domingo, 25 de agosto de 2013

Mi primera visita a Formosa – La Ciudad

Al día siguiente de haber visitado la costanera correntina, seguí viaje hacia el norte, con destino a la capital de Formosa.

¿Que hay en Formosa? y ¿Qué no hay, que nadie dice “Venga a Formosa”?. La promoción turística sobre la ciudad o la provincia es prácticamente inexistente, al menos en Buenos Aires, y esto me intrigaba mucho, por lo que no podía dejar afuera este destino en mi periplo litoraleño.

¿Acaso Formosa sería sólo una minimalista posta entre nuestro país y nuestros vecinos Paraguayos? Quien sabe… Nadie que conozca fue, o tuvo interés en ir, así que tendría que evidentemente vivirlo en persona.

Y la magia se hizo sentir desde el arribo. La estación es una galería a cielo abierto, con espacios verdes y muy bien mantenida, muy linda por cierto, sobre todo comparándola con el galpón que parece la incómoda terminal de resistencia, de donde venía.

La pequeña ciudad, ni bien empecé a caminarla, me recibió como con una sonrisa. Verde, amplia y de poco tránsito y aire puro. Casi un pueblito. Ordenada, alegre, florida, cálida y pequeña. Así es Formosa. Una sorpresa, y nuevamente, una vista absolutamente opuesta a Resistencia.

El mediodía de ese miércoles, (día hábil y en pleno ciclo lectivo), me recibió en la plaza principal del centro con un silencio “De siesta”. Increible.

Tan increíble como recorrer el centro comercial o los barrios residenciales, y disfrutar de sus impresionantes casonas que descansan en su trazado perfecto, sin dejar de asombrarse por los autazos importados que circulan mansamente por sus seguras calles. Y digo seguras, porque además de ser una ciudad muy pequeña, principalmente en su boulevard central y costanera, nos vamos a encontrar con una fuerte presencia policial.

Así es Formosa. Una experiencia muy difícil de olvidar.

La visita valió la pena, aunque la residencia tanto en alojamiento como en oferta gastronómica, fueron los mas caros de todo el litoral. No hay hostels y los hoteles son de buena categoría, pero están bien céntricos, lo que hace aprovechar muy bien la breve estadía con la que uno puede recorrer muy bien cada punto de la ciudad. Volviendo a las comidas, las porciones suelen ser muy abundantes, casi para compartir, y de mucha calidad. Las perlitas imperdibles son, claro, las empanadas de yacaré.

En esta primera entrega de fotos de Formosa, les traigo un pequeño paseo por la ciudad…


Hacé click sobre las fotos para verlas mas grandes.
También podés verlas directamente desde Picasa

...La semana que viene, recorremos con todo detalle, su plaza principal, y, la impresionante costanera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario