domingo, 15 de septiembre de 2019

Recorriendo el Parque Nacional Calilegua - Las Vistas Generales

Desde la capital jujeña, y antes de seguir viaje hacia Catamarca, me di el gusto de realizar una de las jornadas de Trekking mas inolvidables, al menos hasta ahora. Hoy, te muestro la primera parte de esta experiencia, en el Parque Nacional Calilegua.

Ésta es un área natural protegida, situada sobre las faldas orientales de la sierra de Calilegua, en el sudeste de la provincia de Jujuy. ¡Quien hubiera dicho, que en el corredor del NOA, la aridez de los desiertos convive tan estrechamente con la imponente Selva de Yungas!

El Parque, es una de las zonas núcleo de la reserva de biosfera de las Yungas, junto al parque nacional Baritú, la reserva nacional El Nogalar de Los Toldos, el parque provincial Laguna Pintascayo y el parque provincial Potrero de Yala.

El objetivo específico de esta parte, es la protección de un área representativa de las Yungas y de un ecotono de la provincia biogeográfica chaqueña, y la conservación de especies endémicas a nivel nacional y mundial.

Sus 76.306 hectáreas lo convierten en el Parque Nacional más extenso del noroeste argentino.
El nombre “Calilegua” se suele asociar a la lengua aimara y equivale a “Mirador de Piedra”.​

La ecorregión que se encuentra presente es la de selva de las Yungas (o selva de montaña del noroeste argentino), caracterizándose por el clima cálido húmedo, con lluvias estivales de entre 900 y 1300 mm. La ecorregión se encuentra integrada con las sierras subandinas, cuyas alturas oscilan entre los 400 y los 3000 msnm. De relieve montañoso, comprende una serie de fallas, cañadones y cordones montañosos muy abruptos, que descienden principalmente de las serranías de Calilegua.

La zona del parque nacional Calilegua fue afectada entre los 1990 y especialmente en la primera mitad de los 2010 por perforaciones petrolíferas que además de violar la esencia de un área natural protegida, implicaban riesgos de grave contaminación y afeaban al parque en su naturaleza estética; la actividad de Greenpeace​ y otras instituciones ambientalistas lograron que el viernes 18 de diciembre de 2015 se concluyera con tal violación de las normativas correspondientes a las Áreas naturales protegidas de Argentina.

Hoy, les muestro las vistas generales que tuve en el recorrido que me ayudaron a hacer los guardaparques, pero la semana que viene, les cuento como llegar, para que ustedes también puedan vivir esta maravillosa experiencia.



La semana que viene, junto con el relato de la experiencia, disfrutamos de los detalles del Parque Nacional Calilegua…





domingo, 8 de septiembre de 2019

Caminando por San Salvador de Jujuy – Los Espacios Verdes

El mis caminatas por La Capital Jujeña, además de disfrutar de su patrimonio histórico y arquitectónico, pude disfrutar de los céntricos parques, plazas, y canales que atraviesan la ciudad, y hoy, te los muestro.

Entre los parques y paseos al aire libre, se destacan el Parque San Martín, la Plaza Belgrano, la Plaza de los Inmigrantes, la Plaza Italia y la Plaza Hipólito Yrigoyen, además de los dos impresionantes canales de los rios Grande y Xibi-Xibi.

Es de destacar que en distintas ubicaciones, se encuentran emplazadas seis importantes obras de la escultora argentina Lola Mora.

Hay dos áreas naturales municipales protegidas: el Parque botánico Barón Carlos María Schüel y la reserva natural Río Xibi-Xibi, ya que San Salvador de Jujuy está dentro del perímetro de la reserva de biosfera de las Yungas.

No sé bien por qué, la amplia mayoría de mis amigos y conocidos no me recomendaba invertir tiempo en esta ciudad. Personalmente y como pueden ver en ambas entregas que dediqué a esta parte de mi recorrido por el NOA, le encontré muchos atractivos, además de la singularidad en su trazado cortado transversalmente por los rios ya mencionados. Tal vez el barrio desde la vieja terminal no es de los mas lindos, lo entiendo, pero no se puede sopesar a toda una ciudad solamente por la vista desde el micro, ya que si lo piensan, muy poco tienen que ver las vistas desde las terminales (Y ni hablar desde los aeropuertos!), con las ciudades en sí.

San Salvador de Jujuy es una ciudad con gran patrimonio y valor histórico, que sin dudas, no se puede dejar de recorrer.


La semana que viene, nos vamos de aventuras al Parque Nacional Calilegua!

domingo, 1 de septiembre de 2019

Caminando por San Salvador de Jujuy – La Ciudad

Luego de la hermosa experiencia en la aislada y tranquila San Isidro de Iruya, volví a Jujuy, para hacer base por un par de dias en su capital, lo que me permitiría conocerla, y cumplir otro de mis pendientes en el NOA, pero no nos adelantemos. Hoy, caminamos por San Salvador de Jujuy.

San Salvador de Jujuy es llamada popularmente «La Tacita de Plata», y se encuentra ubicada en un fértil valle, en la confluencia de los ríos Grande y Xibi Xibi, rodeada de montañas que, hacia el oeste y en invierno, suelen estar cubiertas de nieve. En mi caso fui en primavera, lo que no me permitió ver el paisaje de esta manera.

La ciudad es bastante grande. Tiene una población de 265.249 habitantes, que, unidos a los de su área metropolitana, ascienden a 312.554, además de ostentar dos récords nacionales: Por su latitud, sobre el paralelo de 24°11'08'', es la capital de provincia más septentrional de la Argentina y por su altitud, a 1.259 msnm, es también la capital de provincia más alta del país.

Arquitectónicamente suele estar subestimada, pero es muy interesante. La Casa de Gobierno es un edificio muy particular, al conjugar elementos coloniales españoles con neoclásicos italianizantes e influjos franceses bellepoquianos. La catedral es un hermoso -aunque sencillo- edificio de un estilo colonial español, en el cual aunque se encuentran detalles barrocos predomina el estilo herreriano; también se destaca el Teatro Mitre, de estilo italiano, construido en 1901 uno de los más antiguos del país. Otras edificaciones de notorio valor histórico y arquitectónico que se han conservado son: El cabildo, la Capilla de Santa Bárbara, la Iglesia San Francisco, la Antigua Estación del Ferrocarril Belgrano, el Mercado Central, el Hospital San Roque, el Museo Histórico Provincial (casa donde fue muerto el general Juan Galo Lavalle) y el Museo de Ciencias Naturales Carlos Darwin, en el Colegio Nacional.

