jueves, 24 de abril de 2014

Cómo hacer los trucos de George Méliès en la fotografía



Las películas de Meliés están llenas de trucos visuales que podemos recrear sin problemas en nuestras fotografías. Sólo hay que tener un poco de imaginación y seguir las pautas que vamos a ver en este artículo.
George Meliés es el inventor del cine como espectáculo, o al menos el primero que lo entendió así. Su cine mudo en blanco y negro es la base del cine de palomitas que podemos ver, en el mejor de los casos, en una sala de cine.
Todo empezó un día en París, cuando los hermanos Lumiere proyectaron la primera película. Méliès, el mago, vio las infinitas posibilidades que tenía la imagen en movimiento. Ellos no quisieron venderle una cámara, pero se las ingenió para hacerse con una y empezar a crear sus mundos de fantasía que culminaron en la famosaViaje a la Luna, una libre interpretación de la inmortal novela de Julio Verne.
Sus películas son cine en pañales, con toda la inocencia de los pioneros. Gracias a un fallo de su arcaico equipo, descubrió el stop trick, o la superposición de imágenes para generar un efecto inesperado. También coloreó las películas para lograr ese sueño del color. Fue el primer técnico de efectos especiales totalmente artesanos.
Ahora que ha terminado en Madrid la excelente exposición George Méliès. La magia del cine en el Caixa Forum aprovecho para mostraros cómo recrear algunos de esos efectos especiales con la ayuda deAdobe Photoshop.
 

Efecto fantasma

Este es uno de los trucos más sencillos que podemos hacer con Adobe Photoshop. Antes la gente se volvía loca imaginando cómo se haría. Ahora, gracias a la magia de las capas y al trípode tendremos nuestro propio objeto fantasma:
Efecto fantasma
Efecto fantasma
  1. Colocamos nuestra cámara en un trípode, ese amigo que nunca nos falla si es caro y lo tratamos con cuidado.
  2. Medimos la luz y memorizamos el par de exposición o pasamos la cámara a modo manual para hacer dos fotografías con una exposición idéntica. Esto es importante si no queremos pasarnos horas delante del ordenador. Si nuestra cámara nos deja disparamos en RAW.
  3. Hacemos una foto con el objeto fantasma (una figura o una persona, o lo que se nos ocurra) y otra sin dicho objeto. Para que todo sea perfecto hay que intentar que no se mueva absolutamente nada.
  4. Descargamos las fotografías y las procesamos a la vez en Adobe Camera RAW. Son idénticas, los parámetros de una le sirven a la otra. Cuando terminemos le damos a Hecho.
  5. Ahora vamos a Adobe Bridge, seleccionamos ambos archivos y enHerramientas>Photoshop>Cargar archivos en capas de Photoshop conseguimos que se abran en el programa directamente en capas perfectamente alineadas. Si así no fuera podemos ir aEdición>Alinear capas automáticamente Es más cómodo que la capa con el objeto esté encima en la paleta Capas.
  6. Marcamos dicha capa y en la misma paleta bajamos su Opacidad hasta conseguir el efecto deseado.
Ya tenemos nuestra fantasma a la Méliès.

El fenómeno de la multiplicación

Este es un truco que puede ser la pesadilla para muchos. Ver a una persona multiplicada puede ser horrible o estupendo según quién lo mire. Aunque parezca difícil, es muy sencillo. Sólo hay que hacer muchas fotos, tantas como veces que quieres aparecer.
Efecto multiplicación
Efecto multiplicación
  1. De nuevo necesitamos una cámara con un modo de exposición manual (para mantenerla a lo largo de todos los disparos) y un trípode para fijar la cámara. En la mayoría de los casos interesa hacer esta foto con un objetivo angular, no solo por su mayor cobertura, sino por su profundidad de campo. Para el ejemplo he hecho tres disparos.
  2. Revelamos las fotografías en ACR, como es costumbre. Damos a Hecho y seguimos la ruta del truco anterior en Adobe Bridge, para convertir las fotos en capas.
  3. Como tenemos tres capas y sólo queremos que se vea parte de ellas tenemos que añadir a cada capa una máscara de capa en Capa>Máscara de capa>Ocultar todo para que la única que se vea sea la capa inferior.
  4. Ahora vamos haciendo clic en cada máscara de capa y con la herramienta Pincel en blanco descubrimos lo que queremos que se vea de cada una.
  5. Por último vamos a Capa>Acoplar imagen y ya tenemos nuestra fotografía del fenómeno de la multiplicación.

Los mundos de Gulliver

Otro de los grandes trucos de Méliès. Hacer que las cosas pequeñas parezcan grandes o viceversapara dar la sensación de que vienen de mundos distintos. Quizás sea el proceso más complicado de los tres, pero los resultados merecen la pena. Eso sí, hoy en día nadie se lo creería. Hoy esto se hace con programas como After Effects o con muchas horas delante del ordenador, pero no deja de tener cierto encanto naïf.
Efecto Gulliver
Efecto Gulliver
  1. Para que resulte sencillo tenemos que buscar una localización que tenga un fondo negro, tal como hacía el mago en sus películas. En una primera foto sacamos un plano general con la ayuda de un objetivo angular. Para la segunda fotografía cambiamos el objetivo por un tele y fotografiamos el objeto de los gigantes frente a ese fondo negro.
  2. Revelamos las fotografías conjuntamente en ACR, pues hemos mantenido en ambas imágenes los mismos valores de exposición. Y como viene siendo costumbre ya, damos a Hecho y en Adobe Bridge abrimos las fotografías como capas de un mismo archivo.
  3. Si hemos hecho bien las fotografías, respetando la posición del objeto, sólo tenemos que poner las máscaras de capa y pintar encima. Pero lo más fácil es que tengamos que desplazar la capa con la imagen tomada con el tele con la herramienta Mover hasta colocarla en el lugar apropiado, como me ha ocurrido en el ejemplo que veis.
Hasta aquí los trucos que hizo George Méliès para el cine por primera vez. En muchos casos su única utilidad es el juego, pero viene bien convertirnos en niños de vez en cuando.
Fuente: http://altfoto.com/2013/12/como-hacer-trucos-melies-fotografia