miércoles, 21 de mayo de 2014

Mejorar en tu fotografía sin tocar la cámara



A veces, para mejorar en nuestra fotografía, podemos realizar ejercicios en los que no necesitamos tocar la cámara para nada. A veces necesitamos que se nos recuerde que debemos meditar un poco antes de lanzarnos a disparar con nuestra cámara.
vintage-wedding-photographer-paris-3
Hoy en día parece que tenemos prisa por todo y en el mundo de la fotografía parece que más. Que si disparar en modo ráfaga, que si estar siempre con la cámara en la mano (de cualquier tipo), que si soy el primero en compartir esta imagen... Buscamos tutoriales que nos expliquen de forma sencilla y rápida técnicas que necesitan dedicación y tiempo, viajamos por las web de fotografía buscando trucos para recrear aquellas fotografías que nos han impactado... Estas prisas y esta necesidad de agilizar cualquier proceso pueden hacer que nuestros resultados en fotografía se resientan. Desde tener mal configurada la cámara a tener un horizonte desnivelado o salir con todo el equipo fotográfico pero sin baterías. Sí, definitivamente, las prisas son malas consejeras, y, a veces es conveniente pararse, respirar hondo y relajarse un poco. Hoy vamos a ver cómo mejorar en tu fotografía sin tocar la cámara, algo más relacionado con el ritmo vertiginoso en el que vivimos hoy en día y en la búsqueda de buenos resultados muy rápido, que en las técnicas, equipos y ajustes de cámara.

Aprende a observar

Los grandes fotógrafos ven el mundo de forma diferente al resto, o eso parece. Y es que se fijan en detalles que otros no ven, observan el entorno y muestran lo que "todos" vemos de forma totalmente diferente. Esto no se puede enseñar en ningún tutorial, foro, clase de fotografía o taller. Cada uno tiene que descubrirlo y aprender a mirar, a pensar sobre lo que está mirando y a deducir y sacar conclusiones sobre lo que ve. Y para esto hay que detenerse, bajar la cámara, sentarse y, sencillamente, observar.
Podéis probar, simplemente a empezar a mirar para arriba cuando vayáis caminando por la calle, ya veréis cómo veis vuestro entorno de forma diferente.

Investigación

Los grandes fotógrafos suelen estar preparados para reaccionar y conseguir una gran fotografía en cualquier situación. A veces se le presenta la oportunidad y lo consiguen sin haberlo esperado, pero la mayor parte de las veces está todo planificado; no es simplemente estar en el lugar correcto en el momento adecuado, es prepararse e investigar para que las cosas no te pillen por sorpresa.
Por lo tanto, antes de irte a la sesión de fotos, investiga un poco a dónde vas a ir, qué te vas a encontrar, la posición del sol en ese lugar (para esto ya os hablamos en ALTFoto de apps específicas) y ve hasta allí, explóralo, muévete por el lugar y observa.

Analiza

Cuando tengas la localización elegida para tus fotografías, no tengas prisa. No vas a conseguir la gran foto a los 5 minutos de llegar (o por lo menos no es probable). Pasea, por el entorno, busca diferentes ángulos hasta encontrar el mejor, prueba diferentes tiros de cámara, estudia cómo va cambiando la luz a medida que pasa el tiempo. Si en lugar de 10 fotos en 5 minutos, hace una foto cada 5 minutos, podrás ver la diferencia en los resultados en esos 50 minutos que han pasado

La importancia del revelado

Revelar o editar tu fotografía es necesario para conseguir resultados profesionales. Por eso siempre recomiendo disparar en RAW y revelar con un software de edición. El proceso de edición de la imagen es una parte del proceso creativo, al igual que lo es la captura y es algo que hay que aprender. Pero hay que tener paciencia. Si acabas de empezar con los softwares de edición, te volverás loco moviendo deslizadores, probando ajustes automáticos, investigando el programa y sus posibilidades, hasta que, por fin, lo domines y consigas un resultado profesional y con un toque personal.

Aprende a encajar las críticas

Es una de las mejores formas de mejorar en fotografía. Los que mejor valoran tus fotos son aquellos a los que no te une ningún vínculo emocional. Enseñar fotos a amigos y familia está muy bien, que te sube el ego, pero es imparcial. Por lo tanto tendremos que salir de ese círculo y, hoy en día Internet es la mejor forma. Búscate una comunidad fotográfica interesante en alguna red social, web o foro. Un grupo donde te sientas cómodo, puedas subir tus fotos y recibas comentarios y críticas constructivas para mejorar. Te mostrarán lo mejor y lo peor de tu fotografía.
Como véis, el truco está en pararnos, sentarnos y pensar, observar y analizar... Y estudiar un poco la herramienta de edición que manejemos para conseguir grandes resultado. Así que no tengas prisa. Medita antes de disparar, como cuando coges tu cámara de película.
*A partir de un artículo de Light Stalking
Fuente: http://altfoto.com/2014/04/mejorar-tu-fotografia-sin-tocar-camara