La Catedral, construida frente a la plaza General Belgrano, data de mediados del siglo XVI (1606). Las obras se completaron en el período comprendido entre 1761-1765. En su interior se aprecia una de las obras de arte que perduran desde la época colonial y que pertenecía a la iglesia matriz: El púlpito. Se trata de uno de los más importante del país por su composición, antigüedad y los temas representados. Fue tallado en madera de ñandubay y cedro. Este templo católico fue elevado a la categoría de catedral en 1935, cuando se creó el Obispado de Jujuy. Desde el año 2004 en ella descansan los restos del canónigo Juan Ignacio Gorriti y de su hermano José Ignacio Gorriti.

Sin dudas, y como van a ver en el siguiente álbum, dedicar un par de dias a caminar la capital jujeña es una muy buena idea.



La’semana que viene, como es costumbre, terminamos el recorrido por la capital jujeña, para descubrir un poco mas desde sus plazas y parques

domingo, 25 de agosto de 2019

Descubriendo San Isidro

Tras recorrer los 8Km de la Quebrada del Rio San Isidro, finalmente, llegamos al destino mas al norte que haría en este viaje: San Isidro.

San Isidro (o San Isidro de Iruya), es una pequeña localidad del Departamento Iruya, escondida entre las montañas de la quebrada.

Sus 350 habitantes se distribuyen en 6 barrios: Pueblo Viejo (el más importante), Pumayoc, La Laguna, Trihuasi, La Palmera y La Cueva

La sensación de recorrer San Isidro es totalmente diferente a Iruya: Los habitantes son muchísimo mas amables, y el poblado, lejos de la oferta hostelera y gastronómica que está copando Iruya debido al turismo, se mantiene tranquilo y muy tradicional, ofreciéndonos también lugares donde hospedarnos y comer, claro, pero sin perder su esencia.

Recorrer sus callecitas, sin dudas, fue la experiencia mas cercana que viví a caminar por una de las tantas pequeñas villas descriptas en relatos como El Señor de Los Anillos.

Un paseo completamente recomendable, y que nos deja con ese agradable sabor a ganas de volver :)
Mis destinos en el cronograma que tenía en mente, me llevarían inmediatamente a vivir experiencias opuestas en la gran ciudad de San Salvador de Jujuy, pero, tendría revancha de estos aires mas adelante, aunque todavía, no tenía idea de eso…


La semana que viene, volvemos a la ciudad, hacia al sur, a caminar la capital jujeña.

domingo, 18 de agosto de 2019

Por la Quebrada del Rio San Isidro

Luego de disfrutar a pleno de la clásica Iruya, era hora de seguir hacia el punto mas al norte que iba a visitar en este viaje: San Isidro. A partir de allí y de algún modo, todo sería retorno, pero no nos adelantemos. Lo primero era recorrer la Quebrada de San Isidro.

Como les adelanté, la idea era pasar un dia en San Isidro, pueblo al que se accede por el cauce del río homónimo, pero eso si, antes de diciembre, ya que en época de lluvias, el rio crece y el poblado queda aislado, realizándose el abastecimiento de alimentos en burro, llama o a caballo.

Hubiera caminado los 8KM, pero por la altura, lo escarpado del terreno, y el tremendo calor reinante, preferí ir con Bernavé, nativo de la zona y encargado de la casa de la cultura iruyense, quien estuvo siempre atento a no solo realizar cuanta parada se me ocurriera, sino también, a completar mi experiencia explicándome la historia de los lugares (Tanto Iruya como San Isidro), contándome anécdotas, y señalándome incluso, algunos hitos arquitectónicos que de otro modo, se me hubieran pasado por alto.

El camino se hizo tremendamente ameno de esta forma, lo que me permitió descansar y guardar energías para la segunda mitad del viaje (Restaba por delante aún recorrer algo mas de Jujuy, antes de viajar a Catamarca y Tucuman). Quedaba mucho por delante!

Hoy los invito a disfrutar conmigo, de las vistas mas asombrosas que tuve en el recorrido por la Quebrada de San Isidro:



La próxima semana, les muestro mi paseo por la pequeña y maravillosa San Isidro

domingo, 11 de agosto de 2019

Los Detalles de Iruya

Caminando por el poblado de Iruya nos encontramos no solo con las maravillosas vistas que les mostré anteriormente, sino también, con un sinfin de detalles que hacen de ésta, una atmósfera única, y hoy, nos internamos en ellos…

El pueblo fue fundado oficialmente en 1753, aunque las actas de nacimiento encontrados en la parroquia de Humahuaca indican que la presencia de habitantes se remonta un siglo antes de su fundación. Estos habitantes son descendientes de los incas. Existen varias ruinas a los alrededores que prueban la existencia de una etnia homogénea antes de la llegada de los realistas. Un ejemplo son las ruinas de Titiconte, ubicado a unos 8 km al este de Iruya.

Los primeros habitantes sobrevivían, y continúan haciéndolo, mediante los cultivos de subsistencia. Principalmente se dedicaban a la cría de ganado, como ovejas, cabras y en menor medida la llamas, y también practicaban la agricultura, cultivando maíz, papas, ocas y otros productos agrícolas.

Incluso hoy en día, sus habitantes siguen subsistiendo mediante la práctica del trueque. Sin embargo, debido a su cercanía con la quebrada de Humahuaca, el turismo está comenzando a desarrollarse.
Iruya contaba con 1523 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un incremento del 42,3 % frente a los 1070 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior, y por el avance edilicio apreciado en mi visita, este número volverá a incrementarse sustancialmente en el próximo recuento.

Poco a poco, nuevos habitantes se van sumando a la tranquila y aislada Iruya, haciendo mutar su fisonomía, cosa que se nota también en los pobladores nativos de la zona, quienes no con poco descontento, refunfuñan ante los turistas que invaden su cotidianeidad. Quizá en un futuro no muy lejano, Iruya haya terminado, irremediablemente, de perder su magia original. En mis viajes he vivido en más de una oportunidad éstas tristezas, pero siempre hay esperanzas en que las regulaciones, la educación, y la reivindicación de las tradiciones vuelvan a aflorar para mantener un equilibrio con la siempre traicionera prosperidad.


La próxima semana, nos vamos a caminar la Quebrada del Rio San Isidro, en busca de dicha localidad…



domingo, 4 de agosto de 2019

El Poblado de Iruya

Habiendo pasado por Abra del Cóndor, era hora de llegar al destino donde haría base por por próximos dias. Ya de vuelta en la provincia de Salta, visitaría la mágica Iruya.

La ciudadela está ubicada a 2780 msnm, sobre los faldeos orientales de la sierra de Santa Victoria, dentro del perímetro de la reserva de biosfera de las Yungas.

