miércoles, 23 de octubre de 2013

Cinco curiosidades que no conocías de los palillos japoneses

Los palillos, uno de los elementos más característicos de la gastronomía japonesa, tienen sus propias reglas de protocolo y su propia cultura
Cinco curiosidades que no conocías de los palillos japoneses
Es un hecho constatado que la gastronomía japonesa es diferente a la mediterránea. No hay más que acercarse a un restaurante asiático para comprobar que la carta incluye platos como Teriyaki (carne, pescado o pollo a la plancha), Yakitori (brochetas de pollo) o los tallarines Udón. Pero además de estos alimentos exóticos hay un utensilio que caracteriza a esta gastronomía: los palillos.
Los palillos son dos pequeñas varas de madera de la misma longitud que se emplean para comer. En el caso de los palillos japoneses o hashi terminan en un extremo puntiagudo, a diferencia de los chinos que se estrechan en una punta redonda. En el blog Diario del Viajero nos descubren algunas de las curiosidades que rodean a estos cubiertos y a su gastronomía.
1.- Los palillos japoneses son una evolución de los de los chinos, que los introdujeron en el siglo VIII. Son más cortos que los chinos, midiendo en torno a unos 22 centímetros y como hemos señalado tienen la punta afilada.
2.- Los platos japoneses se caracterizan por tener la comida preparada en pequeñas porciones. Los palillos son, por tanto, una herramienta que pretende facilitar llevarse la comida al plato y a la boca, a diferencia de nuestros cubiertos que permiten cortar porciones más grandes.
Estos utensilios suelen ser desechables debido a creencias religiosas que sostenían que compartir palillos podría transmitir gérmenes y aspectos de la personalidad entre aquellos que los comían. De esta forma, que un restaurante ofreciese palillos desechables aseguraba a los clientes la no profanación de los alimentos.
3.-El arroz es uno de los platos más comunes que pueden comerse con estas varas, que ayudan a acompañarlo a la boca. Es de mala educación dejarse granos de arroz en el cuenco, debido a la dificultad de recolección de este cereal. Además, clavar los palillos verticalmente en el cuenco recuerda a ritos funerarios.
4.-Existen innumerables reglas de etiqueta para comer con palillos: emplearlos para gesticular, planear con ellos sobre varios platos, servirse de ellos como cuchara o cuchillo o chupar el extremo, son algunos gestos sutiles que demuestran mala educación ante nuestros comensales y que es preciso evitar.
Estamos seguros que alguno de nuestros lectores no comerá con palillos del mismo modo después de leer algunas de estas reglas de cortesía en la mesa cuando acuda a un restaurante japonés o viaje al Extremo Oriente.
Fuente: http://www.abc.es/tecnologia/redes/20131011/abci-curiosidades-palillos-japoneses-201310111005.html