martes, 10 de septiembre de 2013

Creando luz de luna artificial

En esta ocasión, hablaremos de la historia que mantuvo en vilo a Steve Giralt después de que, por encargo de la prestigiosa marca de ambientadores Air Wick, tuviera que crear ambientaciones nocturnas con unas nuevas velitas que cambian de color. El objetivo fue conseguir 25 distintas ambientaciones comprendidas en el crepúsculo nocturno o en plena noche, entre las que encontraríamos cenas románticas, barbacoas de celebración del 4 de julio (Día de la Independencia de Estados Unidos), campings, tostando nubecitas en un fuego o fiestas en la piscina, en las que las velitas ejercerían la función de colorear el lugar. El problema es que no había la suficiente luz de luna.
Air Wick
¿Por qué un problema? Para Steve no era complejo cambiar escenografía y extras, lo que era dificultoso era una forma de poder iluminar efectivamente la situación debido a lo brillante de las velas, que creaban demasiado contraste como para que la escena quedase bien iluminada. Haciendo cálculos, la luz crepuscular era aprovechable una hora al día para ambientar de forma adecuada, y asimismo había que exponer correctamente las tomas nocturnas, eso daba como mucho un par de horas de grabación efectivas por día.
Sin embargo, Steve se suscribió al American Cinematographer Magazine (La revista de la cinematografía de America), buscando como loco soluciones a su situación, topándose con un artículo donde hablaban de Brokeback Mountain, donde se utilizaron unos globos meteorológicos (son unos globos blancos bastante grandes) para rebotar la luz y conseguir un efecto de luz de luna artificial para ambientar el espacio, ¿había dado Steve con la solución a sus problemas?
Steve logró encontrar un globo meteorológico por internet, así que encargó que le llevaran uno a casa y lo llenó de helio. Enchufó su HMI Arri Par de 1200 W e hizo algunas pruebas en el jardín de su casa con un satisfactorio resultado: había conseguido incrementar la luz del ambiente en dos pasos y tanto el color como el tipo de luz eran perfectos para ambientar una noche de fiesta con luz de luna artificial, consiguiendo rodar todos aquellos planos previstos y conseguir unos resultados muy satisfactorios.
Globo Luz
Globo Luz
Lo que Steve no sabía es que los fotógrafos cinematógrafos son expertos en conseguir iluminaciones artificiales y que con una sola consulta a algún profesional del sector, habría conseguido una muy buena alternativa a su situación: un globo de iluminación.
Globo Luz
Un globo de iluminación, grosso modo, es un globo lleno de helio que contiene una lámpara dentro de sí y que es usado muy frecuentemente en la industria cinematográfica para ambientar veladas y espacios abiertos. Tienen la ventaja frente al rebote en el globo meteorológico de que la fuente de luz está dentro de los propios globos, aprovechándose el total de la luz. Pueden tomar distintas formas (redondos o alargados como el que vemos a continuación) y aunque no es tan frecuente también podemos usarlos en interiores para general luces de tipo fluorescente, sin muchas sombras, porque llenarán la estancia de luz con una facilidad increíble.
Estos equipos han sido usados, por ejemplo, en películas como Melancolía de Lars Von Trier donde se consiguió iluminar de forma efectiva un terreno de tamaño medio con un efecto de luz de luna. También fueron usados en Django Desencadenado, de Quentin Tarantino, para iluminar la escena de noche en campo abierto en la que el carromato explota.
Globo Luz
Melancholia2
Globo Luz
Fuente: http://altfoto.com/2013/08/creando-luz-de-luna-artificial