domingo, 15 de noviembre de 2015

Paseando por Corrientes – Descubriendo Santa Ana de Los Guácaras

Luego de recorrer la capital correntina, y tras un suculento almuerzo en Resistencia (Como estaba cerca, volví a una de mis fondas favoritas del lugar), hice una visita a la pequeña localidad de Santa Ana de los Guácaras, la cual se ubica a unos 15 KM de Corrientes capital, en el departamento de San Cosme.

Santa Ana de Los Guácaras, fue fundada alrededor de 1621, como una reducción gobernada por los frailes franciscanos que se pobló con nativos guácaras. En la población se asentaron parte de los nativos que pudieron huir de la destrucción de Concepción de Buena Esperanza. Hoy desaparecidos (aunque hubo mestizaje), entre los pocos rastros que se conservan de su cultura están las tallas elaboradas para la iglesia de Santa Ana, construida en 1771.

La iglesia fue destruida en diciembre de 1821, en una invasión paraguaya ordenada por Gaspar Rodríguez de Francia, en la que tropas al mando del comandante de Itapúa, Norberto Ortellado, derrotaron al cacique guaraní, Nicolás Aripí, en la última batalla librada por un ejército íntegramente conformado por nativos guaraníes. Reconstruido el pueblo, fue remodelada entre 1889 y 1891, y declarado Monumento Histórico Nacional.

Santa Ana fue residencia del naturalista francés Aimé Bonpland, cuando éste se afincó en Corrientes, invitado por el gobernador Pedro Ferré a dirigir el Museo de Historia Natural de la ciudad. Una anécdota cuenta que en una visita a nuestro país, el cantante Freddie Mercury paró a cambiar un neumático en la ruta provincial 43, y desde entonces, se conoce a esa ruta como "Ruta Freddie Mercury."

El año 2013 fue un año histórico para el pueblo puesto que ese mismo año salieron a la luz las dos primeras obras literarias de la localidad: Guácaras Tierra de Duendes de José Facundo Alarcón; y Sortilegio de una Luna cuando pasa por mi Pueblo, de Argentino Amilcar Zacarías.

El pequeño y tranquilo pueblo, conserva gran parte de su patrimonio histórico muy bien conservado, aunque es inevitable que las reformas que llevan y llevarán a cabo en función de “modernizar” ciertas áreas, como las plazas, le quiten cierto encanto que podría haberse mantenido. De todas formas, y mientras aún rastros del pasado sigan manteniéndose en pie, será mi recomendación para todos ustedes, la visita a este punto que pasa casi desapercibido entre los destinos Correntinos a descubrir.

Hacé click sobre las fotos para verlas mas grandes.
También podés verlas directamente desde Picasa.

La semana que viene, continuamos el paseo mesopotámico, con rumbo a Misiones. Posadas, nos espera!





No hay comentarios:

Publicar un comentario