viernes, 21 de junio de 2013

Rompiendo las reglas de la fotografía

Las reglas están hechas para romperse, dicen. ¿Pero qué sucede con las reglas de la fotografía? Si las seguimos medianamente, obtendremos buenos resultados. Pero siempre tiene que haber lugar para la interpretación. Por eso, hoy hablaremos sobre cómo romper las reglas de la fotografía puede traer como resultado fotografías con una creatividad inusitada. Recientemente, Jason D. Little, fotógrafo, compartió algunas de las reglas más importantes, y las maneras creativas de romperlas.
enfoque alternativo
Cuando comenzamos a aprender algo, lo que sea, siempre vamos a aprender las reglas básicas. Se nos da un marco dentro del cual podemos desenvolvernos. Las reglas, por más rebeldes que nos pensemos, siempre pueden ser útiles. Las reglas de la fotografía no se separan demasiado de esto. Tenemos que seguir estas reglas para obtener una exposición adecuada, por ejemplo, una composición interesante, una iluminación correcta, y mucho más. Pero cuando ya tenemos cintura suficiente, estas reglas se transforman en una sugerencia más que en una obligación.
Little nos recuerda en primer lugar sobre la regla de los tercios, que nosotros hemos mencionado en varias oportunidades. Esta es la regla más básica de composición en fotografía, y nos permite entender que una imagen tiene más atractivo cuando los elementos que la componen están organizados en base a líneas imaginarias que dividen en tercios horizontales y verticales. Pero, sin embargo, muchas veces un acercamiento menos ortodoxo a la composición nos puede dar resultados interesantes.
El consejo es tener un acercamiento mucho más emocional a la fotografía. Sí, la regla de los tercios es muy útil y hay pocas probabilidades de que “falle”. Pero también podemos tener una emocionalidad diferente que nos permite transmitir algo diferente, que quizás no estaría presente si seguimos los tercios a la perfección. Estas líneas imaginarias son guías, que no deberíamos dejar que coarten nuestra imaginación.
Por otro lado, Little también habla de “llenar el cuadro”. En este sentido, se nos pide que llenemos el cuadro con nuestro sujeto para evitar distracciones. Pero, por otro lado, también podemos aprovechar el espacio negativo para traer a la atención y poner énfasis a nuestro sujeto, que no necesariamente tiene que estar ocupando todo el cuadro.
La luz también es el componente más importante de muchas reglas de la fotografía. Pero una de las más básicas nos indica que deberíamos iluminar a nuestros sujetos desde frente, o usar un número variado de técnicas de iluminación para poder hacerlo desde diferentes ángulos. Pero si nos atrevemos a hacer algo diferente, podemos obtener siluetas a contraluz que son una propuesta interesante y estéticamente agradable.
El enfoque también nos brinda alternativas creativas, aunque la regla nos indica que tenemos que enfocar para destacar el sujeto que estamos fotografiando. Pero esto no siempre tiene por qué ser así. Por ejemplo, podemos intentar enfoques alternativos para, incluso estando fuera de foco, destacar algunas cosas de forma diferente. Hay muchas otras reglas, como por ejemplo, fotografiar siempre de frente en los retratos, fotografiar animales y niños desde un ángulo normal, y más. Pero las reglas se pueden romper para obtener incluso mejores fotografías de las que íbamos a tener si estábamos siguiéndolas al pie de la letra.
De acuerdo con Little, y tenemos que estar de acuerdo, romper una sola de las reglas de la fotografía puede ayudarnos a “encender” la pasión por la fotografía. Con la fotografía digital, tenemos más espacio y posibilidades para cometer todos los errores posibles –ya no tenemos que preocuparnos por gastar en carretes de películas- sabiendo que más tarde podemos borrar las fotografías. Romper las reglas de la fotografía nos ayudará también a desarrollar nuestro propio estilo artístico, un estilo fotográfico único.
Foto por Benjamin Smith en Flickr
Fuente: http://altfoto.com/2013/04/reglas-de-la-fotografia