Al llegar a Iruya, la primera impresión que d,a es la de un pueblo «colgado en la montaña», o más bien de una isla, ya que está rodeado por los ríos Milmahuasi y Colanzulí, (o Iruya), en medio de la quebrada.

Se destaca su edificación colonial con callejuelas estrechas y empedrado desparejo, y sus paisajes de imponentes vistas panorámicas. En sus proximidades, 5 km al noreste, se encuentran las ruinas del Pucara de Titiconte.

Aquí, los habitantes, vestimentas, costumbres y viviendas han mantenido su tradición a lo largo de 250 años. El poblado conserva, a pesar del avance del ladrillo y el cemento, gran parte de sus casas de adobe, piedras y paja.

Siguiendo el lecho de los ríos que surcan el interior, se aprecian quebradas de diferentes formas y colores. La piedra laja en algunos tramos ha formado paredes de contención del río.

El 18 de febrero de 1995 la localidad de Iruya fue declarada Lugar Histórico Nacional por Decreto 370 del Poder Ejecutivo de la Nación.

Debido a la altura, y a lo pronunciado de las pendientes de ambas partes del pueblo, la visita debe hacerse a paso lento, al menos, hasta aclimatarnos. Se pueden visitar dos miradores, la iglesia, el cementerio, y el pueblo, para lo que recomiendo dos dias completos, no solo para las caminatas, sino para poder entender la dinámica diaria de un paraje tan particular.

A continuación, les dejo el primero de los álbums que hice allí:




La próxima semana, nos internamos en los particulares detalles que hacen única a Iruya…






domingo, 28 de julio de 2019

Camino a Iruya: Abra del Condor

Luego de recorrer la fantástica Serranía del Hornocal, mi viaje siguió aún mas al norte, pero volviendo a la provincia de Salta. Tocaba sacarme el gusto de conocer y recorrer el pueblito de Iruya, pero eso únicamente es posible desde el camino que atraviesa los hermosos parajes de Abra del Condor.

Es que para llegar a Iruya, hay un único camino desde Humahuaca. Aquí se debe tomar la ruta nacional n° 9 hacia el norte. Tras recorrer 26 km. aproximadamente por la quebrada, se llega al empalme con la ruta provincial n° 13, con un camino señalizado de tierra que se desvía de la ruta 9 hacia el este.

Tomando este camino, se deben recorrer aún unos 54 km. pasando por el pueblo de Iturbe y algunos otros parajes. La ruta transita el desolado y árido paisaje de puna a medida que remonta la sierra de Santa Victoria, límite geográfico de la quebrada de Humahuaca, hasta llegar al punto más alto de su recorrido en el abra del Cóndor, a una altura de aproximadamente 4000 msnm.

A partir de allí, se puede empezar a percibir un cambio progresivo en el clima, flora e incluso fauna, visto que se está penetrando una zona de transición entre la puna y la yunga. En el abra del cóndor se ubica también la frontera entre Jujuy y Salta. A partir del abra, quedan 20 kilometros de descenso aprox. hasta llegar al pueblo, a 2800 msnm.

El camino, sobre todo en verano, es casi imposible de transitar si no en un vehículo todo terreno, y exige cierta experiencia por parte del conductor: Se transitan zonas de cornisa, se deben cruzar ríos y no es poco común que en las zonas altas del recorrido haya nieblas densas que reducen drásticamente la visibilidad.

Existen dos empresas de colectivos que realizan recorridos diarios de la ciudad de Humahuaca a Iruya y viceversa; los boletos de ambas pueden ser adquiridos en la estación de colectivos de Humahuaca, o en las respectivas oficinas en Iruya. Existen descuentos por la compra de boletos de ida y vuelta, con la fecha de vuelta abierta durante un mes como plazo máximo.

La pericia de los choferes es realmente para el asombro. Recomiendo enfáticamente viajar adelante de todo, cosa que además del camino y las vistas, nos permite de tanto en tanto, observar la cancha que tiene el conductor ante los desafíos de la geografía vial.


La semana que viene, comenzamos a recorrer el poblado de Iruya






domingo, 21 de julio de 2019

Serranía del Hornocal

Y desde Humahuaca, llegó el momento de cumplir otro maravilloso sueño: ¡Visitar el extraordinario Cerro de los 14 colores!

Llegar para un paseante a pié como uno no es problema: Desde el puente que interconecta ambas partes de la localidad de Humahuaca, cerca de la feria, salen todo el tiempo camionetas 4x4, que cuando completan sus plazas, inician el camino. Dada la cantidad de turistas en la zona, y el vivo anuncio de los conductores, pregonando “Al Hornocal!” a viva voz, ésto sucede en poco tiempo.

La serranía de Hornocal es una sierra ubicada a 25 kilómetros de la ciudad de Humahuaca y es parte de la formación calcárea llamada Yacoraite que se extiende desde la provincia de Salta, atravesando la Quebrada de Humahuaca y luego el Altiplano boliviano hasta Perú.

Tiene una altura de 4761 metros sobre el nivel del mar, cosa que hay que tener en cuenta a la hora de visitar su mirador. Comer bien, no deshidratarse, aclimatarse, moverse despacio y coquear ayudar en el proceso de evitar el apunamiento.

Su forma característica es resultado de un efecto de corte, lo cual consiste en la erosión en ángulo de un conjunto de capas paralelas que produce un efecto visual similar al de plegamientos (erróneamente asociado a esta serranía con frecuencia).​

El mejor momento del día para visitar la Serranía del Hornocal es por la tarde, ya que el sol de ese momento del día resalta sus diferentes colores. Anecdóticamente, yo lo hice en las primeras horas de la tarde, y como pueden ver, los colores están en su plenitud, pero gracias a la posición cenital del sol casi no registré sombras, lo que me dio una vista con una sensación mas plana que texturada.

La zona del mirador no es mucho más que un sector donde se pueden estacionar los vehículos. El mirador se encuentra a 4.350 msnm. y es el mejor punto para contemplar las vistas panorámicas.
Ojo, en el lugar no hay infraestructura, ni refugios, ni baños, ni agua, así que vayan preparados. Imprescindibles el abrigo, ya que los vientos son atroces y muy frescos. Lleven también protector solar, porque por otra parte, el sol pega y mucho, y tengan en cuenta que acá, no hay señal de celular.

Mis fotos transmiten pobremente la experiencia, tal vez en esta ocasión más que en ninguna otra, por lo que esta vez la recomendación de ir a vivirlo, va con mucho mas énfasis :)



La próxima semana, seguimos viaje hacia el norte y volvemos a Salta, para disfrutar de la magia de Iruya…





domingo, 14 de julio de 2019

Los Detalles de Humahuaca

Anteriormente, caminamos por las callecitas de Humahuaca descubriendo sus características generales. Hoy, completamos el recorrido paseando por los imperdibles que ofrece este poblado histórico.

Visitaremos su feria y centro comercial, así como el pequeño centro cívico, en donde encontraremos al rededor de su plaza principal la iglesia y la municipalidad, así como nos asomaremos a las alturas desde el Monumento a los Héroes de la Independencia.

El Carnaval de Humahuaca es uno de los más famosos del país y atrae tanto a visitantes locales como extranjeros, muestra una entusiasta participación popular. Dura ocho días y en su preparación intervienen máscaras, disfraces, trajes coloridos y ritos.Varios son los factores que han contribuido a darle renombre; aquí se han preservado las más puras y pintorescas costumbres carnavalescas propias de la zona, con reminiscencias indígenas y españolas, dándole su sello característico, diferente y misterioso.

Las grandes protagonistas del Carnaval son las llamadas "Comparsas", las cuales se encargan de organizar celebraciones en diferentes lugares del pueblo donde no falta la comida, la bebida, el baile y el homenaje a la Pachamama. Las fiestas se organizan por las calles de día y en las noches en tinglados o salones

El 2 de julio de 2003, La Quebrada de Humahuaca fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Durante la sesión, el valle andino que se extiende por 155 kilómetros en el noroeste argentino, obtuvo el voto unánime de los 21 integrantes del Comité, que calificó el paisaje como un "sistema patrimonial de características excepcionales".

La presentación ante la UNESCO de toda la documentación que fundamentó la candidatura de la Quebrada, se remitió a fines de enero de 2002, y se elaboró en el marco de un convenio entre el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y la Provincia de Jujuy, firmado en junio de 2001 por el gobernador de la provincia de Jujuy,Dr. Eduardo Fellner y el secretario general del CFI, Ing. Juan José Ciácera, en la ciudad de San Salvador de Jujuy. Los estudios técnicos fueron elaborados a través de la asistencia técnica y financiera del CFI; este organismo asistió también en aspectos organizativos a la misión oficial al Congreso Anual de la UNESCO.

La Quebrada de Humahuaca constituye un itinerario cultural de 10.000 años. Por sus senderos caminaron aborígenes de distintas etnias, y que aún hoy conservan creencias religiosas, ritos, fiestas, arte, música y técnicas agrícolas que son un patrimonio viviente. Con esta declaración, la UNESCO se compromete a apoyar el desarrollo educativo y sustentable de la zona, y la preservación de la cultura de los pueblos originarios.






domingo, 7 de julio de 2019

Caminando por las callecitas de Humahuaca

Así como en las ediciones anteriores, de la Quebrada de Humahuaca desarrollamos la visita en dos mitades, recorriendo sus generalidades y deteniéndonos en sus particularidades, en esta oportunidad haré lo mismo desde su localidad cabecera: Humahuaca, centrándonos hoy en sus generalidades.

La localidad está ubicada a lo largo de la Ruta Nacional 9, al norte de San Salvador de Jujuy, a 2.939 msnm; y está organizada con una Municipalidad y diferentes centros vecinales. Hhasta finales del siglo XIX fue uno de los más importantes centros comerciales coloniales del antiguo camino al Alto Perú. En ella se destacan sus calles angostas y empedradas, dignas de recorrer a pie, con sus casas bajas de adobe, conservando su fisonomía histórica.

Su nombre deriva del nombre de una nación de pobladores originarios que habitaron la región: Los Omaguacas. Aunque también hay una leyenda que hace referencia a la Cabeza que llora (Humahuacac). El Dr. Horacio Carrillo manifiesta que el nombre hace referencia al lugar de enterratorios de cabezas, o sepulcro de principales cabezas destacadas.

Entre los siglos XVII y XVII la importancia del pueblo de Humahuaca fue creciendo, por su lugar estratégico, por obra de sus encomenderos y corregidores, y por sus esclarecidos Cura Párrocos.

Los obispos del Tucumán hacían sus paradas obligadas en Humahuaca, camino de su Diócesis, visitando canónicamente la parroquia y dejando sabias disposiciones de sus actas. A principios del siglo XVIII, Humahuaca gozaba de esplendor y actividad, tenía un total de 199 indios feudarios, y comprendía un total de 1.400 personas, que con españoles, indios libres, negros, mestizos zambos se llegaría quizás a los 1.600 habitantes, con toda seguridad.

Humahuaca era considerada en todo el Tucumán, el más grande pueblo y el de mayor vida económica. Era un centro obligado de descanso y reabastecimiento y asiento de los Gobernadores de la Puna.

Ya en el siglo XIX, Humahuaca fue escogida para ser el altar simbólico de la Patria en el Norte Argentino, colocándose en ella el Monumento a la Independencia, ya que fue teatro, bastión, hito estratégico, y campo de las hazañas más bravas e imperecederas de la Guerra Gaucha.

En el suelo de Humahuaca, según el Archivo Capitular de Jujuy y otros documentos, se libraron 14 combates entre patriotas y realistas en el período que media de 1814 a 1821. Entonces, Humahuaca ocupa una página interesante en la Historia de la Argentina...


La próxima semana, nos volvemos a perder en las callecitas humahuaqueñas, para disfrutar de los detalles que las hacen únicas…





domingo, 30 de junio de 2019

Puntos destacados en la Quebrada de Humahuaca

Por la cantidad de material que traje, decidí repartirlo en dos entregas. En la anterior, les mostré el camino entre la capital jujeña y la localidad de Humahuaca. Hoy, desde esta segunda parte completamos la experiencia, visitando algunos de los hitos imperdibles entre tantas paradas que pueden hacerse, recorriendo la Quebrada de Humahuaca.

La Quebrada de Humahuaca fue declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad en julio de 2003 por la Unesco, por ser una combinación de maravillosos paisajes, numerosos caseríos, pueblos y ciudades que conservan muchos vestigios precolombinos y coloniales, como así también su milenaria cultura omaguaca.

También hay sitios como el paraje de «Inca Cueva» (nombre relativamente moderno) donde se hallaron señales (petroglifos, piedras talladas, etc.) cuya antigüedad se estima en 10 milenios.
En la Quebrada, todavía existen los quechuas descendientes de los antiguos pobladores, autodenominados pueblos originarios, y habitan coexistiendo con la naturaleza, la PachaMama (Madre Tierra), el dios del trueno, el rayo y todos los seres vivos a los cuales respetan. Gracias a que mantuvieron su cultura pese a que los invasores Incas intentaron convertirles en servidores de la suya del dios del Sol, además de haber sido escenario de muchos combates librados durante la guerra de la Independencia y durante la guerra ante la invasión de la confederación Peruano-Boliviana.

