domingo, 13 de enero de 2019

Caminando por Salta Capital – La Ciudad y sus Detalles


La semana pasada nos bajábamos del avión en el aeropuerto salteño para iniciar esta aventura por el NOA, y hoy arrancamos con todo, recorriendo la hermosa capital de Salta!

La gente de turismo del aeropuerto fue muy amable al brindarme mapas e indicaciones, e ir desde el aeropuerto al centro fue fácil. Me costó un poco conseguir alojamiento, porque si bien había elegido pasear en temporada baja, justo coincidí con un fin de semana largo, pero luego de un poco de caminata con una buena dosis de incertidumbre, encontraría un hotelucho donde pasar la noche. Al día siguiente, ya vería.

El plano del centro no se me hacía tan enorme, así que me apronté para irme al punto mas lejano, y hacer un circuito desde ahí, que me llevara a todos los puntos que me interesaba conocer, al tiempo que al estar mas ligero de equipaje, podía mas comodamente hacer escalas en algún hostel, en pos de encontrar mi estancia definitiva, al menos, por esa semana.

Salta tiene una población de 535.303 habitantes, siendo la ciudad más poblada de la provincia y la séptima del País. Se encuentra ubicada al este de la cordillera de los Andes, en el Valle de Lerma, a 1187 msnm, muy cerca del nacimiento del río Salado, que termina desembocando en el río Paraná.

Resulta que a principios de 1580, existían tres ciudades de españoles en el actual noroeste argentino: Santiago de Estero, Tucumán y Nuestra señora de Talavera. Éstas se encontraban ubicadas en las llanuras, lejos de los habitantes hostiles de esas tierras. En 1582 se funda la Ciudad de Lerma en el Valle de Salta, cuyo objetivo era la conquista de los habitantes que se rebelaban contra la corona. Más adelante en el 1770, el objetivo de la ciudad de Salta pasaría a ser más importante, actuando como pasaje obligado al Alto Perú durante el Virreinato.

El principal edificio civil en la ciudad de Salta es, sin dudas, el Cabildo. Tiene la importancia especial de ser el cabildo virreinal argentino que se ha mantenido y conservado en el mejor estado. El estilo, los detalles y los materiales utilizados en el Cabildo, fueron modelo para las construcciones siguientes, como lo fueron la aparición temprana, siglo XVII, de muchas viviendas de calidad, rasgo particular de la Salta virreinal.

Ya pasado el año 1810, el estilo arquitectónico de la ciudad se mantuvo intacto, coherente estilísticamente y con la repetición de volúmenes, proporciones, el uso de materiales como la teja, la madera y el ladrillo.

Sucedió así por una regulación del gobernador en ese momento que pautaba la preservación de las edificaciones tal y como estaban desde sus primeros años, manteniendo las fachadas y la estampa colonial de la ciudad. De este decreto surge el apodo de la ciudad como “La Linda”, ya que el haber preservado su aspecto como ciudad unificada bajo un estilo arquitectónico, la volvía distinta, más bella, que las demás provincias de Argentina.

A partir de mediados siglos XIX y principios del XX, surge un movimiento o nuevo estilo, el neocolonial, del cual surgieron edificios de gran porte y valor como La Basílica de San Francisco en 1880.

A partir del siglo XX, se introduce un nuevo movimiento arquitectónico en gran parte de América, denominado racionalismo, cuyos principios básicos fueron: la predilección por las formas geométricas simples, con criterios ortogonales, empleo del color y del detalle constructivo en lugar de la decoración sobrepuesta, concepción dinámica del espacio arquitectónico, uso de materiales como el acero, el hormigón o el vidrio. Un gran maestro de esta arquitectura fue Le Corbusier, y de allí es donde surge el primer ejemplo de la introducción de este estilo arquitectónico en Salta, generando un cambio, un choque, o tal vez insertando una nueva perspectiva sobre la convivencia de estilos de ayer y hoy.

Todo esto se nota y mucho andando la ciudad. De los casi veinte kilómetros que caminé ese día, hoy les traigo esta primera entrega, con las vistas generales diurnas de la capital salteña, además de intercalar algunos detalles que llamaron mi atención.

La aventura, recién daba sus primeros pasos…



La semana que viene, les muestro las plazas y los parques, desde donde Salta, respira!




domingo, 6 de enero de 2019

Vuelo Buenos Aires–Salta: El inicio de una aventura inolvidable

Por dos años había estado soñando con esto, y finalmente, así arrancaba mi aventura por el NOA. hoy mis amigos, empiezo a desandar el camino transitado entre Salta, Jujuy, Catamarca y Tucumán, en un viaje, que ni en sueños fue lo hermoso que terminaría siendo en realidad.

Arranqué tempranito en Aeroparque, con mi mochila lista, un puñado de nombres de lugares, y no mucho mas. Decidí viajar relajadamente, a como se fuera presentando la situación, con pocas cosas en claro.

El vuelo fue hermoso, descubrí nuevos paisajes y pude fotografiarlos gracias al buen clima. Casi llegando a Salta, me encontré con un gran espejo de agua que van a ver en el álbum, con un dique en medio. Evidentemente su forma llamó mi atención, por lo que lo dejé registrado en una de las mejores tomas que hice en el vuelo.

Resulta que luego descubriría que es el dique Cabra Corral, uno de los más grandes de Argentina. En la misma foto, a lo lejos, se ve el pueblo de Coronel Moldes, conectado por 12 Km de la ruta 47… Ni me imaginaba que al día siguiente no solo iría a Moldes, sino que también caminaría ese trayecto para terminar viviendo esa foto desde adentro.

Así de mágico fue todo, y espero que compartiéndolo con ustedes, pueda motivarlos a conocer, o mejor aún, a salir a buscar sus sueños, que siempre terminan siendo mas mágicos que lo imaginado.

En definitiva y como desde hace 9 años, de eso trata este espacio. Bienvenido 2019! Te estaba esperando! :)



La semana que viene, comenzamos a descubrir el primer destino de este viaje, caminando por la capital salteña

domingo, 30 de diciembre de 2018

1K

LIMG_20181230_094221807-01legamos al fin de este 2018, y como en cada fin de año, siempre se nos viene inevitablemente un balance.

Éste fue un año de tremendo crecimiento para mí, “y me pasaron”… O mas justamente, hice suceder, una cantidad de cosas que me llevaron por un camino de desarrollo y crecimiento interno más que interesante.

Luego de 7 operaciones, y habiendo estabilizado el ojo que casi pierdo el año pasado por un desprendimiento de retina, una de las mas lindas vivencias que tuve fue la de pasar un mes entre agosto y septiembre, recorriendo Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy.

Los que siguen este espacio, bien me saben explorador e inquieto, por lo que el desarrollo que voy a comenzar el domingo que viene desandando esas aventuras, va a estar cargado de todas las emociones que me trajeron la curiosidad y el perpetuo movimiento.

Obviamente en lo personal viví muchísimo más este año, pero de entre todo, también les quiero compartir mi alegría de haber vuelto a andar en bicicleta después de 25 años de no subirme a una.

Comencé a mediados de junio, tímidamente, con las bicis del gobierno de la ciudad, influenciado y motivado a volver a usar este medio por mi gran amigo Maximiliano Krywionok, quien inició formalmente su camino ciclista cuando cursábamos los primeros años de la secundaria, terminó haciendo de este hobbie su pasión, desarrollándose hasta llegar a obtener dos títulos de Campeón Argentino en Pista.

De esto me había enterado en nuestra primera reunión desde 1996, los primeros dias de febrero del 2017, prácticamente un mes antes de comenzar mi odisea ocular.

En ese momento intercambiamos libros… Porque Maxi también escribió algunas de sus memorias en papel, y las anécdotas de cicloturismo me llegaron de tal manera, que sentí que eso había llegado a mi vida para quedarse.

VIMG_20181230_094917959-01olviendo a junio de este año, mis primeras pedaleadas me llevaron a la búsqueda de la bici propia, cosa que increíblemente y por esas cosas sincrónicas de la vida, pude concretar a fines de julio, aunque no sería hasta el alta de la última operación, unas dos semanas después, que podría incorporarla oficialmente a mi dia a dia.

Y lo que comenzó como una aventura de “A ver como me resulta”, terminó siendo una parte fundamental de mi vida. Así es como empecé a hacer circuitos cada vez mas largos y a animarme cada vez a mas… Desde hacer 10KM en dos etapas, se me pasaron estos últimos meses hasta hacer actualmente circuitos de 40KM, a medida que fui ganando confianza, experiencia, y estado físico, en pos de conquistar objetivos mas ambiciosos, en principio, por las rutas de la provincia de Buenos Aires.

Por eso hoy comparto y festejo con ustedes el inicio de este nuevo desafío, desde mis primeros mil kilómetros en bici. Porque mas alegría no me entra en la sonrisa :)

IMG_20181203_181437690_HDR-01
Tengan todos un 2019 lleno de emociones intensas que los hagan crecer, y creer, sobre todo, en ustedes mismos. Salud!