domingo, 23 de enero de 2011

5 de los mejores músicos discapacitados

robertwyatt

¿Quién dijo que perder un brazo es un impedimento para tocar la batería? ¿o que perder un par de dedos significa obligatoriamente el final de tu carrera como guitarrista? Aquí, una lista de personas que aún dificultades físicas hicieron música más pulenta de la que nosotros podremos hacer jamás.
En esta lista no incluimos a ningún ciego por la simple razón de que habrían acaparado toda la lista. Preferimos cortar por lo sano e incluirlos en otra que será publicada pronto.

Brian Wilson

Brian Wilson

El espectacular e importantísimo compositor de los Beach Boys, el gran Brian Wilson, es sordelli de un oído, específicamente del derecho. No escucha prácticamente nada por esa oreja, pero es que nada narinas. Eso sin contar que es esquizofrénico y bipolar. Aún así, logró roquear el mundo con grandes canciones, algunas de ellas, de las mejores que jamás se han inventado.

Rick Allen

rick allen

Ser baterista y perder un brazo no puede ser mas penca. Aunque creo que en realidad para cualquiera debe ser una mierda perder un brazo. En fin, la cosa es que Rick Allen, uno de los varios bateristas que tuvo Def Leppard, en 1980 perdió su brazo en un accidente automovilístico. Pero eso jamás lo detuvo, y gracias a un complejo sistema imposible de explicar, pudo continuar tocando en su banda penca. En mi opinión, sus composiciones baterísticas son súper fomes y aunque suene pesado, es la obvia realidad: creo que tiene directa relación con el hecho de que sea manco y que, a diferencia de los demás músicos de esta lista, se encargó todo el tiempo en decir “¡yo también puedo!” en vez de dedicarse a hacer lo suyo.

Robert Wyatt

robert_wyatt

El vocalista y baterista de la espectaculars banda británica Soft Machine estaba de lo mejor, musicalmente hablando, antes de su accidente. Recién había dejado la banda para formar otra que se llamaba casi igual pero en francés, cuando, en un carretón, se cayó del tercer piso, se rompió la columna y quedo paralítico. Así de simple. Dejó la batería por un tiempo, pero después la retomó, aunque sin usar los pedales y en un estilo más piola. Pero lo principal que salvó a Wyatt, que lo transformó en leyenda y que le permitió compartir trabajo con gente tan copada como Fred Frith, Brian Eno, entre muchos otros, es que era un musicazo de tomo y lomo, y además, de yapa, sabía cantar, aplicarle los teclados y a la trompeta. Pese a que su accidente lo obligó a cambiar el curso de su carrera (que continuó de forma sensacional), es más bien uno de los miles de sucesos que podrían haberle ocurrido, pero que habrían dirigido a Robert al mismo final, al de un artista pulento.

Tony Iommi

Tony Iommi

Ya, éste es entero de choro. El famoso guitarrista de Black Sabbath es un discapacitado con licencia para roquear. Cuando era chico y trabajaba en una fábrica con metales, planchas pesadas y maquinas del infierno, Tony sufrió un doloroso accidente: perdió las puntitas de dos dedos de la mano derecha. Pensó en dejar la música, pero no, prefirió adaptar su manopla y seguir tocando: usa unas gomitas en los dedos, cambió las cuerdas de la guitarra por unas más blandas y afinó la guitarra un tono y medio más grave. El resultado: se transformó en uno de los guitarristas más influyentes del rocs. Un pulentoso profesional.

Django Reinhardt

django reinhardt

Ah! Pero el ánimo de Tony no provino de la nada. El tuvo una inspiración para seguir tocando, y esa inspiración era Django Reinhardt. Este es el más bacanoso de todos porque se transformó en un gran e influyente guitarrista con solo dos dedos en su mano izquierda, que por si no lo saben, en el caso de los guitarristas diestros, la mano izquierda es la que digita las cuerdas y forma los acordes. Perdió los dedos en un incendio (en realidad no los perdió, siguieron ahí, pero ya no servían), y estuvo a punto de perder además la pierna. Pero a Django jamás le importó un pepino y siguió tocando igual. Evidentemente, no podía hacer lo mismo que los demás guitarristas, pero es bien sabido que muchas veces las limitaciones lo obligan a uno a buscar soluciones que resultan ser novedosas y grandiosas. Éste fue el caso de Django. Su limitación lo obligaba a ser incluso más innovador de lo que ya era, y subrayo la frase “que ya era”, por que la cosa tampoco es cortarse los dedos pa ser original, en primer lugar siempre va a estar el talentors y la capacidad de los autores, el resto, es un obstáculo o un plus, pero secundarios. Es el sincero mensaje de Brontobeats. Ñe.

Fuente: http://www.brontobeats.com/2010/02/5-pulentos-musicos-discapacitados/

No hay comentarios:

Publicar un comentario