jueves, 29 de agosto de 2013

Consejos para tomar fotografías profesionales de comida

Los analistas de redes sociales coinciden, en general, en que uno de los tipos de imágenes más compartido es el de la fotografía de comida. No estoy hablando de la foto de la hamburguesa XXL del snack-bar del barrio o del postre que nos pedimos en el restaurante, sino de fotografías muy meditadas y elaboradas que están para comérselas.
Fotografía de comida
Si os queréis iniciar en este tipo de fotografía, tendréis que tener en cuenta una serie de elementos; aquí van unos consejillos, tomad nota:

Iluminación

Es muy importante que el plato se vea bien, por eso es recomendable usar luz natural o una fuente de luz artificial y un difusor. Lo más adecuado es que sean fuentes bajas y laterales y que no se use el flash directo para que no aparezcan esos brillos tan molestos. Y cuidado con el balance de blancos, para conseguir una temperatura correcta y resaltar los colores. La ISO no debe ser muy alta para no introducir ese molesto ruido.
Fotografía de comida 2

Posición de la cámara

Se recomienda colocar la cámara con una inclinación de unos 45º sobre el objeto, que da una sensación de tridimensionalidad que ayuda a que el plato sea más apetitoso.
Fotografía de comida 3

Captura

Enfoque selectivo, poca profundidad de campo (diafragmas abiertos) en un teleobjetivo, objetivos macro, son detalles que van a convertir al plato en el gran protagonista.

Composición

Es importante un emplatado curioso y usar elementos de atrezzo que no desentonen: una salsa, un vaso con bebida, algún cubierto... hasta el plato en donde se presente y la mesa donde se coloque tendrá que estar meditada. A la hora de componer el plano, es recomedable que no queden espacios vacios, pero tampoco planos demasiado cerrados.

Procesado

Para mí imprescindible. Disparando en RAW, algo que recomiendo sí o sí, siempre es necesario. Habrá que tener en cuenta el equilibrio de sombras y luces, la saturación de colores, el brillo y contraste, dependiendo del tipo de fotografía hasta puede quedar bien un viñeteado...
También se pueden utilizar trucos para resaltar determinados alimentos, como pulverizar hortalizas o verduras para dar más sensación de frescura, barnizar con glicerina las frutas, etc. Son técnicas usadas en publicidad que, si no utilizamos con cuidado, pueden hacer empeorar el resultado.
Fotografía de comida 4
Por último, es muy recomendable usar trípode para evitar trepidaciones o movimientos inesperados.
Si tenéis en cuenta estos consejos, podréis ir mejorando vuestra técnica, pero hay un detalle muy importante que no podéis olvidar: la mirada, lo más importante. No importa la técnica o el material del que dispongas si no tienes una forma diferente de enseñar, en este caso, los platos y la comida. Mirad, por ejemplo, el trabajo de Mitch Feinberg totalmente diferente a lo que acabas de leer.
Fuente: http://altfoto.com/2013/08/consejos-para-tomar-fotografias-profesionales-de-comida