martes, 9 de octubre de 2012

Los mejores gadgets de James Bond

bond
James Bond cumple 50 años de aventuras como el espía más famoso y osado del Reino Unido. En medio siglo, mi nombre es Bond, James Bond, no ha dejado de sorprender con sus increíbles autos, porque le llueven las chicas, y por lo que nos convoca aquí: los gadgets.
Como todo agente secreto, Bond cuenta con un laboratorio a cargo de Q que se dedica a diseñar herramientas para que él las utilice en sus misiones. Se trata de aparatos que han contribuído a salvarle la vida más de una vez – o al menos para impresionar a las chicas. Aquí va un recuento de lo más notable aparecido en las películas.

Anteojos de rayos X


Pierce Brosnan lució este modelo de gafas en “El mundo no basta” (1999), que le permitían al espía obtener visión de rayos X y ver cosas ocultas, como por ejemplo, las armas que portaban sus enemigos.

“Dentonita”


Al revés de la pasta de dientes, la dentonita puede provocar agujeros no sólo en los dientes, sino que también en las murallas, el suelo, gente, etc. En “Con licencia para matar” (1989), esta pasta venía con un detonador con forma de caja de cigarrillos.

Reloj televisor


No tenemos idea por qué todavía no todos tenemos uno así en la muñeca, aunque tampoco está muy claro cuán práctico sería un reloj con televisor. En “Octopussy” (1983), Bond luce un modelo Seiko que no sólo dice la hora.

Reloj de campo magnético


Este reloj apareció en “Vive y deja morir” (1973), y se trata de un Rolex capaz de convertirse en un magneto tan poderoso que incluso podría desviar la trayectoria de una bala (que no fuera de plomo) a larga distancia. También podía atraer otras cosas de metal, asunto demostrado con una cuchara.

Jetpack de cohetes


odavía estamos esperando los jetpacks en el mundo real. James Bond usó uno en 1965 en la película “Thunderball” con Sean Connery, para escapar de los malos.

Auto submarino

En 1977 en “La espía que me amó”, James Bond escapa haciendo que su Lotus Esprit se convierta en un submarino, conduciéndolo bajo el agua.

Teléfono móvil con shock eléctrico y control remoto

Este modelo Ericsson apareció en “El mañana nunca muere” (1997) e incluía una serie de agregados, como una pistola de choque eléctrico que podía descargar 20.000 volts a un usuario no autorizado. Bond lo usó también para freír el mecanismo de cierre de una puerta. También incluía un lector de huellas digitales, una antena que se podía usar para abrir cerrojos, y un control remoto para su BMW 750iL.

El BMW 750iL


El teléfono de arriba no sería suficiente sin este auto, que además de ser controlado por control remoto vía teléfono móvil, venía con un arsenal de armas, es a prueba de balas, dispara misiles desde el techo, granadas, y más.

El maletín


El maletín es un accesorio recurrente para James Bond, pero particularmente en “Desde Rusia con amor” (1963), contenía un rifle sniper AR-7 que se doblaba en partes, 40 cajas de municiones, un cuchillo para lanzar, una botella de gas lacrimógeno y más.
Fuente: http://www.fayerwayer.com/2012/10/los-10-mejores-gadgets-de-james-bond/