miércoles, 19 de febrero de 2014

Macro extremo apilando lentes


Esta técnica funciona de maravillas, tan solo debes unir dos lentes por sus elementos frontales y la magnificación aumenta de manera drástica.
Apilamiento de lentes
Todos sabemos que invirtiendo la posición de la lente obtienes una barata lente de macro. Obviamente pierdes la capacidad de controlar el diafragma —debido a que los conectores están en el lado equivocado— y enfocar es muchísimo más complejo, pero como técnica a probar un fin de semana es muy divertida y los resultados pueden ser muy satisfactorios. Pues agárrate a la silla por que ahora puedes magnificar aun más aquello que quieres fotografiar, utilizando dos lentes distintas. Estoy hablando delapilado de lentes.
Esta técnica consiste en unir dos lentes distintas para potenciar la capacidad de sus cristales y otorgar una magnificación mayor. Claro está, no es una técnica profesional ya que habrá el doble de cristales encausando un mismo haz de luz —cuestión que la degrada por qué tiene que atravesar el doble de material— y en cierta manera aumentas la aberración cromática y problemas que tenga la lente que apunta al exterior, pero aun así es extremadamente sencillo y divertido de realizar.
Diagrama
El único problema es que no es tan rápido de realizar como invertir la lente, ya que necesitas unadaptador macho a macho que sujete ambas lentes por su rosca para filtro. Por suerte su precio no suele superar los diez dólares, pero debes asegurarte de conseguir el diámetro exacto para cada lente que vas a unir.
Seguramente tienes el lente kit que vino con tu cámara y seguramente habrás adquirido el 50mm f/1,8. ¡Buena suerte! Ambas lentes son un excelente punto de partida. Como regla general, siempre se conecta la lente más larga con la lente más corta. En este caso, debes conectar la lente kit a tu cámara —con la longitud focal en 55mm— e incorporar el 50mm en el frente de la primera. El único problema de utilizar la lente kit —o cualquier lente con zoom, llegado el caso— es que es más dificultosa la tarea de enfocar; aun así no será imposible.
Macro
Al apilar lentes, la magnificación aumenta y para saber qué cantidad estas obteniendo solo debes dividir la longitud focal de la lente más larga por la de la lente más corta. Por ejemplo, en una lente de 100mm montada sobre una lente de 50mm, la magnificación es de 2X. Con el ejemplo del kit y el 50mm tan solo es de 1,1X, pero aun así te sorprenderás lo magnificado que se ve todo.
El paso siguiente es jugar con el enfoque. He leído varias veces que lo recomendado es colocar ambas lentes enfocando al infinito y mover toda la cámara, buscando el punto de enfoque, pero en la práctica me he encontrado que mover un poco el foco de la lente principal —esto es, la lente conectada a la cámara de manera electrónica— ayuda un poco en la tarea. No olvides utilizar el live view y acercarte mucho a los objetos.
Por último, la profundidad de campo será extremadamente pequeña. Tal como al invertir la lente, al conectar ambas tienes como mucho unos centímetros de foco presunto. Un sencillo truco es bloquear el diafragma en una posición cerrada. Esto se logra colocando la lente en la cámara, seleccionando la apertura deseada, apretando el botón de previsualización de profundidad y luego desconectando la lente. Esto produce que la lente pierda la energía y el diafragma no pueda volver a su posición original. No hay riesgos de arruinar sus circuitos, ya que los conectores de energía son los primeros en desconectarse.
Fotos: Joel DeYoung | Jesse! S? | Johan J.Ingles-Le Nobel
Fuente: http://altfoto.com/2014/01/macro-extremo-y-barato-apilar-lentes