domingo, 10 de noviembre de 2019

Fiambalá – El Pueblo

Por su relevante ubicación e importancia turística, y coronando la espectacular Ruta del Adobe, no podía faltar un pequeño recorrido por el clásico poblado de Fiambalá.

El poblado se ubica a aproximadamente 1.600msnm en el comienzo del Altiplano andino, lo que hace que el clima sea fresco y agradable en las estaciones más cálidas. Se encuentra a 322 km de San Fernando del Valle de Catamarca, a 300 km de La Rioja, y a 55 km de Tinogasta. En todos los casos, se accede a través de la Ruta Nacional 60, llevando desde aquí la misma ruta y ya sin mas escalas, al Paso de San Francisco, límite con Chile.

Fiambalá se originó a fines del siglo XVII, y fue fundada oficialmente en 1701. Actualmente, conserva una modesta fisonomía edilicia caracterizada por sus paredes de adobe. La Iglesia de San Pedro, construida en 1770 y declarada Monumento Histórico Nacional en 1941, pone fin al Corredor Turístico Ruta del Adobe, el cual visitamos en nuestra entrega anterior y que atestigua el paso del colonialismo por esta alejada zona del país, deveniendo en una herencia cultural que se mantiene hace más de 237 años.

La ciudad se hizo muy conocida a partir del año 2009 ya que fue sede del Rally Dakar, al igual que en los años 2010, 2011, 2012 y 2016. este evento hizo mundialmente famosas las cercanas y enormes Dunas de Fiambalá.

La región integra también la Ruta del Vino, siendo la vitivinicultura una de sus principales fuentes económicas. Los principales varietales instalados son el Bonarda, Cabernet, Chenin, Riesling, Syrah y Torrontés. Las bodegas instaladas, proponen a los turistas llamativas actividades en la época de cosecha, incluso con recorridos nocturnos por los viñedos a la luz de la luna.

Fiambalá además es un gran punto desde donde visitar las cercanas termas homónimas, pero eso, será tema de desarrollo para nuestro próximo encuentro.



La próxima semana, finalizamos esta etapa desde las fantásticas Termas de Fiambalá

No hay comentarios:

Publicar un comentario