viernes, 5 de abril de 2013

Carta abierta de una modelo a los fotógrafos

La fotografía de modelos puede ser algo complicada no solamente para el fotógrafo, sino para el mismo modelo que tiene que estar del otro lado de la cámara. Por eso, nos llamó tanto la atención un post en Tumblr de la modelo Jen Brook, quien ha escrito una carta abierta a los fotógrafos del mundo tomando la perspectiva de su profesión, y dando algunos consejos sobre cómo trabajar con modelos para obtener los mejores resultados. Algunos son cuestionables, pero muchos de ellos dan una visión diferente sobre este tipo de trabajo.
Jen Brook
“Querido fotógrafo. Mi nombre es Modelo. Me encantaría que tomaras estas cosas en consideración antes de sacarme fotos, para obtener el mejor efecto para ambos”, comienza su carta Brook, donde además incluye ejemplos de cuáles son las mejores cosas para hacer, cómo romper el hielo, y fotografías donde se ve la clara diferencia que nos está contando en palabras. En ciertos casos, Brook se pone un poco pueril (pidiendo que el fotógrafo no dispare desde ciertos ángulos que la hacen ver “gorda”, aunque en definitiva está tratando de que ambos encuentren una forma de obtener buenas fotografías). Pero lo que muestra es una buena forma de obtenerconfianza y tranquilidad en las dos partes de la ecuación.
Lo primero que destaca Brook en su carta es la importancia de la charla entre fotógrafo y modelo. El trabajo, según ella, tiene que darse en un entorno divertido, donde los dos puedan estar relajados, riéndose. Pero hay una línea fundamental entre reírse de situaciones, y reírse de la modelo, algo que también puede suceder en el estudio. ¿Hacer caras graciosas mientras la modelo está en una situación incómoda? Para ella, no es nada divertido, así como no es divertido reírse a expensas de los demás.
Otro aspecto importante que destaca es la presencia de una maquilladora en escena. Esto es importante no solamente para que la toma salga bien, sino también, para Brook, para aumentar la confianza de la modelo. Además de la apariencia que ya de entrada es buena, o al menos, fuera del estándar normal o dentro de los cánones de belleza de la actualidad, el o la modelo no pueden maquillarse a sí mismos de la misma forma que podría una maquilladora.
También hace énfasis en la importancia de no romper la concentración de nadie. Así, la modelo puede comenzar con algunas poses simples y trilladas para probar la iluminación, y luego seguir con otro tipo de poses más complicadas. Es importante, de acuerdo con Jen Brook, mantener un flujo de trabajo que no se vea interrumpido cada dos por tres por momentos para chequear nuevamente la iluminación, mirar fotografías previamente tomadas, y más.
Hay otros consejos relacionados con subir la “confianza” de la modelo durante las tomas, con palabras alentadoras, instrucciones que demuestran que está yendo en el camino correcto, y hasta mostrar fotografías halagadoras que la hagan sentir (bueno, a los modelos masculinos también) que está yendo en el camino correcto. Pero también Brook se pone un poco más técnica y recomienda determinadas poses en determinados encuadres, tamaños de objetivos para retratos, en qué ángulo fotografías cuerpos completos para que luzcan con las proporciones correctas, y más.
La lista es detallada y seguramente viene de los años de experiencia de Jen Brook como modelo. La pueden leer completa aquí a través de Design Taxi (está en inglés) y en el Tumblr personal de Jen Brook.
Fuente: http://altfoto.com/2013/03/jen-brook-carta-fotografos