los materiales que proporciona el kit son: una llave de paso controlada electrónicamente para dejar caer las gotas que queramos, un detector infrarojos, así como los cables necesarios y unmicroprocesador que controlará todos los componentes y el timing de disparo entre todos los componentes.
El equipo necesario para realizar estas fotografías está claro que es una cámara réflex, así como unobjetivo macro (si tienes dudas, puedes consultar nuestra guía de objetivos) y unos disparadores (triggers) para sincronizar los flashes a la orden del microprocesador.
Lo ideal es seguir los siguientes pasos a la hora de trabajar con el kit:

1. Montaje

Por supuesto, debemos establecer cuál será nuestro campo de trabajo encuadrando la imagen, posicionando las luces correctamente para lograr el efecto deseado. Al trabajar en un espacio tan pequeño, sería recomendable montar una cartulina como fondo. También podemos montar gelatinas o papeles de colores a los flashes para obtener distintos efectos

2. Escoger un líquido

Podremos rellenar el pequeño tubo adjunto al kit con cualquier líquido. Lo más lógico sería pensar en agua, pero una recomendación interesante podría ser leche (una opción muy a considerar si trabajaremos con colorante o luces de colores), cerveza, vino o . Por supuesto, el uso decolorantes y de cualquier elemento que modifique el color o la textura de nuestro material será altamente recomendable.

3. Realizar pruebas

Por último, podemos realizar una prueba e ir afinando al detalle el StopShot para conseguir el efecto deseado y adelantar o retrasar el momento del disparo, variando el resultado.
Por lo que hemos visto, StopShot es un kit de trabajo para fotografiar pequeñas gotas de líquidos orientado a un ámbito profesional, no tanto así para el aficionado amateur, que bien podría invertir ese dinero en un mejor equipo. En cualquier caso, siempre podremos experimentar sin tener un sensor de infrarrojos ni equipos sofisticados, el resultado puede ser también muy satisfactorio...
water dali
Fuente: http://altfoto.com/2013/07/como-fotografiar-liquido-y-que-equipo-usar