lunes, 31 de marzo de 2014

¿Para qué sirve el modo avión de los dispositivos móviles?

La Autoridad Europea de Seguridad Aérea autorizó el uso de aparatos electrónicos como tabletas, teléfonos inteligentes, reproductores de mp3 o libros electrónicos durante todas las fases del vuelo
Subirse a un avión y no apagar totalmente el teléfono móvil ya no es una utopía. La Autoridad Europea de Seguridad Aérea (EASA) autorizórecientemente el uso de aparatos electrónicos como tabletas, teléfonos inteligentes, reproductores de mp3 o libros electrónicos durante todas las fases del vuelo siempre que estén en «modo avión», ya que en este caso «no ponen en riesgo la seguridad».
Se trata solo de un primer paso hacia la generalización del uso de estos dispositivos durante el vuelo ya que el siguiente reto es habilitar la conexión a internet dentro del avión mediante un sistema de telefonía móvil o wifi. En la actualidad conectarse a internet a bordo solo es posible si el avión está dotado de un equipo específico con certificación de seguridad que permita a los pasajeros conectarse cuando se ha alcanzado una altitud de crucero. De esta manera, el aparato deja de transmitir señales que puedan interferir con los sistemas del avión.
Pero, ¿qué eso del «modo avión»? Esta opción desactiva las funciones inalámbricas de dispositivos como el iPhone para cumplir con la normativa aérea. En caso tenerlo disponible, aparcerá un icono en la pantalla advirtiéndole que se han desactivado los servicios como el plan de datos o la voz (no podrá navegar por internet ni hacer llamadas),conexiones inalámbricas (Wi-Fi o Bluetooth) así como la incapacidad de conectar el navegador GPS.
En caso de que el operador aéreo y las leyes y normativas lo permitan, se puede reactivar el Wi-Fi y el Bluetooth mientras se esté en el «modo Avión». Para ello, habrá que ir a Ajustes y accionar la conexión deseada.
La velocidad de la implementación dependerá de cada aerolínea. La CE dio luz verde el mes pasado a las aerolíneas para que permitan a los pasajeros utilizar las redes 3G y 4G para conectarse a internet durante los vuelos una vez que el avión supere los 3.000 metros de altitud. Hasta entonces, las compañías aéreas podían utilizar la red 2G para ofrecer comunicaciones móviles a sus pasajeros a bordo de los aviones a través de antenas con conexión vía satélite, a las que habitualmente se aplican los tradicionales cargos de «roaming».
Fuente: http://www.abc.es/tecnologia/informatica-software/20131216/abci-modo-avion-usos-201312161416.html