domingo, 18 de febrero de 2018

Naturaleza Riojana: La Pampa de La Viuda y El Parque de Los Dinosaurios

La semana pasada, comenzamos a alejarnos de la capital riojana, hacia el norte, disfrutando del cercano Dique los Sauces y sus alrededores. Hoy, continuamos viaje por la Ruta 75, para internarnos en dos de sus cercanos destinos imperdibles: El Parque de los Dinosaurios y La Pampa de La Viuda.

Comenzamos en El Parque de Dinosaurios: Éste se encuentra en Sanagasta, a unos 30 KM de la capital riojana, y es uno de los atractivos turísticos más nuevos de La Rioja, pero no por eso, menos espectacular que sus hermanos mayores. El parque se encuentra emplazado en un valle de fantásticas rocas rojas, formado en el cretácico, hace más de 100 millones de años, siendo hermano por su origen y edad a un lugar amigo de esta casa: El Parque Nacional Sierras de las Quijadas, en San Luis.

El parque fue creado con el objetivo de investigar y recrear la vida de los dinosaurios de ese período geológico. Su importancia radica en que se descubrió que esta era una zona de nidificación de dinosaurios. Aquí, los investigadores descubrieron decenas de nidos de dinosaurios con centenares de huevos. Se trata de un descubrimiento único en su tipo que abrió nuevas líneas de investigaciones en paleontología.


Sebastián Pérez Parry es guía y responsable del grupo de paleoartistas que trabajó en la creación de las réplicas. Con él recorrimos el parque. Nos explicó que la zona por la que caminamos habría sido elegida por los dinosaurios para nidificar porque se trata de una zona de hidro termalismo (especie de grandes pantanos de agua caliente). Los investigadores sostienen que las condiciones ambientales y la temperatura más elevada del suelo habrían contribuido con la incubación natural de los huevos.

Hoy día el Parque de Dinosaurios tiene dos circuitos habilitados: Valle Rojo, de 2KM, y Nidos de Libertad, de 3KM de extensión.


Los dos se hacen con guía y no tienen dificultad más que el de la caminata al sol: En el primero, aprendemos sobre las especies que moraron la zona, de las cuales hay réplicas en sitios a tamaño real. En el segundo, llegamos hasta uno de los auténticos nidos de huevos de dinosaurios que les comentaba anteriormente. Una experiencia absolutamente fuera de serie.


En el futuro cercano, el Parque de Dinosaurios de Sanagasta planea habilitar más circuitos, de diferentes distancias y dificultades, e incluso paseos nocturnos (¡Esto debe ser algo fantástico!).

Como siempre recomiendo ante las caminatas de mucho calor, recomiendo siempre llevar: Ropa clara y fresca, abundante agua (Ideal camelback para evitar parar para hidratarnos), gafas de sol, sombrero, protector solar y calzado apropiado. No está de más cargar algunas frutas, porque si bien en las instalaciones se dispone de baño, hay también una confitería pero que podría estar cerrada cuando la visiten ustedes también.


En el siguiente álbum van a ver algunas postales que traje de ambos circuitos:




El segundo destino de esta parte del viaje, lo encontramos en Pampa de la Viuda.

El cordón montañoso de Velazco, se extiende de norte a sur, separando la capital de la provincia, de la bella y turística ciudad de Chilecito. En 1999 se inició una importante obra vial para unir estas localidades, y que, a pesar de estar su finalización proyectada para 2003, quedó trunca, llegando con una ruta de montaña hasta la Pampa de la Viuda.

Dos rutas nacionales corren a cada lado del Cordón de Velazco: Sobre el este, la Ruta 75 que pasa por todo el denominado Corredor de la Costa, y sobre el oeste, la mítica Ruta 40. Sin el camino proyectado, la vuelta a dar para unir la capital riojana con chilecito es de 200KM, pero con esta obra, se reduciría a 100.

Finalmente parte del camino fue inaugurado en marzo de 2007, pero éste es solo un tramo de 18 kilómetros de longitud, que aunque está perfectamente pavimentado, muere en la ladera de una montaña.

Luego puede seguirse por un tramo más, un camino de tierra, que nos lleva por medio del valle de Pampa de la Viuda a la zona del rio. Acá hay que circular con precaución, ya que el camino suele interrumpirse por grietas durante las lluvias, y también por la presencia de animales.

De todas formas, y aunque a uno le encataría seguir por el, (por ahora), inexistente camino, llegar y disfrutar no solo vale la pena, sino que como les digo, quedan esas ganas de más que ni les cuento!

En el álbum que sigue, algunas vistas que traje del camino de acceso y Pampa de la Viuda :)



La semana que viene, continuamos viaje desde acá y hacia el norte, con la primera parte del recorrido por La Costa Riojana, entre Villa Bustos y Chuquis.

domingo, 11 de febrero de 2018

Naturaleza Riojana: El Dique los Sauces y sus alrededores

Dejamos atrás la capital riojana, habiéndonos despedido de ella desde sus Plazas y Los Parques, pero como toda despedida, los espacios verdes urbanos también nos sirvieron a modo de pequeño preámbulo de lo que se viene… A partir de hoy, comenzaremos a disfrutar de los destinos naturales del interior de La Rioja.

