lunes, 16 de diciembre de 2013

Fotografia de tormentas: ten esto en cuenta



Capturar imágenes de tormentas no es fácil. Aquí tenéis unos consejos para preparar vuestra sesión de fotografía de tormentas.
Jupiter_Mitch-Dobrowner
Fotografiar tormentas no es sencillo. Debemos ajustarnos al pronóstico meteorológico para poder "planificar" la sesión, pero, como es natural, los fenómenos meteorológicos pueden suponer condiciones climáticas complicadas, que no se cumplan las previsiones o que incluso estemos corriendo algún peligro. No siempre conseguiremos una sesión exitosa, pero, con paciencia y tiempo, se pueden conseguir buenas fotos de una tormenta eléctrica. Y nos centremos sólo en las tormentas eléctricas, que son efectistas si conseguimos capturar una lluvia de relámpagos, hay más tipos con los que podemos conseguir grandes imágenes. Veamos una serie de consejos para la fotografía de tormentas:

1. Vestir adecuadamente

Hay que estar preparado e ir vestido adecuadamente, esto es primordial (pero en cualquier faceta de la vida donde te expongas a climatologías adversas) y, a veces, hasta es bueno considerar llevar una muda.

2. Localización

Existen ciertos lugares por todo el mundo que son más susceptibles a determinados tipos de tormenta.Supervisar estas localizaciones es una buena forma de comenzar a planificar la sesión fotográfica. La planificación y búsqueda de una buena localización te ayudará a incrementar las posibilidades de que tu salida sea un éxito. Pueden ser paisajes urbanos, con siluetas de edificios o las luces de la ciudad expuestas a lluvias torrenciales, gente corriendo y resguardándose o localizaciones rurales de bosques inundados, campos cubiertos de nieve, el efecto del viento sobre las hojas... son muchas y diferentes opciones las que podemos buscar para conseguir grandes fotografías.

3. Cuándo hay tormentas

Hay épocas del año en las que es más usual que haya tormentas, por lo que habrá que estar atentos y preparar nuestras salidas para estos días: ropa, equipo, teléfono cargado para casos de emergencia.
En función de dónde estemos variará la época del año, por ejemplo en España suele haber tormentas eléctricas en verano y será cuando debamos estar más atentos si queremos capturarlas.

4. Equipo para la fotografía de tormenta

  • Trípode. Las condiciones de luz cambiantes asociadas a la tormento pueden hacer que pasemos de tener cielos claros y limpios a muy oscuros que sería imposible fotografiar si no tenemos alguna forma de estabilizar la cámara. No olvidemos, por lo tanto, llevar el trípode o cualquier otro sistema de estabilización. También puede ser posible que queramos hacer largas exposiciones que sí o sí necesitan trípode.
  • Impermeabilización para la cámara. Muchas veces, la tormenta va acompañada de grandes lluvias, así que debemos protegerlas por si acaso. Si nos queremos dedicar a este tipo de fotografía, habrá que invertir en un sistema de impermeabilización. Si nos pilla por sorpresa, podemos improvisar utilizando una bolsa de plástico, pero, en este caso, yo no escatimaría en gastos, no me gustaría que se me estropease el equipo.
  • Filtro polarizador y ND. Los cambios de luz hacen que tengamos que estar pendientes de los ajustes de exposición de la cámara. Utilizando filtros tendremos mayor flexibilidad con estos ajustes. También son útiles para exponer todas las áreas de la imagen correctamente en situaciones de iluminación complicadas. Los filtros polarizadores pueden utilizarse para aumentar el contraste entre la luz y las zonas más oscuras de las nubes.
  • Kit de limpieza. Vamos a necesitar un lit de limpieza, por lo menos un paño para limpiar las gotas de lluvia que se puedan caer en el objetivo. No utilices la mano, porque te quedará toda la grasa de los dedos y será peor que dejar la gota.

5. Paciencia

No te vayas del lugar donde estás haciendo las fotos hasta que esté todo tranquilo. Si quieres capturar imágenes de los cielos iluminados por los relámpagos, tendrás que estár durante la tormenta, aprovechando también para hacer fotos de esos cielos tan cambiantes. Pero no tengas prisa, porquedespués de la tormenta, el cielo se aclara y, a veces, puede salír algún que otro rayo de sol, incluso un bonito arco iris.
Foto de Mitch Dobrowner
Fuente: http://altfoto.com/2013/11/consejos-fotografia-tormentas