domingo, 5 de mayo de 2013

Mi visita a Bahía Blanca – La Ciudad


Aproveché el fin de semana largo de carnaval 2013, para hacer una mini recorrida por la parte sur de la provincia de Buenos Aires.

No es que por la fecha hubiera elegido el destino. No estaba interesado en ver comparsas ni festejos, sino, en conocer las ciudades de Bahía Blanca, Quequén, y de paso, en volver a mi querida Necochea.

Mi primer destino fué Bahía Blanca, y es por esa ciudad que arranco el recorrido fotográfico que les voy a presentar a partir de hoy.

El primer album, es para mostrarles la ciudad. Desde los barrios periféricos cercanos a la terminal de ómnibos hasta el centro, pasando por el Boulevard de la Avenida Alem, que une el Parque de Mayo con el Teatro Municipal.

La ciudad me recordó en parte a La Plata, encontrando una característica que me llamó la atención: Sobre la Avenida Alem, suele verse en muchas residencias, al frente de la vivienda, pero como parte de ésta, emprendimientos familiares tanto en oficinas con oferta de servicios (Como estudios desde contables hasta legales), hasta de casas de venta de los mas variados artículos, como ropa, accesorios, y hasta comestibles.

Ojo, lo llamativo, es que no se trata de un local que cubre todo el frente de la casa, sino, de algo mas espontáneo. Una habitación o garaje, convertidos en esta fuente de ingresos, pero puestos como se debe, con vidriera, carteles y todo lo que requiere un local comercial a la calle, que nada tiene que envidiarles a los que populan el centro comercial propiamente dicho. Muy lindo.

El clima en Bahía Blanca por lo general es bastante caluroso, y no hay playa. Es un lindo lugar para pasar un par de días, con una acertada oferta gastronómica.

Recomiendo conocer esta importante ciudad Argentina, que con su puerto y sus amplios tendidos férreos, actúa de nexo entre el mar y la tierra.


Hacé click sobre las fotos para verlas mas grandes.
También podés verlas directamente desde Picasa

La semana que viene, los acerco a algunos detalles arquitectónicos. Hasta entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario