martes, 17 de septiembre de 2013

Usa los faroles del coche como fuente de iluminación en retratos

Una interesante técnica de iluminación compartida por Raymond Larose en PopPhoto nos llamó la atención. Se trata de iluminar al sujeto usando los faros delanteros del coche para obtener retratos dramáticos e intensos. Al menos, eso es lo que podemos ver de las fotografías de muestra enviadas por Larose, junto con una detallada descripción de su trabajo. A continuación, veremoscómo se puede reproducir esta técnica de iluminación con los faros de un auto.
headlight_photography_1
De acuerdo con Larose, el mejor momento para hacer esto es durante la noche, pero también puede funcionar durante el día siempre y cuando los rayos del sol no sean más fuertes que la luz emitida por los faros. Usando un ISO bajo y una apertura amplia, la escena puede mantenerse en condiciones oscuras. Por ejemplo, en la toma de la muchacha más arriba usó un ISO 160 (a veces lo lleva hasta 320) con una apertura entre f1.4 y f2 en el 99 por ciento de sus fotos.
Sobre el balance de blancos, hay que tener en consideración el color de la luz emitida por los faros, así como también otros factores externos como qué tan sucios están, el tipo de lámpara que usan, y hasta la humedad en el aire. Larose mantiene el balance de blancos automático y realiza algunos ajustes en la locación en caso de ser necesarios. Además, es importante notar que también depende del coche que tengamos, algunos tienen más de un par de faros delanteros. Algunas luces son más cálidas, otras más frías; dependerá de lo que tengamos pero nos da una buena oportunidad para experimentar.
Con las luces del faro, no se tiene mucha variación, así que la intensidad de la luz tendrá que ser ajustada de una forma curiosa: con la distancia. Si necesitamos que el sujeto del retrato esté más iluminado, movemos el auto más cerca. Si queremos que sea iluminado de una forma más sutil, alejamos el auto. La mayoría de los coches no pueden ser configurados para variar la intensidad de los haces de luz, por eso, la mejor forma de jugar con esto es a través de la distancia.
headlight_photography-2-600x464
Además, queda la cuestión importante de dónde posicionarnos mientras estamos a punto de sacar la fotografía. Si nos ubicamos en frente del auto, y no prestamos atención, corremos el riesgo de arruinar la toma a través de nuestra propia sombra. Sin embargo, si nos ubicamos precisamente en el medio de los faros, y dependiendo de las distancias, podemos ahorrarnos esto. También podemos jugar con los colores de las luces a través de packs de gel, teniendo en cuenta que nuestros faroles posiblemente sean más grandes que las fuentes de luz con las que trabajamos habitualmente.
Larose también menciona otros consejos prácticos sobre modificadores, y también sobre la ubicación de nuestro coche mientras fotografiamos (un lugar accesible, pero al mismo tiempo que pueda servir como descubrimiento). En la nota original pueden terminar de leer estos consejos, pero nos ha parecido muy interesante. ¿Se atreverían a jugar con esta técnica de iluminación?
Fuente: http://altfoto.com/2013/08/faroles-tecnica-de-iluminacion