domingo, 21 de octubre de 2018

Montevideo desde sus alturas - Parte 2: El Mirador de La Intendencia

Habiendo disfrutado de las vistas céntricas desde las alturas del Palacio Salvo, era lógico continuar por sobre otro de los íconos montevideanos que ofrecen una vista inigualable: El Mirador de la Intendencia.

En el Palacio Municipal propiamente dicho, funciona La Intendencia, y de ahí la simplificación coloquial del nombre del edificio, siendo la Intendencia el organismo encargado de la rama ejecutiva del gobierno del departamento de Montevideo.

El edificio está ubicado en Avenida 18 de Julio 1360, y su diseño estuvo a cargo del arquitecto uruguayo Mauricio Cravotto.

Fue habilitado el 16 de julio de 1941, aunque finalmente el edificio construido, difiere del modelo original de Cravotto. En este, la torre principal medía 114m, lo que lo hubiera convertido en el edificio más alto de la ciudad, pero por razones financieras solo se levantaron 78m, quedando en segundo lugar después del Palacio Salvo.

Asimismo, faltaban el revestimiento exterior de ladrillo, las alas laterales, la explanada y el garaje subterráneo, los cuales se construyeron posteriormente, dándole al edificio su aspecto actual.

En el atrio del edificio se realizan exposiciones artísticas, artesanales, bienales, así como variadas expresiones culturales. Es sede además del Museo de Historia del Arte - MuHAr y del Archivo Fotográfico de la ciudad, y cuenta con un centro de convenciones.

Si bien no es el edificio más alto de Montevideo, su ubicación, en la cresta de una cuchilla (o colina alargada), hace que desde su mirador puedan apreciarse varios puntos de la ciudad, haciendo incluso que el mismo edificio desde abajo se vea más imponente aún.

La visita al mirador es gratuita, por lo que no puedo dejar de recomendarla. Y si por alguna razón aún no están convencidos de subir, en el siguiente álbum les dejo algunas vistas que traje de allí:


La semana que viene, completo esta visita a Montevideo, nuevamente desde sus calles, explorando el Barrio Reus…


domingo, 14 de octubre de 2018

Montevideo desde sus alturas - Parte 1: El Palacio Salvo


Por afecto y proximidad, Montevideo se transformó poco a poco en un destino recurrente para alguna de mis escapadas de fin de semana anuales. Una ciudad hermosa y con un ritmo sumamente particular, que siempre invita a volver para redescubrirla, y por eso en este viaje, el eje fue justamente ese, el de volver a vivirla, pero desde otro ángulo.

El primer dia arranqué tempranito hacia el protagonista de esa mañana: El emblemático Palacio Salvo.

El Palacio fue edificado al impulso de los hermanos empresarios Ángel, José y Lorenzo Salvo, y diseñado por el arquitecto italiano Mario Palanti, siendo inaugurado el 12 de octubre de 1928.

Con sus 100 metros y 27 plantas, fue la torre más alta de latinoamerica entre 1928 y 1935, cuando fue desplazado del segundo al tercer puesto sudamericano por el Kavanagh de Buenos Aires. Actualmente continúa siendo uno de los edificios más altos de la ciudad de Montevideo, habiendo sido declarado Monumento Histórico Nacional en 1996.

El Palacio Salvo está en la Avenida 18 de Julio y Plaza Independencia, y está emplazado en donde antes estuvo la Confitería La Giralda, donde se tocó por primera vez La Cumparsita de Gerardo Matos Rodríguez. Actualmente en el sitio histórico donde se tocó La Cumparsita por primera, vez funciona el Museo del Tango de Montevideo.

Este edificio tiene un “hermano gemelo” en estilo ecléctico, construido por el mismo arquitecto, en Buenos Aires: El Palacio Barolo.

Habiendo visitado al Barolo, era un gran pendiente recorrer el Salvo, por lo que no dudé en acercarme a realizar la visita guiada.

El recorrido tiene ciertamente menor interés que el del Barolo… Las comparaciones son inevitables. Es que recorrer el Barolo es meterse en un cuento. El Salvo por otra parte, es un edificio con ciertas particularidades, pero carente de prácticamente todo ornamento. Las grandes protagonistas del Salvo son las vistas, y no tanto el edificio en sí.

Afortunadamente, la guía narra la historia de forma dinámica e interesante, dando tiempo incluso de sobra para dar rienda suelta a los observadores y sus cámaras, y si bien la visita no es muy larga, da tiempo para disfrutar de cada detalle en cada punto visitado.

