lunes, 6 de enero de 2014

Consejos para empezar un proyecto fotográfico


Si estás falto de ideas o no sabes cómo desarrollarlas puedes probar a seguir estos consejos para empezar un proyecto fotográfico.
ideas
Hoy en día, es más difícil que nunca sobresalir en fotografía. Cada vez más gente tiene acceso a algún tipo de cámara con la que experimentar y desarrollar su creatividad y es normal que destacar se haga más complicado. Algunas de las ideas que se nos pasan por la cabeza pueden convertirse en trabajos faraónicos, o podemos quedarnos atascados y ser incapaces de continuar. Si estás en esta situación o tienes el gusanillo en el cuerpo y no sabes cómo arrancar, a lo mejor estos consejos paraempezar un proyecto fotográfico pueden servirte de ayuda y de guía. Ten en cuenta que la inspiración en fotografía no es fácil de conseguir, pero tampoco es imposible.

1. Dispara a lo que te gusta

Puede parecer obvio, pero a veces viene bien recordarlo. Si fotografías aquello que te gusta, tus aficiones, tus lugares favoritos, etc., tu proyecto tendrá un toque personal y cargado de significado. Esto hará que te involucres en él, que mantengas el interés y que el hecho de poder mostrar al mundo lo que te gusta a través de tu propia mirada cree una expectativa que te haga esforzarte al máximo.

2. Un proyecto de éxito inspira

Piensa si hay algún proyecto fotográfico que te haya hecho pensar en cómo se ha hecho, cómo lo hubieses hecho tú o que simplemente te hubiese gustado haberlo hecho. Los proyectos fotográficos pueden evocar este tipo de ideas y emociones. Si el fotógrafo o fotógrafa es local puedes tratar de contactar con él o si hay algún tipo de encuentro o conferencia sobre su obra que puedan ayudarte a entender de dónde ha partido su idea. A lo mejor es lo único que necesitas para dar un impulso o reformular tu proyecto estancado.

3. Colaboración

La colaboración puede ser un buen recurso para tus proyectos de fotografía. Asistir a quedadas de fotógrafos, paseos fotográficos, conferencias, pertenecer a un grupo o asociación de fotógrafos puede ser de gran ayuda para cerrar alguno de tus proyectos. Compartir ideas, presentar propuestas a otros fotógrafos siempre es positivo. Dejemos que la creatividad fluya, que seguramente todos saquen algo en positivo. Además, siempre podemos aprender nuevas técnicas o perfeccionarlas gracias a algún consejo. A veces podremos incluso encontrar algún colaborador con el que nos complementemos, aprendamos el uno del otro y trabajar juntos en algún proyecto común.

4. Revisa el material de tus anteriores proyectos

A lo mejor has trabajado en algún proyecto pasado donde has tenido que descartar fotos que no encajaban con el tema o incluso te planteaste un proyecto paralelo que nunca llegaste a hacer. Por eso está bien revisar el material antiguo, abrir la libreta de as ideas, puede que encuentres algún proyecto interesante o un punto de partida para comenzar algo nuevo. Las ideas descartadas, con el tiempo y otro punto de vista pueden convertirse en grandes proyectos.
Aunque podamos tener la suerte de tener una buena idea en un momento determinado, el proceso creativo siempre tiene detrás un montón de trabajo. Pensar, investigar, leer, inspirarse y documentarse es necesario para que nuestra idea se convierta en un gran proyecto. Incluso si estamos en nuestras horas más bajas, podemos probar a elegir un tema, casi de forma aleatoria, investigar cómo se ha tratado en fotografía y si ha sido muy recurrido tratar de hacerlo diferente y único dándole un estilo personal.
Recuerda que el diseño de tus proyectos no va a aparecer de casualidad de la noche a la mañana, es necesario un trabajo previo antes de empezar a disparar con nuestra cámara.
Fuente: http://altfoto.com/2013/11/inspiracion-fotografia