Entre sus muchos atractivos están el monolito que indica el cruce del Trópico de Capricornio, el Pucará de Tilcara, una fortificación construida por los primitivos pobladores erigida en la cima de las montañas, y el hito natural denominado “La Paleta del Pintor”

Actualmente muchos de estos aspectos pasan desapercibidos, los pueblos originarios antes mencionados se encuentran en un continuo conflicto con el gobierno provincial reclamando la tierra que alguna vez le perteneció a sus antepasados.

También pueden visitarse los mejores talleres de alfarería, me arriesgo a decir, del país, tanto por la mano de sus artesanos, como por la calidad de la materia prima que se encuentra en estas tierras.
Recorrer la quebrada varias veces en mi viaje fue de las cosas mas lindas que tuve la suerte de vivir en este paseo, ya que en cada oportunidad, me encontraba con un aspecto diferente para disfrutar.



La próxima semana, comenzamos a caminar la localidad cabecera en su punto norte: Humahuaca




domingo, 23 de junio de 2019

Recorriendo la Quebrada de Humahuaca

El poblado de Purmamarca obviamente por cercanía e influencia, me dio pié para seguir explorando las maravillas de la provincia de Jujuy, y el paso siguiente en el recorrido como era de esperarse, fue la maravillosa Quebrada de Humahuaca.

La quebrada está recorrida por el río Grande, subafluente del río Paraguay, el cual la ruta bordea incesantemente en toda su extensión. Pertenece a la subregión de la Cordillera Oriental, y se encuentra limitada por dos cordones: el occidental y el oriental, presentando un marcado rumbo norte-sur, siendo cada vez mayor la altura hacia el norte. Por esto se la considera una vía de acceso natural hacia el Altiplano, función con la que fue utilizada desde tiempos precolombinos.

Las condiciones climáticas de la región, hacen que el final del invierno, fresco y seco, sea la estación ideal para visitarla.

Por su extremo sur, la Quebrada de Humahuaca desciende en altitud y se relaciona a través de valles intermedios, como el de Lerma, con la Quebrada del Toro que desciende desde el Oeste (es decir desde el Altiplano) y con los también célebres Valles Calchaquíes.

La versión más aceptada para el nombre Humahuaca refiere al autoetnónimo de la etnia Omaguaca que habitaba la región. La autodenominación de tal etnia aún es de difícil verificación, aunque tradicionalmente se relaciona con el conjunto arawak; se trataría de una posible mutación fonémica de arawak ya que, en efecto, la etnia omaguaca fue el producto de una mixogénesis que incluyó a los chané —la parcialidad arawak más meridional— con los lickanantai, chichas y paziocas (o "calchaquies").

Una segunda versión atribuye el nombre al idioma quechua en la forma: uma waka, dándole el significado de "cabeza" (uma) y "tesoro". No obstante, se observa que la denominación huaca (de waka, "lugar sagrado") para tesoro es posthispánica en la región.

También existe otro significado de Humahuaca: "cabeza" (huma) y "llorar" (waqay); por ende la traducción indicaría "cabeza que llora". Algunos historiadores sostienen que el nombre hace referencia al lugar de enterratorios de cabezas o sepulcro de cabezas destacadas.

Ahora sí, a recorrer este ícono de nuestro patrimonio natural, inmortalizado por María Elena Walsh, desde su canción infantil “La Vaca Estudiosa”.



La próxima semana, nos detenemos en gran parte de los puntos destacados a lo largo de la Quebrada de Humahuaca, en nuestro viaje hacia el norte…






domingo, 16 de junio de 2019

Los Colores de Purmamarca

La Cuesta de Lipán nos depositó impecablemente y en un suspiro, en otro de los puntos clásicos entre los referentes turísticos jujeños. Hoy, recorremos Purmamarca.

En lengua aimara purma significa desierto y marca ciudad en, literalmente "ciudad del desierto", pero desierto en dicha lengua significa también la tierra inculta, no tocada por la mano humana, de allí que la traducción más adecuada en esta lengua sea "Pueblo de la Tierra Virgen" pero en quechua se interpreta como “pueblo del león”. Estos topónimos se relacionan a la etnia Omaguaca.

Quizá a nivel turístico, sea reconocible como el más pintoresco pueblo de la quebrada de Humahuaca aunque, geográficamente, pertenezca a otra quebrada transversal homónima, rodeada por sierras multicolores. La ancha Quebrada de Purmamarca, semeja un gran valle frente al río Grande poblada de los típicos cardones del ecosistema de los cerros, los que dan una característica propia a la vista de la región.

El poblado arrastra una tradición milenaria y ya existía en los tiempos de la conquista americana. La Iglesia es de 1648, consagrada a Santa Rosa de Lima. Su fiesta patronal se celebra el 30 de agosto, y cuenta con actos religiosos, sikuris y misachicos con acompañamiento de erkes y bombos. Fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1941, de arquitectura sencilla, muros de adobe, techo de cardón y torta de barro, conformando una nave única y angosta. En el interior hay pinturas de la Escuela Cuzqueña del s XVIII, y objetos de valor artístico.

El entorno de Purmamarca es bellísimo: El cerro de los siete colores y el río Purmamarca son los emblemas principales dentro de los atractivos naturales del lugar. La imponente belleza de los cerros "rojos" del Paseo de los Colorados es un recorrido obligado para todos. Se realiza en vehículo, o a pie. Se ingresa desde la entrada del pueblo, y son 4 km y para peatones, aunque también existen caminos secundarios y cortadas.

La Feria Artesanal funciona en forma permanente, ya que las actividades económicas del pueblo, principalmente son la confección y venta de artesanías, además de la pequeña hostelería y el alquiler de tours a las regiones cercanas, sobre todo a las Salinas Grandes y la Laguna de Guayatayoc, espejo de agua en plena puna donde pueden observase distintas especies de aves, entre ellas una especie endógena de flamencos rosados.

A poca distancia hacia Susques, también puede visitarse el Yacimiento Arqueológico de Huachichocana.

El culto a los muertos tiene una gran significancia entre los habitantes de los pueblos de la quebrada. Visitar el cementerio es un encuentro con el pasado y sensaciones encontradas en la originalidad de las construcciones en honor al difunto.

