miércoles, 29 de enero de 2014

4 factores importantes al fotografiar con poca luz


Enfoque, exposición, ISO y trepidación; los cuatro grandes parámetros al tener en cuenta cuando fotografiamos con baja luz. En este artículo daremos cuatro consejos que nos serán útiles para que cuando no podamos conseguir un resultado concreto fotografiando con escasa luz, podamos explorar otras opciones y resultados, consiguiendo otro tipo de fotografías que pueden ser artísticamente muy interesantes.
La luz es concebida como materia prima del fotógrafo, y por ello todos debemos saber desenvolvernos en todas las situaciones en las que la luz se nos presenta, ya sea en momentos de alta intensidad lumínica, en los que tendremos que echar mano de un reflector o de una cámara con un gran rango dinámico; o como en estos casos, en los que la luz escasea. La escasez de luz puede generar varios problemas —sobre todo si disparamos con los modos automáticos—, los cuales podremos intentar evitar teniendo en cuenta estos consejos que trataremos en este artículo...

Entendiendo la luz

Muchas veces, en una situación de escasa iluminación como puede ser el crepúsculo o al realizar fotografías nocturnas, nos veremos obligados a tirar de ISO para conseguir disparar a una velocidad de obturación rápida. No tengamos miedo a dejar una fotografía oscura. Si queremos disparar en una calle que nos parece muy bonita de noche, podemos disparar quietos con la postura adecuada o apoyados en una pared, a cambio de que las personas queden ligeramente trepidadas.
fotografia oscura

Utiliza el desenfoque

Hablando de trepidación, éste puede ser un gran recurso y si se explora suficientemente puede otorgar unos resultados muy creativos y sorprendentes. Asimismo, no tengamos miedo en utilizar un alto ISO. Muchas veces, abusar de ciertos parámetros como el enfoque selectivo, la velocidad de obturación o la ISO, hace que la imagen tome una estética que puede resultar muy interesante si se exploran suficientemente sus ventajas y sus inconvenientes.
desenfoque
desenfoque bokeh

"¡Maldito enfoque!"

Si nos gustan las imágenes nítidas y no nos interesan conceptos como la trepidación, siempre podemos utilizar el flash o subir la ISO. El sistema de enfoque automático al utilizar el flash resulta muchas veces en una serie de destellos para lograr enfocar, y si intentamos enfocar en manual, en muchas ocasiones no lograremos acertar del todo el punto concreto que queremos fotografiar. Un consejo práctico para ambos casos es efectuar, en modo de enfoque manual, dos o tres disparos moviendo el anillo de enfoque en torno al punto del círculo mínimo de confusión. En el peor de los casos, nos hará falta una ligera máscara de enfoque mediante Photoshop para conseguir una imagen nítida.
dark passerby

Conoce tu equipo

Conocer las limitaciones de tu equipo fotográfico resulta vital, aunque no es sano frustrarse por tener un mal equipo; simplemente debemos saber aprovechar los recursos que tenemos. Los límites los pone la mente, y está claro que si uno no quiere, no puede. Sabemos que si queremos conseguir imágenes nítidas con un mal equipo, tendremos que tirar muchísimo de ISO, pero sin embargo esa necesidad puede ayudarnos a expandir otros resultados dentro de nuestras fotografías. Limitar nuestro equipo no es sinónimo de peores resultados: podemos utilizar un objetivo fijo, y conseguir unos grandísimos resultados.
Candle Meditation II
En cualquier caso, sea cual sea la situación de la luz en la que nos encontremos a la hora de realizar nuestras fotorafías, no debemos dejar ninguna opción de lado ni frustrarnos por no poder conseguir el resultado que queremos. Podemos explorar otros muchos recursos fotográficos que nos pueden llegar a sorprender gratamente.
Fuente: http://altfoto.com/2013/12/4-factores-importantes-fotografiar-con-poca-luz