domingo, 10 de febrero de 2019

Descubriendo Coronel Moldes – El Pueblo

El día siguiente de mi recorrido principal por la capital salteña se presentó diametralmente opuesto en lo que a clima se refiere. De soleado y cálido, bien de verano, pasamos a un invernal fresco y nublado. Afortunadamente no llovió, lo que me permitió salir del hostel y encaminarme hasta la pequeña localidad de Coronel Moldes.

El poblado tiene unos 4700 habitantes y está a unos 62KM de la capital, siendo parte del Departamento La Viña.

La calle principal tenía una particular ebullición, y es que al día siguiente, el 20 de agosto, se celebra el día del santo patrono: San Bernardo. Una multitud se congrega para venerar este acontecimiento religioso lleno de fe, en el cual los habitantes del pueblo dejan ver toda su devoción al acompañar la imagen santa por las calles del pueblo. Una postal única de fe.

Ésta no es la única celebración del pueblo. A partir del 18 de abril de este 2018, también se festeja el Día de Moldes, en conmemoración del Coronel José de Moldes, un militar y político revolucionario independentista y activo gestor de la Revolución de 1816.

De origen salteño, cursó sus estudios superiores en España. Al regresar a su patria se pone al servicio de la causa de la libertad de América. Entre sus cargos, se desempeñó como Diputado Constituyente del "Año 1813" y fue miembro del Congreso de Tucumán. El Cnel. José Moldes muere el 18 de abril de 1824 a los 39 años de edad.

Lo primero que se me vino a la mente cuando bajé del colectivo de línea fue: "Esta es la mejor colección de puertas del NOA". Como era de esperar, la amabilidad de sus habitantes, me acompañó en mis tres kilómetros de caminata por el pueblo y hasta el fin del trazado urbano, aunque el entusiasmo de mis pies, me llevaría aún más allá...


La semana que viene les cuento mi caminata desde el centro de Coronel Moldes, hasta el dique Cabra Corral…

domingo, 3 de febrero de 2019

Tema Libre - 08 - La historia de Knockin' on Heaven's Door

Luego de intentar dilucidar la verdad sobre Hey Joe por Jimi Hendrix, nos venimos a los ‘90s para volver a disfrutar de esta magnífica canción y conocer su historia. Hoy le toca a Knockin’ on Heaven’s Door, ultrapopularizada por Guns N’Roses.

La canción nace desde la pluma de Bob Dylan, para la banda de sonido de una película en donde hasta él mismo tendría un papel: Pat Garrett y Billy the Kid.

Curiosamente, la mayoría de las versiones aparecidas pertenecen a bandas sonoras, siendo gran parte de las que no, derivados de la versión Reaggae de Arthur Louis, como van a escuchar en el micro que hoy les traigo.

En el desarrollo repasamos versiones destacadas de:

- Bob Dylan (1973)
- Arthur Louis & Eric Clapton (1975)
- Eric Clapton (1975)
- Elvis Costello (1975)
- Nina Hagen (1979)
- The Jerry Garcia Band (1982)
- U2 (1985)
- Guns N' Roses (1987)
- Randy Crawford, Eric Clapton & David Sanborn (1989)
- Guns N' Roses (1991)
- Grupo Green (Golpeando las Puertas del Cielo) (1993)
- Luis Eduardo Aute (1993)
- Leningrad Cowboys & Alexandrov Ensemble (1994)
- Phil Collins (1995)
- Bob Dylan (1995)
- Dunblane (1996)
- Roger Waters (1997)
- Selig (1997)
- Bon Jovi (1997)
- Wyclef Jean (2002)
- Avril Lavigne (2003)
- Warren Zevon (2003)
- United Rhythms Of Brazil (2006)
- Antony & The Johnsons (2007)
- RAIGN (2015)
- Marco Santana (2018)

Además de algunas canciones adicionales:
- Antonio Flores - No Puedo Enamorarme De Ti (1982)
- Gabrielle - Rise (2000) -
Joaquin Sabina - No Puedo Enamorarme De Ti (2002)

Y por último, quiero hacer menciones especiales a las versiones que quedaron afuera del informe, de:
- Cold Chisel (1980)
- Nick Cave and the Bad Seeds (1984)
- The Sisters of Mercy (1990)
- Ladysmith Black Mambazo Feat. Dolly Parton (1997)
- Bryan Ferry (2007)
- Sandy Denny (2010)
- Sticky Fingers feat. Waddy Wachtel, Kenny Aronoff, Kenny Aaronson, Bernard Fowler & Glen Carroll (2012)
- Lana del Rey (2013)

Ahora si, con ustedes, el Tema Libre de hoy:



En la próxima emisión de Tema Libre: Mariah Carey – Without You.

domingo, 27 de enero de 2019

Caminando por Salta Capital – El Cerro San Bernardo y Las Vistas Nocturnas

Luego de recorrer la ciudad y sus espacios verdes, hoy cierro estas crónicas de la capital salteña desde el cerro San Bernardo, para luego del descenso, dar unas vueltas por el centro, que muy bien iluminado se presenta para los paseos nocturnos.

El San Bernardo es el cerro emplazado al este de la ciudad de Salta, y junto al cerro 20 de Febrero que se encuentra hacia su lado norte, fueron declarados Reserva Natural Municipal el 4 de junio de 1991.

Su cima se eleva a una altitud de 1471,92 msnm, y el teleférico cubre una distancia, en oblicuo, de 1046 metros, para ascender 284,92 metros hasta la cima. El recorrido de ascenso o descenso se hace en unos 8 minutos, contando con 20 góndolas, capaces de transportar unas 300 personas por hora.

Terminé entonces mi primer día de caminata, en en extremo del Parque San Martín en donde se encuentra el ingreso al sistema de teleféricos, de concesión privada. La entrada no es económica, pero tampoco privativa, sobre todo si elegimos hacer solo el ascenso.

Esto hay que pensarlo muy bien antes de subir, para comprar ambos viajes de ida, ya que la boletería de arriba cierra mucho antes de finalizado el servicio, lo que obliga indefectiblemente a hacer el descenso a pie.

Yo opté por esta última opción, aunque no la recomiendo para hacerla de noche.

Las vistas en todo el trayecto son hermosas, y la ciudad, como van a ver, es maravillosa de apreciar una vez caída la noche y encendidas las luces.

Para bajar del cerro caminando hay dos opciones: La ruta, iluminada, pero con un trayecto mucho mas largo, o bien, la escalinata del viacrucis, el cual nos deja directo en el monumento a Güemes. Yo opté por esta última, pero no puedo recomendarla para hacerla de noche. Los peldaños de piedra que bordean la ladera son muy desparejos y se van perdiendo entre un bosque que casi no tiene iluminación, lo que hace de este trayecto un doble riesgo: El de caída, y el de atraco.

Afortunadamente tenía aún batería en mi celular y pude asistirme con el led de la cámara, y finalmente, no pasó nada, pero sin dudas, el recorrido por las 12 estaciones de viacrucis que acompañan a los peregrinos que elijen esta vía, fue uno de los mas tensos de mi vida.

Luego de admirar el imponente monumento a Güemes, recorrería el centro, para finalmente, con las energías que me quedaban, irme a descansar al alojamiento que había conseguido esa mañana…



La semana que viene empezamos a alejarnos de la capital salteña, desde la localidad de Coronel Moldes