Luego del recorrido, puede visitarse en la planta baja, con una entrada aparte (Aunque comprando ambas reciben un descuento), el Museo del Tango, donde aprenderemos todo sobre la clásica “Cumparsita”. Lo recomiendo plenamente. Es un lugar pequeño, pero el desarrollo de la historia que nos cuentan vale cada peso de la entrada.

¿Recomiendo entonces la visita al Salvo? Si, y sobre todo si ya conocen el centro de montevideo y quieren redescubrirlo desde arriba. Además si aún no visitaron el Barolo, presentando la entrada del Salvo, se hacen acreedores a un descuento, gracias al convenio entre los organizadores de ambos recorridos.

Ahora, si el tiempo y el presupuesto son ajustados, hay una segunda opción clásica para llevarnos hermosas vistas aéreas Montevideanas, pero ese, será tema para la semana que viene…

Sin mas, les dejo el álbum que armé desde esta experiencia:

La próxima semana, redescubrimos Montevideo desde otra de sus clásicas alturas: El Mirador de la Intendencia



domingo, 7 de octubre de 2018

Tema Libre – 04 – La historia de Cotton Fields

Willie-The-Poor-BoysCuarta emisión de Tema Libre… ¡Quién lo hubiera dicho! Atrás quedó House of the Rising Sun por The Animals. Nuestra próxima parada: Cotton Fields, popularizada por Creedence Clearwater Revival.

Ya habíamos escuchado sobre Lead Belly, con su versión de House of the Rising Sun, pero hoy lo traemos aquí como compositor e intérprete de la primera grabación de Cotton Fields.

Pero no sería ésta la única pieza que vincula a ambos artistas. The Midnight Special tuvo un desarrollo similar, solo que Leadbelly no fue su exclusivo compositor, sino que él realizó una de las primeras grabaciones populares en 1934, pero ese, será tema para un futura investigación.

A Petula Clark ya la habíamos escuchado también haciendo Needles and Pins, en el primer Tema Libre.

El último dato de color: Boots Randolph hace una versión en 1980, la cual si escuchan bien, se parece mucho a otra de sus obras infinitamente conocidas: Yakety Sax :)

Y como siempre, aparecen algunos protagonistas mencionados anteriormente, quienes intervienen casi como un nexo conductor entre cada una de las historias.

En el informe de hoy, podrán disfrutar de las versiones destacadas de:

- Leadbelly (1940)
- Odetta & Larry (Old Cotton Fields At Home) (1954)
- Harry Belafonte (1958)
- Highwaymen (1961)
- Johnny Cash (In Them Old Cottonfields Back Home) (1962)
- Petula Clark (L'Enfant Do) (1962)
- Ester and Abi Ofarim (Wenn ich bei dir sein kann) (1964)
- The Seekers (1964)
- Trini Lopez (1964)
- Unit 4 + 2 (1965)
- The New Christy Minstrels (1967)
- Charley Pride (1968)
- The Beach Boys (Cotton Fields - The Cotton Song) (1968)
- Creedence Clearwater Revival (1969)
- Los Apson (Cuando Era Un Jovencito) (1970) (Aunque luego me enteré que hubo una versión previa, de 1964)
- Ramón Valdéz (Cuando Era Un Jovencito) (1970)
- Elvis Presley (1970)
- Elton John (1970)
- Nuestro Pequeño Mundo (Campos de Algodón) (1973)
- Teresa Brewer (1977)
- Boots Randolph (1980)
- Joe Dassin (1989) (Este el el año de edición, la grabación fue al menos unos diez años antes, pero, había quedado inédita)
- Tesla (1991)
- Alfonso Morquecho (Campos de Algodón) (Reeditado en 2013, pero no pude precisar la fecha original)
- John Fogerty (2004)
- Creedence Clearwater Revisited (2000)

Menciones especiales a las versiones que quedaron afuera, para:

- Bill Monroe (1962)
- The Springfields (1962)
- Buck Owens (1963)
- The Angels (1963)
- Johnny Mann Singers (1963)
- Eddy Arnold (1964)
- The Carter Sisters (1966)
- Udo Jürgens (1968)
- Flatfoot 56 (2012)

Y ya sin mas, la presente entrega:


En la próxima emisión de Tema Libre: The Righteous Brothers - Unchained Melody.