domingo, 22 de mayo de 2011

Las estrellas pequeñas y las estelas largas

5128802575 362e7ec650 b 400x225 Las estrellas pequeñas y las estelas largas

Tal como te habíamos dicho en nuestro articulo de los 7 consejos para la fotografía de estrellas, uno de ellos es aceptar el hecho de que el cielo se mueve. Esto suele ser una desventaja en ciertos aspectos, como al tomar imágenes de la luna, pero por otro lado puede ser una increíble opción a explorar y fotografiar.

Una cámara en modo bulbo acompañada de una larguísima exposición puede darte una muy buena imagen del movimiento circular de las estrellas. Cuanto mayor sea la exposición, mas largas serán las estelas de las estrellas. El limite es tu propia paciencia, sea un minuto, una hora o un día. Acompañado de un disparador remoto esta tarea es mas sencilla, ya que no requiere mantener el dedo en el disparador o estar limitado a los 30 segundos de exposición máxima que permiten las reflex actuales.

Pero estas exposiciones largas traen un problema aparejado: el sensor, al permanecer tanto tiempo recibiendo luz,produce ruido. Cuanto mas larga la exposición, mas ruido genera la imagen. El problema del ruido, mas allá de su condición estética, es que se presenta como pequeños puntos de color, por lo que no pasarían por estrellas debido a que están quietos y ademas de que usualmente son de color rojo, verde o azul. Sumado a todo esto, cuando se trata de exposiciones muy muy largas, suelen formarse manchas violáceas en las esquinas de la imagen debido al calor generado por el sensor. El resultado, una fotografía arruinada por las propias limitaciones de la rama digital.

La solución a este problema es el apilamiento de imágenes. De la misma manera que el focus stacking, al apilar varias imágenes vuelve innecesario el hecho de necesitar una sola toma muy larga, reemplazándola por varias tomas de menor duración. El truco consiste en realizar tomas de 10 o 30 segundos, dependiendo de la cantidad de ruido que presente tu cámara. Si quieres capturar una hora de movimiento, utilizando fotografías de 10 segundos de exposición, tendrás que realizar 360 disparos. Con semejante cantidad será necesario un intervalometro, el modo continuo o una increíble cantidad de paciencia.

El paso siguiente consiste en colocar todas las imágenes en una sola imagen con capas de Photoshop. Cada fotografía deberá ser colocada en la misma imagen, pero en capas distintas. Por ultimo, solo debes cambiar el modo de mezcla (blending mode) de todas las capas. El modo de mezcla, como su nombre indica, configura la forma por la cual las capas interactúan. Por ejemplo, puedes tener una foto blanco y negro, y sobre esa foto agregarle una capa con un gradiente. Al cambiar el modo de mezcla del gradiente, este podrá darle color a la imagen, cambiar su luminosidad o taparla completamente, dependiendo del modo elegido. En este caso, para fusionar el recorrido de las estrellas y crear un solo y constante movimiento, lo mas recomendable es el modo Trama (Screen) o Superponer (Overlay). Dependiendo de la luminosidad de tu toma, uno u otro te dará mejores resultados. Igualmente puedes probar todos los modos, tal vez haya alguno que aplique mejor a tu caso.

Foto: Dan Eckert – Fuente: http://altfoto.com/2011/05/las-estrellas-y-las-estelas

No hay comentarios:

Publicar un comentario