domingo, 18 de febrero de 2018

Naturaleza Riojana: La Pampa de La Viuda y El Parque de Los Dinosaurios

La semana pasada, comenzamos a alejarnos de la capital riojana, hacia el norte, disfrutando del cercano Dique los Sauces y sus alrededores. Hoy, continuamos viaje por la Ruta 75, para internarnos en dos de sus cercanos destinos imperdibles: El Parque de los Dinosaurios y La Pampa de La Viuda.

Comenzamos en El Parque de Dinosaurios: Éste se encuentra en Sanagasta, a unos 30 KM de la capital riojana, y es uno de los atractivos turísticos más nuevos de La Rioja, pero no por eso, menos espectacular que sus hermanos mayores. El parque se encuentra emplazado en un valle de fantásticas rocas rojas, formado en el cretácico, hace más de 100 millones de años, siendo hermano por su origen y edad a un lugar amigo de esta casa: El Parque Nacional Sierras de las Quijadas, en San Luis.

El parque fue creado con el objetivo de investigar y recrear la vida de los dinosaurios de ese período geológico. Su importancia radica en que se descubrió que esta era una zona de nidificación de dinosaurios. Aquí, los investigadores descubrieron decenas de nidos de dinosaurios con centenares de huevos. Se trata de un descubrimiento único en su tipo que abrió nuevas líneas de investigaciones en paleontología.


Sebastián Pérez Parry es guía y responsable del grupo de paleoartistas que trabajó en la creación de las réplicas. Con él recorrimos el parque. Nos explicó que la zona por la que caminamos habría sido elegida por los dinosaurios para nidificar porque se trata de una zona de hidro termalismo (especie de grandes pantanos de agua caliente). Los investigadores sostienen que las condiciones ambientales y la temperatura más elevada del suelo habrían contribuido con la incubación natural de los huevos.

Hoy día el Parque de Dinosaurios tiene dos circuitos habilitados: Valle Rojo, de 2KM, y Nidos de Libertad, de 3KM de extensión.


Los dos se hacen con guía y no tienen dificultad más que el de la caminata al sol: En el primero, aprendemos sobre las especies que moraron la zona, de las cuales hay réplicas en sitios a tamaño real. En el segundo, llegamos hasta uno de los auténticos nidos de huevos de dinosaurios que les comentaba anteriormente. Una experiencia absolutamente fuera de serie.


En el futuro cercano, el Parque de Dinosaurios de Sanagasta planea habilitar más circuitos, de diferentes distancias y dificultades, e incluso paseos nocturnos (¡Esto debe ser algo fantástico!).

Como siempre recomiendo ante las caminatas de mucho calor, recomiendo siempre llevar: Ropa clara y fresca, abundante agua (Ideal camelback para evitar parar para hidratarnos), gafas de sol, sombrero, protector solar y calzado apropiado. No está de más cargar algunas frutas, porque si bien en las instalaciones se dispone de baño, hay también una confitería pero que podría estar cerrada cuando la visiten ustedes también.


En el siguiente álbum van a ver algunas postales que traje de ambos circuitos:




El segundo destino de esta parte del viaje, lo encontramos en Pampa de la Viuda.

El cordón montañoso de Velazco, se extiende de norte a sur, separando la capital de la provincia, de la bella y turística ciudad de Chilecito. En 1999 se inició una importante obra vial para unir estas localidades, y que, a pesar de estar su finalización proyectada para 2003, quedó trunca, llegando con una ruta de montaña hasta la Pampa de la Viuda.

Dos rutas nacionales corren a cada lado del Cordón de Velazco: Sobre el este, la Ruta 75 que pasa por todo el denominado Corredor de la Costa, y sobre el oeste, la mítica Ruta 40. Sin el camino proyectado, la vuelta a dar para unir la capital riojana con chilecito es de 200KM, pero con esta obra, se reduciría a 100.

Finalmente parte del camino fue inaugurado en marzo de 2007, pero éste es solo un tramo de 18 kilómetros de longitud, que aunque está perfectamente pavimentado, muere en la ladera de una montaña.

Luego puede seguirse por un tramo más, un camino de tierra, que nos lleva por medio del valle de Pampa de la Viuda a la zona del rio. Acá hay que circular con precaución, ya que el camino suele interrumpirse por grietas durante las lluvias, y también por la presencia de animales.

De todas formas, y aunque a uno le encataría seguir por el, (por ahora), inexistente camino, llegar y disfrutar no solo vale la pena, sino que como les digo, quedan esas ganas de más que ni les cuento!

En el álbum que sigue, algunas vistas que traje del camino de acceso y Pampa de la Viuda :)



La semana que viene, continuamos viaje desde acá y hacia el norte, con la primera parte del recorrido por La Costa Riojana, entre Villa Bustos y Chuquis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario