viernes, 9 de mayo de 2014

10 consejos para fotografíar en entornos naturales hostiles



Alexey Ebel ha viajado hasta el Círculo Polar Ártico para retratar a los osos polares y las morsas de Laptev, en una misión conservacionista de la WWF Internacional. Alexey nos ofrece, gracias al apoyo y patrocinio de Canon, 10 consejos para que si alguna vez tenemos que fotografiar en entornos naturales muy hostiles.
WWF_Canon_AlexeyEbel
Canon ha ofrecido su apoyo y patrocinio en la expedición conservacionista de la WWF Internacional, localizada en la península de Taimyr en el Mar Laptev, en el Ártico. El encargado de documentar esta expedición ha sido el fotógrafo ruso Alexey Ebel, que ha conseguido tomar imágenes en plena naturaleza en uno de los entornos mas hostiles del mundo debido a las bajas temperaturas y unas duras condiciones que son un desafío tanto para el fotógrafo como para su equipo. Aunque no todos nosotros tenemos la oportunidad de viajar hasta rincones tan remotos del mundo, Alexey nos ofrece 10 consejos a tener en cuenta en este tipo de territorios tan abruptos.

1. Mantén tu equipo seco

En temperaturas tan bajas, el equipo se encuentra en grave peligro de desarrollar humedad, y en consecuencia, hongos que pueden dañar la cristalería. Recordemos que si no contamos con equipos sellados, debemos aclimatar poco a poco el equipo para que la condensación no afecte a nuestro equipo y nos hagan pasar por el SAT.

2. Adapta la Estabilización de Imagen al tipo de fotografía que haces

Algunos equipos permiten establecer qué tipo de estabilización queremos. En el caso de Alexey, comenta que él contó con objetivos de la serie L de Canon que permiten el uso de un modo de estabilización adecuado para tomas generales, y por otra parte de un segundo modo más adecuado para barridos y tomas en movimiento siguiendo a un sujeto.

3. Realiza los microajustes de foco

Realizar los microajustes para nuestros objetivos es tremendamente importante cuando trabajamos con diafragmas muy abiertos. Para saber cómo enfocar y cómo lo hace nuestra cámara, debemos realizar los ajustes necesarios, estableciendo un enfoque que vaya 1/3 por delante del sujeto y 2/3 por detrás para segurarnos que nuestras imágenes siempre serán nítidas.

4. Al fotografiar animales debemos hacerlo con teleobjetivos

Cuando fotografiemos fauna, debemos hacerlo desde la distancia para no alterar los comportamientos de los animales, y para ello utilizar un teleobjetivo —o en su defecto, un zoom con tubo de extensión— es importante. Debemos asegurarnos siempre de que disponemos de suficiente zoom para lograr captar todos los encuadres que necesitemos, ya que si perdemos una oportunidad para fotografiar al animal sin haber hecho todas las tomas que queremos, nos resultará muy difícil volver a conseguir la misma situación.
WWF_Canon_AlexeyEbel2

5. Utiliza diferentes objetivos para lograr diferentes resultados expresivos

Desde luego, la única forma de retratar animales no es con un telezoom, aunque sí la más usada para acercanos al animal. Hacer uso de objetivos estándar también nos ofrecerá un resultado interesante siempre que logremos el encuadre adecuado. Además, bien es sabido que, aunque no resultan tan polivalentes, usar objetivos fijos siempre nos aportan mayor luminosidad.

6. En la tundra nadie está a salvo

La tundra es un entorno salvaje debido a la poca vegetación. Sin embargo, cuando animales tan enormes como los osos polares se encuentran con un humano, no es raro que lleguen a atacarte ya que no tienen miedo a los humanos.

7. Los ojos son una parte muy sensible

El sol polar siempre se mantiene muy bajo, y las lesiones que puede acarrear a la vista del fotógrafo pueden ser muy serias. "No mires a través del visor óptico, siempre usa el Live View, así evitarás lesionarte la vista a causa de un destello", comenta Alexey.

8. La paciencia es una virtud

Ser paciente y esperar a la acción es algo esencial cuando te dedicas a fotografiar a los animales más inhóspitos del mundo. Para ello, debemos esperar al momento adecuado para darle al disparador, aunque siempre debemos estar atentos. "Nunca debes quedarte sin tarjetas de memoria, ¡la acción aparece cuando menos te lo esperas!".

9. No duermas cuando la situación pueda ponerse interesante

"En el Círculo Polar Ártico es duro dormir, porque en verano tienes 24 horas de luz al día, por lo que debes decidir cuándo dormir.", dice Alexey. Lo mejor sería realizar descansos descontinuados y siempre con un equipo fotográfico cerca, atento a lo que pueda pasar y aprovechar siempre la oportunidad.

10. Dispara la cámara incluso con guantes

Los guantes son un accesorio molesto pero necesario cuando trabajas a una temperatura tan baja. Si bienlos guantes entorpecen la labor del cambio de parámetros, debemos evitar permanecer con las manos en el frío mucho tiempo. Además, con el frío la batería se resiente, por lo que siempre deberemos disponer de baterías a la temperatura adecuada, aclimatadas con la temperatura de nuestro cuerpo.
Fuente: http://altfoto.com/2014/04/como-hacer-fotografias-entornos-naturales-hostiles