jueves, 27 de marzo de 2014

Los peores playbacks de la historia

RHCP y Bruno Mars en la presentación del Super Bowl.

RHCP y Bruno Mars en la presentación del Super Bowl.
A lo largo de la historia miles de bandas tuvieron que hacer la mímica durante sus presentaciones en televisión. El tiempo en la TV es tirano, ya se sabe, entonces no hay tiempo de chequear sonido, ni armar o desarmar la estructura que una banda necesita para poder desarrollar su música en vivo. 
La Viola Web hizo una selección de los peores, o más obvios, playback de la historia. 
Divididos - Sábado. En el histórico programa Hacelo por mi, conducido por Mario Pergolini, Divididos presentaba Acariciando lo áspero y para mostrar su disconformidad, Ricardo Mollo, Diego Arnedo, y Federico Gil Solá, ni se molestaron en hacer la mímica. El baterista, Gil Solá, se levantó y fue directo al público, seguido por Arnedo que se dedicó a arrastar el bajo por el suelo. 
Nirvana - Smell Like a Teen Spirit. Kurt Cobain solía rebelarse en las transmisiónes televisivas de su show. Cansados de fingir los integrantes de Nirvana dejaron de jugar a que tocaban. Cobain cantó la canción en otro tono y Novoselic bailó y saltó sin tocar una sola cuerda del bajo. 
Muse - Uprising. Durante una presentación en la TV italiana, los músicos ingleses, obligados a hacer playback decidieron cambiar los roles para divertirse. "Uprising"sonó en la voz del bajista Chris Wolstenholme. 
Radiohead - Just. En 1996, la banda inglesa presentaba su exitoso segundo álbum The Bends que los llevó a presentarse en vivo en un programa de televisión japonesa. En este caso la banda actúo como si efectivamente estuvieran tocando en vivo.
The Cure - A Forest. The Top of the Pops fue uno de los programas por donde pasaban las principales bandas del momento para hacer playback. En este caso, Robert Smith ni siquiera hizo la mímica cerca del micrófono. Para rematar la ridícula situación, los productores cortaron el tema antes de tiempo.
Iron Maiden - Waster Years. En 1986, durante la transmisión de un programa de televisión en Alemania, los metaleros se divirtieron pasándose los instrumentos y hasta rodearon al guitarrista para ayudarlo con el solo del final.