jueves, 10 de octubre de 2013

¿Es estúpido comprarse un buen objetivo para un mal cuerpo?

¿Es estúpido comprarse un buen objetivo para un mal cuerpo? En muchas ocasiones esta pregunta nos ha pasado por la cabeza, sobre todo cuando empezábamos a disparar, y es que, teniendo un cuerpo entry level, o de gama baja, qué objetivo comprar es una de las decisiones más difíciles para el fotógrafo novel.
lentes baratos
Los objetivos son una de las partes más importantes de nuestro equipo, la cual trabaja físicamente recogiendo la luz para enviarla al sensor de nuestra cámara, otra de las partes fundamentales de la misma y a la que dedicamos un artículo hace poco. Es de lógica pues, que, cuanto mejor se conduzca físicamente la luz, mejor imagen tendremos porque ésta se captará mejor.
La respuesta a la pregunta del título es clara y concisa: NO. Todos —o casi todos— hemos comenzado con una cámara de gama baja para explorar las posibilidades de esta bella disciplina y no nos hemos gastado 2000€ en equipo porque sería una auténtica locura. Sin embargo, los más inquietos siempre habrán tenido ese gusanillo por querer ver aumentada la calidad de sus trabajos, por lo que, como mínimo, habremos efectuado un par de cambios de lentes. En mi caso, compré hace unos años una réflex Canon 550D que me venía con el típico 18-55mm IS y que sustituí por un Tamron 17-50mm, el cual me da una calidad bastante mejor que el anterior, algo que acabó siendo un acierto.
Sin embargo, hay gente que tiene un gran presupuesto para conformarse un equipo fotográfico o simplemente son personas que no quieren ir aumentándolo gradualmente y prefieren, una vez exploradas las posibilidades de la fotografía, comprar un buen objetivo que les dure años sin reparos a gastarse muchísimo dinero, por lo que aun teniendo una cámara de gama baja como la mía o cualquier otra, una buena forma de aumentar la calidad de imagen que me ofrece el equipo sería comprando un objetivo de gama alta, e incluso sin haber cambiado el equipo entero y siendo el sensor y procesador el mismo, los excelentes resultados serían palpables desde la primera toma.
La conclusión es que no es estúpido gastarse el dinero en un objetivo de gama alta que pase de los 1000€, tengamos el cuerpo que tengamos, a pesar de que éste sea de gama baja, porque, aunque el sensor hace mucho por capturar una buena imagen, la lente se lleva la mayor parte de la responsabilidad pues la nitidez y rendimiento en escasa luz recae sobre el mismo.
Fuente: http://altfoto.com/2013/08/que-objetivo-comprar-2