Cuando visiten Purmamarca, no se olviden de dos clásicos: Las tortillas a la parrilla rellenas de humita, y los variados postres regionales, incluídos, para mi sorpresa, alfajores rellenos de los mas variados dulces caseros.

Acompáñenme una vez mas a un maravilloso recorrido, desde el álbum que les comparto en esta oportunidad.


La próxima semana, nos metemos de lleno a recorrer La Quebrada de Humahuaca







domingo, 9 de junio de 2019

Cuesta de Lipán

Dejando atrás las Salinas Grandes, comenzamos a subir hasta el Abra de Potrerillos a 4.170 metros de altura. Desde este punto de altura máxima, me asomaría a uno de los miradores mas alucinantes del viaje, a disfrutar de la Cuesta de Lipán.

La cuesta del Lipán corresponde a un tramo zigzagueante y empinado de la Ruta Nacional 52, ubicada en el departamento de Tumbaya, en la Provincia de Jujuy.

La cuesta está recorrida un camino totalmente asfaltado que va serpenteando en su ascenso. Unas centenas de metros antes de llegar a su tope existe un mirador desde donde puede observarse la vertiginosa cuesta en casi toda su extensión.

De aproximadamente unos 17 kilómetros de extensión, la cuesta asciende desde los límites de la localidad de Purmamarca, a 2.192 msnm hasta los 4.170 msnm en el Abra de Potrerillos, pasando por el Cerro de los Siete Colores en un ascenso de este a oeste hacia la Puna de Atacama. Luego desciende hasta las Salinas Grandes a 3.450 msnm.

La cuesta es ascendida por un tramo de la Ruta Nacional 52, que a su vez integra el llamado eje Capricornio, parte del corredor bioceánico del Mercosur. Concretamente la cuesta del Lipán empalma la Ruta Nacional 9 al Este y la ex-Ruta Nacional 40 al Oeste.

Es el principal medio de acceso al Paso de Jama, único paso del eje completamente asfaltado y transitable todo el año, lo que hace que tenga un importante tránsito vehicular, sobre todo de camiones que hacen el recorrido entre Chile, noroeste y nordeste argentino, Paraguay y sudeste brasileño.

A pesar del flujo económico del corredor, el principal provecho que toman de la cuesta del Lipán los lugareños reside en actividades turísticas marginales tales como la venta de artesanías en el Abra de Potrerillos, el aprovechamiento del mirador de la cuesta como parador o el uso de la misma para realizar tours hacia las Salinas Grandes y la Laguna de Guayatayoc.

La Cuesta de Lipán recibió el premio Obra Vial del año 2004, por la Asociación Argentina de Carreteras, que nuclea a todas las provincias, empresas del sector y el Gobierno Nacional.

Recorrerla fue espectacular, concluyendo las últimas horas de la tarde recorriendo Purmamarca, pero ésto, se los cuento la próxima :)



La semana que viene, nos metemos a disfrutar de Purmamarca, y del cerro de siete colores

domingo, 2 de junio de 2019

Salinas Grandes

Habiendo repuesto energías en San Antonio de Los Cobres, seguimos viaje hacia el destino protagonista de la jornada: Las Salinas Grandes.

El viaje es bastante monótono y aburrido, sobre todo en el último trayecto, sintiéndose como mas largo de lo que en verdad es, pero vale la pena hacerlo desde allí, por los motivos mencionados en el post anterior.

Tras una hora y media, llegamos al salar, el cual sinceramente se me presentó menos imponente de lo que esperaba, y con este arribo, oficialmente, pisaba territorio jujeño por primera vez.

Salinas Grandes es la denominación de un salar limítrofe de las provincias argentinas de Jujuy y Salta, ubicado en el altiplano o puna del noroeste de Argentina.

Distante a 66 km de Purmamarca y accediendo a través de la Ruta Nacional 52, se extiende sobre un área de 212 km² en el departamento jujeño de Tumbaya y en el salteño de La Poma, encontrándose a una altitud promedio de 3450 msnm.

Pese a su elevación, las Salinas Grandes son prácticamente el nivel de base de una cuenca endorreica que se continúa hacia el norte en la laguna de Guayatayoc, laguna fuertemente salada y alcalínica. Por el sur y el este, estas salinas están separadas de la quebrada de Humahuaca por la sierra del Chañi, mientras que por el norte y el oeste sus límites se hacen más difusos en el desierto de la puna salada.

El origen de las Salinas Grandes de Jujuy y Salta data de un extenso periodo ubicado temporalmente entre 5 y 10 millones de años. En tal extendido plazo la cuenca de este salar se cubrió de aguas con gran cantidad de sales provenientes de la actividad volcánica. La evaporación paulatina de tales aguas saladas continentales dio origen a este salar que posee una costra cuyo espesor promedio es de 30 cm.​

Tras caminarlo y fotearlo hasta el hartazgo, era hora de seguir adelante, emprendiendo un asombroso retorno, pero de eso, les hablaré la semana que viene.



La próxima semana, transitamos los primeros kilómetros de experiencias Jujeñas, entrando por la puerta grande, desde la Cuesta de Lipán

domingo, 26 de mayo de 2019

San Antonio de Los Cobres

Desde La Caldera, volvimos a la capital Salteña, para iniciar una nueva aventura con grandes lugares para descubrir. Hoy, voy en búsqueda de las famosas Salinas Grandes, pero éstas no serán mas que una excusa para descubrir otros parajes, incluso, aún más maravillosos. El primer tercio de esta experiencia discurre en la Ruta 51, teniendo como destino el pueblo minero de San Antonio de Los Cobres.

Dejando atrás Campo Quijano, y bordeando el Rio Rosario, la Ruta 51 nos lleva por la Quebrada del Toro, en un circuito maravilloso, lleno de rincones de naturaleza, formas geológicas y leyendas regionales, enredándonos de paso con algunos tramos del viaducto del Tren a Las Nubes.

Ya entrada la mañana, la primera parada fue El Alfarcito. A 2800 msnm, el paraje permite al visitante, apreciar no solo la belleza de los paisajes puneños, sino también, visitar las obras del Padre Chifri, con el colegio secundario y Albergue de Montaña el Alfarcito como eje, el cual alberga equipa y educa de forma totalmente gratuita a los egresados de las 18 escuelas primarias que hay en las 26 comunidades de la zona.

En esta localidad, también pueden disfrutarse de las fiestas de la Papa Andina, La Pachamama, y la celebración del Patrono San Cayetano. Sin dudas, un lugar para detenerse a descubrir.

