viernes, 24 de enero de 2014

“El mercado DSLR morirá en unos 5 años”

  • El mercado point-and-shoot en crisis ante la masiva intrusión de los smartphones.
  • Tras 10 años doblando sus propias ventas, el mercado DSLR está empezando a bajar de forma abrupta.
  • La falta de I+D y la buena calidad técnica general de los dispositivos está produciendo un estancamiento. ¿Cuál es el futuro de la industria fotográfica?.

FAbrica Fuji camara
El mercado de DSLR's es un mercado copado. Así de claro. Ya se han vendido las suficientes como para que casi todos aquellos que quieran una cámara réflex ya la hayan comprado, y las ventas, por supuesto, están decreciendo de forma abrupta. Se forma un nuevo umbral en la historia del negocio fotográfico, y ahora toca rascarse la cabeza y pensar, ¿cuál es la siguiente etapa?
Las grandes compañías están cambiando sus estrategias por las claras tendencias que existen en el mercado fotográfico, que se sustentan básicamente en el decrecimiento de las ventas de DSLR's y las casi inexistentes ventas de cámaras point-and-shoot. El decrecimiento de las ventas de DSLR's se debe a un copamiento del mercado, y el hundimiento de las cámaras de gama baja por la gran intrusión de los smartphones y sus cada vez mejoradas cámaras que únicamente dejan sitio para equipos de calidad media y alta. Las cifras son claras: en 2011 se vendieron alrededor de 10 millones de cámaras point-and-shoot, y en 2013 solo 4 millones. Ante este problema, muchas compañías están investigando el cambiar sus estrategias y pasar al Formato Medio y otras, como Sony, han apostado por apoyar esta intrusión con equipos como las QX10 y QX100.
camara
Entrando en unos cuantos macrodatos, ponemos sobre la mesa lo siguiente:
* La venta de cámaras de gama baja ha decrecido un 36% este año —aunque ya llevan un tiempo cayendo en picado—.
- Las cámaras DSLR satisfacen técnicamente a los consumidores.
- Las grandes compañías no están ofreciendo novedades reales que hagan que el consumidor renueve su equipo.
- Envolviendo los puntos anteriores, se está sufriendo una crisis económica mundial.
Hoy en día, el usuario no está pendiente de la calidad de las fotografías que toma, sino por la conectividad de su equipo, razón por la cual ahora muchas cámaras incorporan Wi-Fi o NFC. Los smartphones gozan de tan amplia popularidad por esta capacidad, es decir, si con los nuevos equipos digitales teníamos la novedad de que la foto podía ser visualizada al instante, ahora la novedad se encuentra en que podemos compartirla al instante. Y siendo francos, un usuario consumidor sin intenciones fotográficas serias jamás va a llevar consigo un segundo dispositivo fotográfico, uno para compartir y otro para tener una captura de calidad.
En cuanto al mercado DSLR, tras 10 años seguidos doblando beneficios, este año se ha producido undescenso masivo, que se cifra en un 10-15%. Esta situación se acentuó y cobró especial relevancia en Navidad, donde este tipo de equipos suelen tener buena acogida, pasando de 1,6 millones a 0,8 millones, lo que se tradujo en un gran golpe del que las compañías aún no se han recuperado. Hablando en marcas...
- Nikon ha visto reducidas sus ventas en un 18%, y las acciones de la compañía han visto reducido su valor en un 33%, aterrorizando a los inversores.
- Canon ha vendido un 23% menos que en la misma fecha el año pasado.
- Sony y Fuji, las más afectadas con un 35% de descenso en sus ventas, a pesar de la buena estrategia de las Fuji X, que han conseguido frenar un poco la caída por el interés de entusiastas y profesionales.
Fabrica Leica camara
Christopher Chute, de la International Data Corporation, una agencia especializada en analizar los cambios en los flujos de mercado de los productos tecnológicos, atisba tajantemente:
"Estamos hablando de un descenso de entre un 10-15% de las ventas de DSLR's en todo el mundo. Son unos datos impactantes porque este mercado ha estado creciendo y doblando sus cifras durante casi una década. Nikon ha declarado que tiene un plan de 5 años para remediar su grave situación financiera, y mi punto de vista es que ese plan debería haber llegado hace 5 años. No van a seguir en el mercado dentro de 5 años.[...]
Esto ya no se trata de las ingenierías de la óptica ni de la ciencia de la imagen. Canon y Nikon han mejorado su hardware con éxito durante 50 años. Lo que tienen que hacer ahora es mejorar su software."
Con este pequeño texto podemos hacernos la idea de un par de cosas muy impactantes: que Nikon ya no estará en el mercado de las fotografía en cinco años si no consigue un milagro para remediar su situación y que las grandes marcas —Canon y Nikon— ya han conseguido grandes prestaciones técnicas, pero no han trabajado en sus softwares, la asignatura pendiente. De hecho, la mayor novedad en software de cámaras ha sido Magic Lantern, creada por y para fotógrafos —nada de cientos de ingenieros de grandes corporaciones— que buscan sacar un mayor rendimiento a sus equipos, porque eso es lo que se necesita: optimizar al máximo una cámara para que si puede hacer algo, lo haga.
Duda desconcierto
En definitiva, el mercado se está debilitando y las grandes compañías deben cambiar las grandes líneas de sus productos para encontrar un nuevo nicho de mercado. Las que no lo hagan, van a estancarse y morir con toda seguridad. Las líneas que recogemos aquí, a grandes rasgos son que el mercado consumidor necesita conectividad, no mayores prestaciones técnicas; y el mercado profesionalnecesita una optimización del equipo que compra mediante un software más sofisticado para que la cámara ofrezca el 100% de sus prestaciones al usuario.
Fuente: http://altfoto.com/2013/11/dslr-futuro-camaras-reflex-morira-5-anos