martes, 5 de marzo de 2013

Métodos para disparar un flash externo fuera de la cámara

Así como aprender a disparar en manual es un paso enorme en el proceso de aprender a tomar fotografías, el hecho de utilizar luz externa - y en absoluto control del usuario - suele ser el segundo gran paso. El hecho de poder configurar la potencia y dirección de la luz produce que te vuelvas más consciente de lo que estas retratando ya que, en ultima instancia, siempre es la luz la materia prima de tus imágenes. Un flash externo, después de una DSLR y una lente de gran apertura, es lo que todos deberían adquirir.

Pero es sabido que las fotografías con el flash colocado en la zapata aburren y no tienen nada de creativo. La verdad, lo interesante, la posta - como se dice en mi país - es utilizar un flash externopor fuera de la cámara. A algunos metros, increíblemente cerca, más arriba o más abajo, pero fuera de la zapata. Eso es lo que realmente nos hace crecer como fotógrafos: la luz controlable no solo en su intensidad, sino también en su posición. Entonces, ¿que métodos existen para controlar el flash si este no esta colocado en la zapata? Repasemos las opciones disponibles.
Cable
La forma más sencilla, efectiva y barata. La conexión física entre el flash y la cámara - que no sea la zapata - permite no solo tener una efectividad del 100%, sino que es uno de los métodos que más resistencia al tiempo tienen. En ningún momento tu flash se va a disparar por error, o no va a disparar en el momento justo, ya que siempre tendrá un contacto con la cámara. Por unos pocos dolares puedes comprar metros y metros de cable para alejarte todo lo que necesites de este.
Su contra, claro esta, es que necesitas una conexión física entre ambos. A veces el cable puede ponerse en tu camino, a veces puede no ser lo suficientemente largo. Por otro lado, no todas las cámaras tienen soporte para conectores de flash. En ese caso deberás utilizar un conversor: uno va en tu cámara, el otro en el flash. Por suerte cuestandesde un dolar hasta diez.
Infrarrojo
Otra opción muy barata, pero no tan efectiva. Un emisor se coloca en la zapata de la cámara y otro en la del flash y a través de señales infrarrojas se comunican entre si para disparar en el momento indicado. Esto significa perder los sistemas de TTL o pre-enfoque (ya que el único contacto entre la cámara y el flash es la indicación de disparar) pero aun así puede ser útil.
Su mayor problema es que requieren una linea de visión directa. Esto quiere decir que si hay algo entre medio del transmisor o el receptor (o simplemente el flash esta detrás de la cámara) puede que la señal no sea recibida y no se produzca el disparo de luz. Incluso durante los días muy soleados, se pueden crear interferencias que bloqueen la señal del transmisor y no sea efectivo el funcionamiento.
Disparador optico
Al igual que las celdas infrarrojas, los disparadores ópticos funcionan sin cables pero con un sistema distinto: al detectar un fuerte cambio en la luminosidad del ambiente, hacen disparar el flash. Esto hace que el flash conectado se convierta en una unidad esclava que dispara justo después de que el flash principal lo hace.
Son extremadamente baratos y no necesitan más que una pieza (la que se conecta al flash). El mayor problema que tienen es que no se puede depender al 100% de su efectividad ya que puede que la celda no "vea" el flash principal o que cualquier otra luz que no venga de este lo haga disparar, perdiendo tiempo durante el reciclado. Ademas, claro está, necesitas un flash extra para hacer disparar la celda óptica. Generalmente el integrado a la cámara alcanza.
Inalámbrico
Se trata de la solución más efectiva, pero que más matices tiene. La conexión inalámbrica funciona exactamente como la versión infrarrojo, con un transmisor y un receptor, pero en su lugar utiliza señales de radio. Esto permite una mayor efectividad y ademas por más que haya obstáculos en el camino de la señal (o no haya un camino directo hacia ambos dispositivos) la señal llegará de todas formas.
Hay varias opciones. Existen transmisores de marca blanca por todo eBay cuya efectividad es algo mixta. Algunas personas alaban sus cualidades y hasta se hacen fanáticos de las marcas - Yongnuo y Cowboy Studio a la cabeza - mientras que otras simplemente defenestran a sus productos. Ciertamente no pueden ser usados de manera profesional porque seguramente algún disparo erróneo o involuntario tendrán, pero en el ámbito amateur siempre son bienvenidos.
Del otro lado existen los PocketWizard que son prácticamente el standard profesional. Son transmisores casi tan grandes como el flash mismo y operan en varias frecuencias e intensidades para permitir un alcance mayor o menor. Aseguran una efectividad del 100%, con 0 disparos erróneos y ademas una vida útil extremadamente larga. David Hobby, conocido por su blog Strobist, pudo disparar sus flashes vía PocketWizards, arriba de un helicóptero, a más de 250 metros de distancia.
Pero semejante calidad trae un inconveniente: su precio puede alcanzar hasta 3/4 del costo del flash.
Por ultimo, existe la solución ya integrada a la cámara. La mayoría de las cámaras actuales traen transmisores que se comunican con sus flashes, sin necesidad de ningún accesorio. Cabe aclarar, solo son compatibles con flashes del mismo fabricante.
Fotos: Matt Biddulph | Matt Scott
Fuente: http://altfoto.com/2013/02/metodos-para-disparar-un-flash-externo-fuera-de-la-camara