Comenzaremos a alejarnos de la ciudad por la Ruta 75, haciendo una primera parada en Las Padercitas: De significante valor histórico-cultural, éste conjunto de ruinas de barro que data de 1630, se conserva tras una construcción de muros de piedra. Junto a ellas persiste un inmenso templo desde el cual San Francisco Solano, habría logrado dominar a un grupo de indígenas decidido a destruir la ciudad.

Las Padercitas fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1942, y en el lugar también se puede visitar el monumento al Tinkunako: Esta imponente obra del Escultor Mario Aciar, realizada en 1993, está construida por 2 grandes piedras con petroglifos y estelas narrativas. Ente sus simbolismos mas significativos, encontramos que la piedra del Este simboliza a España, mientras que la del Oeste a la América India. Entre ambas hay un espacio común y apretado, que no impide la unión definitiva en la parte superior del Monumento.

En todas las caras del monumento se hallan pensamientos de escritores, poetas y personajes celebres. Cada uno de ellos se ha grabado en la piedra con escritura inversa. Así, se transforman en una fórmula críptica, que acercan al público mediante un esfuerzo incorporativo, haciéndolo participe de la obra.

Retomando la 75, bordeamos Cochangasta, el barrio residencial de la capital provincial. Mas adelante, pasando por una serie de pequeños pueblitos que descansan en la base de la quebrada de Los Sauces, llegamos al túnel que al poco, nos deja en nuestra segundo gran destino: El Dique de Los Sauces.

Rodeado de cerros que ofrecen magníficas vistas panorámicas, el dique es un verdadero paraíso para ir a pasar el día. En la se emplazan el Club de Pesca, el Club Náutico de La Rioja y el Camping Municipal, que cuentan con zonas para acampar, asadores, piletas y sanitarios, así como balnearios habilitados en verano, para la realización de deportes náuticos.

El último destino de este trayecto, lo encontraremos continuando hacia el norte, también por la ruta 75, y será un mirador desde el cual podremos apreciar toda la región de Villa Bustos y sus alrededores. Desde acá, tendremos varias opciones para seguir, las cuales poco a poco voy a ir mostrándoles en las próximas entregas.



La semana que viene, y antes de comenzar un hermoso recorrido por la Costa Riojana, visitaremos La Pampa de La Viuda, y, El Parque de Los Dinosaurios

domingo, 4 de febrero de 2018

Caminando por La Rioja – Las Plazas y Los Parques

En nuestra entrega anterior, nos acercamos a Los Detalles de la capital riojana. Hoy, terminamos de reconocer sus generalidades, desde el último aspecto que nos faltaba conocer: La vida en las plazas, parques y espacios al aire libre de la ciudad.

Llegando en ómnibus, La Rioja nos recibe desde su baja periferia, cercana a su exponente recreativo urbano mas grande: Al pié del cerro de la Cruz, descansa El Parque de la Ciudad.

Aquí, tendremos la posibilidad de realizar grandes recorridos a pie o en bicicleta, descansar, o realizar actividades aeróbicas. No hace falta ir demasiado preparado para disfrutarlo, ya que el predio cuenta con instalaciones básicas de expendio de comidas al paso y bebidas, así como sanitarios. Además aquí se pueden disfrutar de algunas peculiares atracciones: El auditorio Super Domo, una hélice de generador eólico, (Como las que funcionan en el Parque Eólico de Arauco, a la fecha, el mas grande de Argentina), y un lago artificial. En el parque funcionan también algunas dependencias administrativas.

Volviendo a la ciudad, pasamos por el gran Monumento al Chacho Peñaloza, y al cabo de algunas cuadras, el arco de la ciudad nos recibe, como con los brazos abiertos, desde su acceso principal.

El centro cívico se emplaza en distribución clásica, en torno a la plaza 25 de Mayo, y si bien ésta es la mas grande, no podemos dejar de disfrutar de algunos otros espacios entre el trazado urbano, como el contiguo pequeño paseo peatonal que ofrece la calle Buenos Aires, la plazoleta de la municipalidad, la plaza 9 de Julio, o la plaza Juan Facundo Quiroga.

Ya en la periferia, podemos según el punto cardinal a donde hayamos elegido dirigirnos, disfrutar de las recicladas instalaciones de la vieja estación de trenes, en donde funcionan centros culturales y escuelas de arte, o bien, un paseo por la rivera del Rio Tajamar.

Por todo esto, vamos! A buscar la ropa deportiva, que La Rioja tiene mucho para ofrecer a quien quiera pasearla, pero eso si, no se olviden el agua, el gorro, y el protector solar, porque el calor, se hace sentir y mucho.



La próxima semana, comenzamos a alejarnos de la ciudad, disfrutando de los primeros destinos que ofrece la Ruta 75: Las Padrecitas, El Dique de Los Sauces, y Villa Bustos