miércoles, 12 de diciembre de 2012

Usos diarios y prácticos para las cámaras micro cuatro tercios

Las cámaras formato micro cuatro tercios están siendo todo un furor en algunas partes del mundo. Este formato, como les explicamos en otra oportunidad, se trata básicamente de cámaras compactas con lentes intercambiables. Algunos modelos tienen sensores más grandes, ópticas más claras, pero un rendimiento de compacta al fin y al cabo. Pero tienen algunas conveniencias que van más allá de la calidad del resultado. Leyendo un post en The Photoblographer, encontramos más usos cotidianos para las micro cuatro tercios que pueden ser convenientes además de tener una DSLR. La calidad no es la misma, pero en esta oportunidad nos vamos a concentrar en la practicidad.


Este tipo de cámaras son mucho más pequeñas que una DSLR y cuentan también con lentes formato pancake con lo que se pueden guardar hasta en el bolsillo de un saco o una campera. Por ende, una de sus principales conveniencias reside en las opciones de transporte que tenemos. Es mucho más cómodo tenerlas cerca que una DSLR, y podemos llevarlas a todas partes. Con un buen lente, además, tendremos buenas fotos, sin tener que caer en una compacta tradicional que nos de imágenes de baja calidad. Muchas personas pueden estar interesadas en comprar una micro cuatro tercios pero no tienen mucha idea de cómo la llegarían a usar.
Las reuniones sociales es una primera forma de aprovechar al máximo una cámara de este tipo. Cuando estamos en un evento con amigos y colegas –y no se trata de una tarea de fotógrafo oficial de la velada- la micro cuatro tercios nos puede otorgar opciones de personalización para tener una buena toma en situaciones de poca iluminación. Esto mismo lo podemos hacer con una DSLR, pero sería mucho más pesada y más difícil de llevar, a menos que tengamos con nosotros nuestro bolso o mochila en todo momento. Como dijimos, esta cámara se puede llevar en el bolsillo con un lente pancake para capturar momentos espontáneamente.
Otra opción de uso son los viajes cortos. Supongamos que nos vamos de vacaciones por un fin de semana, y no queremos llevar la DSLR por cuestiones de peso o incluso de seguridad. En este caso, la micro cuatrotercios es una buena compañera de viaje, no podrá sacar las mismas fotos pero sí puede inmortalizar los momentos que necesitemos. Hasta podemos recordar por siempre un paisaje sin tener que tener el peso extra de la cámara réflex.
En este mismo sentido, supongamos que salimos por un paseo y nos topamos con algo que realmente vale la pena fotografiar. Hacerlo con una micro cuatro tercios es mucho más rápido para capturar momentos espontáneos. Otras personas podrían optar fotografías con un Smartphone, pero tenemos mucha más calidad si optamos por una cámara como estas. En este mismo sentido, se pueden también hacer mini coberturas de eventos que son dignos de noticia para algunos medios, aunque en este caso es más recomendable usar equipo profesional.
Esto no quiere decir que, si tenemos una DSLR, tenemos que salir urgente a venderla para comprarlos la micro cuatro tercios más impresionante y cara del mercado. Se puede usar como complemento. Aunque en el mundo occidental recién ahora están haciendo mella, en Oriente son todo un furor, con compañías comoPanasonic y Olympus liderando el tablero con productos innovadores y potentes.
Fuente: http://altfoto.com/2012/12/usos-diarios-y-practicos-para-las-camaras-micro-cuatro-tercios