Siguiendo por la 51, finalmente, llegamos a San Antonio de Los Cobres, poblado que toma su nombre de San Antonio, protector de mulas, patrono de arrieros y viajeros, en combinación con la cercanía de la sierra de Cobre, rica en este mineral.

Situada a una altitud de 3775 msnm, es el segundo centro urbano más elevado del país, tras El Aguilar, en la provincia de Jujuy.

La localidad cuenta con termas de aguas terapéuticas, hallándose a 19 km del viaducto La Polvorilla, una verdadera obra maestra de ingeniería ferroviaria. Esta posee unos 64 m de altura sobre la quebrada del mismo nombre, y atractivo central del famoso tren ya citado. También en los alrededores se encuentran las ruinas de la antiquísima ciudad precolombina de Tastil.

Vengan conmigo a descubrir la sencilla vida de los habitantes de estas tierras, mientras reponemos energías para el resto de la jornada.



La próxima semana llegamos al eje de este recorrido, en Salinas Grandes

domingo, 19 de mayo de 2019

La Caldera – Naturaleza Viva

Tras caminar por ambas partes del pueblo de La Caldera, me fui a explorar sus ámbitos naturales, o espacios mas abiertos, porque en verdad, el poblado convive en gran armonía con esa punta salteña de la selva de Yungas, desdibujando los límites entre uno y otro ámbito en mas de una oportunidad.

Primeramente y luego de reconocer varios circuitos de selva, llegué, siguiendo el mejorado principal, al Cristo Penitente.
Esta obra del reconocido escultor Juan Carlos Iramain, consiste en una estatua gigante representando a Jesucristo, con una masa de 16 Toneladas y una altura de 22 Metros. Monumento que fuera solicitado por el entonces gobernador Ricardo J. Durand; inaugurado en 1969.

El punto mirador aquí es de no perdérselo.

Pero, el día en La Caldera no podría haber terminado mejor…

Bajé del Cristo Penitente, recorrí más senderos en las faldas de los montes, y como broche de oro, me alquilé una bici y salí a la ruta para conocer el Dique Campo Alegre.

Finalmente el Dique era lindo, si, pero en lo personal, quedó completamente opacado por esos 5.3 Km que hice sobre la Ruta 9.

El trayecto es casi todo zigzagueante y de montaña, pleno de túneles verdes de selva de Yungas, laderas de cerros, y ya mas cerca del dique, vistas como esta de los valles adyacentes. Si a esto le sumamos que la calzada está en espléndido estado, no disfrutar del recorrido es una tarea que se torna imposible.

¿El precio de la felicidad? $40.

El embalse Campo Alegre Ing. Alonso Peralta es un lago artificial, cuyas aguas están destinadas al regadío de sembrados y como reserva de agua de la Ciudad de Salta. Fue construido a principios de los 70s, y está a unos 1421 msnm, circundado por cerros y quebradas, al cual se accede por un camino de montaña a la vera del río Caldera por la RN 9 hacia la Provincia de Jujuy (aproximadamente a 30 km de la capital salteña).

Este embalse y todo su entorno aparecen aptos para el desarrollo de actividades deportivas, entre las que sobresalen la navegación a vela, pesca deportiva, deportes náuticos, senderismo y cabalgatas por sus alrededores.

Mi alegría luego de estas experiencias, al subir al colectivo de vuelta a la capital salteña, nuevamente fue inmensa.



La próxima semana, retomamos los paseos hacia el oeste salteño, rumbo a San Antonio de Los Cobres



domingo, 12 de mayo de 2019

La Caldera – El Pueblo

Luego de reponer energías por el tremendo paseo del día anterior, al volver de Chicoana, decidí hacer otra jornada de caminata por alguna localidad cercana a la capital salteña, y como aún me faltaba explorar la periferia desde el norte, me subí a un colectivo y me fui a La Caldera.

La Caldera es una pequeña localidad de unos 1600 habitantes, cabecera del departamento homónimo, que queda a 25 km en dirección norte de la ciudad de Salta, por la RN 9.

Existen dos versiones respecto a su nombre: El primero dice ser de un misionero jesuita de apellido Caldera y el segundo a una fundición de plomo, la que poseía una fuente de agua, asemejándose a una caldera.

Todos los años durante el mes de marzo, se lleva a cabo aquí, el Festival Nacional de la Chicha. Este festival ha logrado insertarse dentro del calendario de los más importantes festivales folclóricos del país, realizándose en un predio cubierto, donde puede disfrutarse de las comidas regionales, montas, baile popular y de artistas nacionales destacados.

El festival tiene una amplia cobertura a través de los medios masivos, tanto televisivos como radiales y gráficos como así también puede seguirse en vivo a través de Internet. A través de esta fiesta popular pueden disfrutarse de costumbres netamentes gauchescas, donde se hace presente la música, sus costumbres y raíces, como así también de una muy buena gastronomía salteña.

Ni bien arribar al centro, lo que llama la atención es la tranquilidad y el orden del pequeño pueblito. La plaza es muy bonita, y su iglesia, que data de 1760, está muy bien conservada.

Tras caminar por algunas callecitas, me fui internando, desde las partes mas rurales, en un sendero dominado por la selva de Yungas, pero eso lo desarrollaré en la siguiente entrega. En lo que al pueblo respecta, aquí encontré una sorpresa, y es que en la parte alta, se está desarrollando un poblado mucho mas moderno, como si de un country aledaño se tratara. Realmente es muy curioso, porque la separación no es tanta, pero los ambientes son completamente distintos…

Cosas de la modernidad.



La próxima semana, les muestro la otra mitad de La Caldera, desde sus amplios espacios naturales






domingo, 5 de mayo de 2019

Chicoana

Atrás quedó la preciosa Cachi, y lo que restaba para el fin de la jornada, era volver a Salta. El camino fue prácticamente el mismo que el de ida, por lo que aquí voy a detenerme a hablar, como les prometí en la primera de las entregas de este paseo, del departamento de Chicoana.

Con 910 kilómetros cuadrados, éste es uno de los departamentos más pequeños de la provincia. Limita al norte con los departamentos de Cerrillos y Rosario de Lerma, al este con el Departamento de la Capital, al sur con el departamento La Viña y al oeste con los departamentos de Cachi y San Carlos.
Sí, para llegar a Cachi desde Salta, cruzamos todo el departamento de Chicoana.

La etnia más conspicua que habitó el territorio donde se emplaza la ciudad cabecera de Chicoana fue la de los calchaquies, asociados a la Cultura Santa María, pueblos sedentarios con estado, agricultura, ganadería de auquénidos y ciudades, entre sus ciudades se contaba precisamente Chicoana. Durante el siglo XIII el territorio fue invadido por los incas al mando de Túpac Yupanqui quedando incorporado al Tahuantinsuyu (Imperio Inca), en esa época Chicoana, con el nombre de Sikuani, pasó a ser la capital de la "provincia" del Tukma o Tukuman y un nudo de caminos recorrido por el qhapaq ñam o "Camino del Inca" (luego el Camino Real español).

En 1534 y 1535 arribaron los primeros europeos con las expediciones de los conquistadores españoles Diego de Almagro y Diego de Rojas, el segundo tuvo una de sus principales bases en esta ciudad y luego avanzó hacia el sur en busca de la Ciudad de los Césares. Sin embargo el territorio no fue plenamente controlado y colonizado por los españoles sino hasta la conclusión de las Guerras Calchaquíes las cuales significaron un secular empeño bélico, concluidas en el siglo XVII tras la debelación de las últimas resistencias de la parcialidad pazioca llamada calchaquí.

En el siglo XVIII Chicoana, como todo el NOA pasó a formar parte del Virreinato del Río de la Plata, tras 1810 el territorio adhirió prontamente a la Revolución de Mayo pero solo se consolidó la emancipación respecto de España tras las victoria de Manuel Belgrano en la Batalla de Salta (1813) y los éxitos de la Guerra Gaucha liderada por Martín Miguel de Güemes.

Y ahora si, a disfrutar de los paisajes de cierre de día que me dió tan lindo recorrido.


La próxima semana, nos reencontramos en el pueblito de La Caldera

domingo, 28 de abril de 2019

Cachi

Y finalmente el tercer segmento del día, luego de la obligada escala en el Parque Nacional Los Cardones, fue en el destino principal del paseo: La maravillosa Cachi.

Cachi es la pequeña localidad cabecera del departamento homónimo, ubicada a 2531 msnm dentro de los Valles Calchaquíes en la provincia de Salta, siendo el 18 de febrero de 1975, las áreas del pueblo de Cachi declaradas como Lugar Histórico Nacional por Decreto 370 del Poder Ejecutivo de la Nación.

Aunque está muy divulgada la supuesta etimología quechua kachi con el significado de sal ya que "la nieve de este cerro recordaría al color de la sal", es más probable la etimología cacán: kak (piedra) - chi (silencio): piedra del silencio, e incluso la etimología cunza: kacktchi con el significado de "agradable" (por el clima del cual goza la población).

Sus poco mas de 2600 habitantes llevan aquí un estilo de vida muy tranquilo, salvo por la la sismicidad del área, la cual es frecuente y de intensidad baja, con un silencio sísmico de terremotos medios a graves cada 40 años.

En general encontré una tremenda amabilidad y buena onda con el turismo, como en casi todo nuestro interior.

La población se halla rodeada de imponentes montañas de más de 5.000 metros de altitud, muchas de ellas nevadas. Estas cumbres son ideales para el montañismo por lo que se convierten en una gran atracción turística para el senderismo. En cuanto al clima de Cachi, éste es muy ameno ya que merced a la altitud la temperatura es más fresca de lo que la latitud haría prejuzgar. A esto se suma la presencia de un cielo casi siempre extremadamente puro. La arquitectura de la pequeña ciudad es principalmente de estilo colonial español con casas de adobe pintadas de blanco y establecidas sobre basamentos de rocas, teniendo las ventanas antiguas rejas de hierro forjado.

En torno a la Plaza Central se encuentra La Iglesia de Cachi, comenzada a edificar en el siglo XVI, aunque su aspecto exterior (neogótico) data del siglo XIX, en su interior gran parte de los elementos (vigas, altar, confesionarios) están realizados con la porosa madera del cardón. Esta iglesia ha sido declarada Monumento Histórico Nacional. También frente a la plaza tiene su acceso principal el Museo Arqueológico Pío Pablo Díaz que cuenta ya con más de 5.000 piezas (en gran parte cerámicas) que son testimonio de un período de 10.000 años. La parte principal corresponde al lapso que va del 800 a. C. al 1600 d. C.

Adicionalmente, a unos 10 kilómetros al sursudoeste de Cachi se encuentra un importante conjunto de ruinas llamado Puerta de La Paya el cual es considerado el antiguo emplazamiento prehispánico de la ciudad de Chicoana que luego, en el siglo XVII fue trasladada a su emplazamiento hispánico y actual.



La próxima semana, nos volvemos a Salta atravesando nuevamente todo el departamento de Chicoana




domingo, 21 de abril de 2019

Parque Nacional Los Cardones

Atrás quedó La Piedra del Molino, en la cota máxima de la Cuesta del Obispo, y aunque aún faltaba un tramo para nuestro destino de ese día, el camino tenía preparada otra sorpresa: Visitar el Parque Nacional Los Cardones.

La ruta nos depositó casi inmediatamente en la Recta del Tin Tin, trazada por nativos a casi 3000 msnm, y a través del actual Parque nacional Los Cardones, es una perfecta recta de 19 km que atraviesa una pampa razonablemente plana entre la sierra que la rodea.​

Esta traza, data del período incaico (1480-1535), cuando una parte del Camino del Inca atravesaba este territorio; la misma fue marcada valiéndose de fogatas a modo de jalones y tiene la perfección que hoy nos da la tecnología moderna con sus aparatos de precisión.

Un ramal de la misma, desde el valle de Lerma se internaba ascendiendo en la quebrada de Escoipe hacia la puna por donde hoy se encuentra la cuesta. Aquí puede divisarse con gran facilidad cardones a ambas orillas de la carretera y guanacos pastando entre los cactus del parque nacional.

Las paradas fueron obligatorias ante tan imponente escenario, sobre todo en el circuito de interpretación del parque, al costado de la recta.

El parque nacional Los Cardones (legalmente parque y reserva nacional Los Cardones) se encuentra cerca de la localidad de Payogasta y fue creado el 20 de noviembre de 1996, poseyendo 64.117ha (de las cuales 10.902ha serán reserva nacional) en un ambiente de sierras secas, con altitudes de entre los 2600 msnm en el sur del valle de Tonco hasta los 5226 msnm en el cerro Negro o Malcante. El parque nacional toma su nombre de la gran cantidad de ejemplares de cardón o pasacana (Trichocereus pasacana), una especie característica de los valles interandinos del sur de Bolivia y norte de Argentina y de Chile.

Desde aquí además pude tener maravillosas vistas panorámicas del pico San Martín, antes de seguir camino casi hacia Payogasta, para alcanzar el destino final del recorrido: Cachi.



La próxima semana, te invito a acompañarme a descubrir el maravilloso patrimonio del poblado de Cachi