domingo, 28 de julio de 2019

Camino a Iruya: Abra del Condor

Luego de recorrer la fantástica Serranía del Hornocal, mi viaje siguió aún mas al norte, pero volviendo a la provincia de Salta. Tocaba sacarme el gusto de conocer y recorrer el pueblito de Iruya, pero eso únicamente es posible desde el camino que atraviesa los hermosos parajes de Abra del Condor.

Es que para llegar a Iruya, hay un único camino desde Humahuaca. Aquí se debe tomar la ruta nacional n° 9 hacia el norte. Tras recorrer 26 km. aproximadamente por la quebrada, se llega al empalme con la ruta provincial n° 13, con un camino señalizado de tierra que se desvía de la ruta 9 hacia el este.

Tomando este camino, se deben recorrer aún unos 54 km. pasando por el pueblo de Iturbe y algunos otros parajes. La ruta transita el desolado y árido paisaje de puna a medida que remonta la sierra de Santa Victoria, límite geográfico de la quebrada de Humahuaca, hasta llegar al punto más alto de su recorrido en el abra del Cóndor, a una altura de aproximadamente 4000 msnm.

A partir de allí, se puede empezar a percibir un cambio progresivo en el clima, flora e incluso fauna, visto que se está penetrando una zona de transición entre la puna y la yunga. En el abra del cóndor se ubica también la frontera entre Jujuy y Salta. A partir del abra, quedan 20 kilometros de descenso aprox. hasta llegar al pueblo, a 2800 msnm.

El camino, sobre todo en verano, es casi imposible de transitar si no en un vehículo todo terreno, y exige cierta experiencia por parte del conductor: Se transitan zonas de cornisa, se deben cruzar ríos y no es poco común que en las zonas altas del recorrido haya nieblas densas que reducen drásticamente la visibilidad.

Existen dos empresas de colectivos que realizan recorridos diarios de la ciudad de Humahuaca a Iruya y viceversa; los boletos de ambas pueden ser adquiridos en la estación de colectivos de Humahuaca, o en las respectivas oficinas en Iruya. Existen descuentos por la compra de boletos de ida y vuelta, con la fecha de vuelta abierta durante un mes como plazo máximo.

La pericia de los choferes es realmente para el asombro. Recomiendo enfáticamente viajar adelante de todo, cosa que además del camino y las vistas, nos permite de tanto en tanto, observar la cancha que tiene el conductor ante los desafíos de la geografía vial.


La semana que viene, comenzamos a recorrer el poblado de Iruya






No hay comentarios:

Publicar un comentario