domingo, 30 de octubre de 2016

Transitando por Cutral Có

Antes de volver a subirme a un colectivo, tomé la ruta en dirección al Oeste, dejando atrás Plaza Huincul. La distancia entre ambas es tan pequeña que no solo puede cubrirse a pié sin mucho esfuerzo, sino que también, y en un punto gracias al crecimiento de ambas localidades, las dos se conjugan prácticamente en una misma.

El nombre de la petrolera ciudad de Cutral Có, deriva del mapudungún: Agua de fuego. La localidad es la segunda ciudad con más población de la provincia, ubicada a la vera de la ruta nacional 22, a 109km de la Ciudad de Neuquén. Junto a su vecina Plaza Huincul, forma un único aglomerado urbano, que se denomina Cutral Có - Plaza Huincul.

El origen del asentamiento se remonta a cuando La Laguna Colorada era el único lugar con una fuente natural de agua, y con ciertas condiciones de potabilidad. Un verdadero oasis en el desierto sin dudas. Ésta está ubicada a 9 km de Campamento Uno y a unos 11 y 13 respectivamente de las actuales Plaza Huincul y Cutral Co.

Este lugar es importante por el hecho de ofrecer agua a los empleados de las primeras compañías petroleras asentadas en el lugar, como Y.P.F., Standard Oil, Sol y Astra. Conformando los primeros asentamientos poblacionales no sólo los trabajadores de dichas industrias, sino también sus familias.
A pesar de ser la industria petrolera la base de la economía en Cutral Có, y al igual que observé en Neuquén y mas tarde en Plaza Huincul, las realidades que se viven y que conviven son muy desparejas, si bien los barrios tienen acá un tono menos lúgubre y hasta mas pintoresco que en su localidad vecina.



La semana que viene, completamos esta etapa de viaje por las localidades del centro de Neuquén, desde Zapala. Hasta entonces!

No hay comentarios:

Publicar un comentario